Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

El ganadero Adolfo Martín Escudero estrella de los premios taurinos de Soria

Comedor
Actualizado 21/10/2013 12:26:49
José Luis Chaín

La jornada taurina vivida este fin de semana en la ciudad de los poetas, Soria, fue para enmarcar. El día se abrió de capa, donde los valientes se la juegan y los bravos por su juego dibujan sus nombre, en azulejo, para la historia.

Recogió el sábado 19 de octubre tres galardones, amén de sendos regalos, junto a los novilleros sin caballos, que recibieron los suyos, Juan Torres, mañico de Zaragoza, tierra que queremos y nos quiere, y Pablo Aguado, de la Sevilla que nos liga de Dueñas al Espino y cuyo perfume nos embriaga; asimismo, una representación del matador de toros Iván Fandiño, encarnada en Marisa Sales, puesto que el diestro de Orduña se encuentra en México pero quien, de corazón y espíritu, quiso y estuvo aquí.

La afición de la Soria Taurina, porque así lo es desde tiempo inmemorial, reverdeciendo sangre de casta, unida por común sentimiento, se juntó en el patio de arrastre, desolladero y de cuadrillas, que todas estas misiones acumula, para acompañar a los peñistas de Celtiberia en el descubrimiento de un nuevo azulejo. Esta vez, un toro Madroñito fue el elegido: vacada de don Adolfo Martín Andrés (q.e.p.d.), sabiamente seleccionada y mantenida, a fuero de sangre, por su hijo Adolfo Martín Escudero.

Era día de reciente apertura de jornadas de la tapa micológica, una edición más y van ya, como los astados a jugar, 6 monumentales ediciones, 6; de esa Soria que, también, nos gana por el sabor y pone los jugos gástricos como la mejor olla a presión, en tardes de corrida triunfal. Y, tras los discursos de rigor, allá que nos abrimos hasta la Tauro donde Julio, con su gente, nos endilgó manjar de pecado.

Que si tuya, que si mía; que este torero, que aquel toro..., bocado al paladar y trago va y otro que viene, se hizo la hora. Doña Leonor, aguardaba, no, naturalmente, por física presencia sino en esencia de nombre, que da al establecimiento hostelero que terminó calmando nuestros apetitos taurófilos, arropando una post tertulia deliciosa en orgullo de común afición.

Al tercio final, entre postres y café, la voz del amigo Raúl Alonso desgranó los pormenores de las esencias que nos convocaron.

Arrasó el ganadero de Galapagar, de gran estirpe criadora del bravo albaserrada, con tres premios, al conjunto e individualidad de los productos presentados, jugados y arrastrados en loor de multitud en tarde de subasta de despojos, pero de otros despojos, de los que aquí denominamos del Agés, aunque eso es harina de otro costal.

La Peña Taurina Soriana, la Asociación Taurina Celtiberia y la Peña Taurina Rubén Sanz, fijaron, a través de sus distintos jurados calificadores, sus predilecciones en esta vacada de orgullo. Así, el honrado, sincero, gran aficionado, cabal criador, tertuliano incansable... y con cuantos adjetivos, en positivo, quiera el lector coronarle, se llevó para la cacereña Escurial, el XVII Memorial Rafael Chaín, al detalle para el recuerdo, de la Peña Taurina Soriana; el XXVII Trofeo Celtiberia, al toro más bravo y el IV Trofeo a la torería, de la Peña Taurina "Rubén Sanz".

Iván Fandiño reaparecía en esta plaza, tras su gravísimo percance isidril, y, cuajadas dos importante faenas de Calderas, en dura pugna con El Cid, acaparó finalmente la edición XXXII Oreja de Plata, a la mejor faena de la feria sanjuanera 2013. Marisa Sales, en representación del diestro vasco, recogió el galardón.

Juan Torres "Juanito", metió al esportón el XXVIII Memorial Vicente Ruiz, al mejor novillero de los actuantes el Viernes de Toros, edición 2012 y que estaba pendiente de saldar. De igual forma, Pablo Aguado llevó para sus vitrinas el XXIX Memorial Vicente Ruiz, al mejor novillero de los actuantes el Viernes de Toros, edición 2013 y el I Premio Promesa Sanjuanera, de la Peña Taurina "El Pacharán de las 6".

Café, copa y puro, este a inhalar y exhalar, al gusto del consumidor, al aire de los "Cuatro Vientos", desde la Terraza del comedor; paraje donde Machado llevaba a su esposa, para tratar de restablecer los delicados pulmones de Leonor. Tertulia larga, amena; confidencias, relatos, promesas, proyectos... qué sé yo, aunque lo que sí sé es que el tiempo fue efímero, pero de delicioso pasatiempo.

Y al Casino que nos fuimos. Círculo Amistad Numancia, Salón en honor y recuerdo de otro poeta: Gerardo Diego. Allí, concurrente otra vez la mayoría de comensales que, incansables, seguimos al maestro ganadero, nos echamos casi otro par de horas hablando pero, sobre todo, escuchando, sabias palabras que nos dejaron el prurito de repetir, desde la promesa que, en San Juan 2014, saltarán al albero benito otros seis "adolfos".

Recuerde el lector, vea, oiga, lea y hable de toros. No se corte, que es sana afición.

Galería

Memorial Rafael Chaín
Adolfo Martín y José Luis Chaín
Memorial Vicente Ruiz a Juan Torres
Memorial Vicente Ruiz a Pablo Aguado
Entrega Oreja de Plata
Premio Peña Taurina Rubén Sanz a Adolfo Martín
Trofeo Pacharán a las Seis
Entrega del póster
Mesa presidencial
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información