Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Estos son algunos de los riesgos de las ETS

Estos son algunos de los riesgos de las ETS

ESPECIALES
Actualizado 18/11/2019 10:23

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la principal causa de las enfermedades de transmisión sexual, es la falta de uso de un condón

Por lo que, si eres una persona sexualmente activa, el condón es el único método anticonceptivo capaz de reducir el riesgo de contagio de ETS. Lo puedes adquirir en cualquier supermercado o farmacia y lo recomendable es optar por una marca de calidad, como Durex, una marca que además recalca la importancia de cómo ponerse un condón correctamente y de la necesidad de su uso para disminuir el riesgo de contagiarse de una ETS.

Además, es muy simple ponérselo. Tan solo unos segundos pueden cambiar tu vida.

¿Qué son?

Las enfermedades de transmisión sexual son aquellas que se transmiten por contacto sexual, que es causado por microorganismos que sobreviven en la piel o en las áreas genitales, o transmitido a través de semen, secreciones vaginales o sangre durante el coito. Debido a que las áreas genitales proporcionan un ambiente húmedo y cálido, lo que es especialmente propicio para la aparición de bacterias, virus y parásitos, muchas enfermedades pueden transmitirse de esta manera.

¿Cómo se contagian?

Las enfermedades de transmisión sexual se pueden contagiar de una persona a otra por contacto con los genitales, la boca, el recto o los fluidos corporales como el semen, el flujo vaginal o la sangre. Cualquier persona que tenga contacto sexual (ya sea sexo vaginal, anal u oral) con otra persona sin protección, puede ser contagiada por una ETS. A veces estas enfermedades no causan síntomas, pero incluso aunque no lo veas, tu salud puede estar en grave riesgo.

También se puede transmitir de la madre al hijo durante el parto o el embarazo. O incluso a través de una transfusión sanguínea y trasplante de tejidos. La sífilis, el SIDA, la Hepatitis B y el cáncer cervicouterino, entre otras, son algunas enfermedades de transmisión sexual.

Hay que tener cuidado también con los juguetes sexuales usados durante el acto sexual porque también se puede contagiar si se comparte el uso. Igualmente de peligroso es la utilización de jeringuillas.

Factores de riesgo de contraer una ETS

Cualquier persona que sea sexualmente activa se arriesga a exponerse a una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Es importante saber que algunas ETS producen daños irreversibles como infertilidad, la aparición de úlceras genitales e incluso cáncer de cuello uterino. La Hepatitis B también puede producir daños irreversibles en el hígado. Por ello, la prevención es clave. Los factores que pueden aumentar ese riesgo son los siguientes.

  • Tener relaciones sexuales sin protección. La penetración ya sea vaginal o anal de una pareja infectada que no usa un condón de látex aumenta significativamente el riesgo de contraer una ETS. El uso inadecuado de condones también puede aumentar su riesgo.
  • El contacto sexual con múltiples parejas. Con cuantas más personas tengas contacto sexual, mayor será tu riesgo.
  • Tener antecedentes de ETS. Tener una ETS hace que sea mucho más fácil que otra ETS se arraigue.
  • Embarazo o parto. Tener una ETS durante el embarazo puede dañar al feto. La gonorrea y la clamidia pueden causar problemas de salud en el bebé, desde infecciones oculares hasta neumonía. La sífilis puede causar aborto espontáneo o muerte fetal. Además, la infección por VIH puede pasar a un bebé durante un parto vaginal.
  • Mayor riesgo de contraer VIH. El VIH o virus de inmunodeficiencia adquirida es un virus que va destruyendo lentamente las células de nuestro sistema inmunológico, lo que hace aumentar la posibilidad de que nos contagiemos de otras enfermedades e infecciones que con el tiempo, puede ser irreversible y acabar con nuestra vida.
  • Drogas inyectables. El uso compartido de agujas propaga muchas infecciones graves, como VIH, hepatitis B y hepatitis C.

Consejos para prevenir las ETS

La OMS recomienda tener relaciones sexuales seguras mediante el uso de condón, así como revisiones periódicas de tu organismo.

No tengas relaciones con personas con úlceras genitales, secreción, sarpullidos u otros síntomas. Una forma de disminuir el riesgo es teniendo relaciones sexuales entre tú y tu pareja solamente, y además os habéis hecho la prueba recientemente. De lo contrario, debes hacer lo indicado a continuación.

  • Usar condones cada vez que tenga relaciones sexuales y no reutilizarlos. Los condones son muy efectivos si se usan adecuadamente. Aprende a usar los condones correctamente.
  • Evita compartir ropa interior o toallas.
  • Usa barreras de látex para protegerte de infecciones y virus durante el sexo oral.
  • Lávate antes y después de la relación sexual.
  • Vacúnate contra el virus del papiloma humano y la Hepatitis B.
  • Hazte la prueba del VIH, así como chequeos periódicos de ETS.

Hay que tener cuidado con las enfermedades de transmisión sexual, ya que están a la orden del día según la Organización Mundial de la Salud. Estas se pueden prevenir si prestas atención a los consejos proporcionados en este artículo.

Comentarios...