Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

La Caja Rural pone en marcha su ‘inmobiliaria ética’ cediendo a El Hueco los locales del antiguo Ágape

El Hueco y Caja Rural, Ágape
Martínez Izquierdo, (izda.) junto a Daniel Hernández durante la visita al inmueble en compañía de varias emprendedoras. / SN
Actualizado 16/09/2013 18:35:47

La entidad de ahorro suscribe un convenio con esta organización por el que durante dos años no cobrará por estas instalaciones que se dedicarán al coworking.

La Caja Rural y la organización soriana El Hueco han suscrito hoy un convenio mediante el cual la primera cede los locales del antiguo restaurante Ágape, en Eduardo Saavedra para que los emprendedores puedan fijar su sede social y comiencen a desarrollar sus ideas empresariales.

En la firma del acuerdo han estado presentes el presidente de la entidad soriana de ahorro, Carlos Martínez Izquierdo y por parte de la entidad beneficiada su coordinador Daniel Hernández, quienes se han felicitado mutuamente por este acuerdo que llevará a la Caja Rural a adecuar las actuales instalaciones con una inversión de 40.000 euros sin que ello suponga coste ahora para El Hueco.

Martínez Izquierdo ha señalado que con esta idea la entidad que preside dará una utilidad a unas instalaciones que se encontraban en desuso en una decisión que ha calificado como “inmobiliaria ética” por la que edificios como este no son utilizados y ahora se les dará un uso para bienes sociales, concretamente para que se pongan en juego ideas “y que la gente se moje” por el desarrollo provincial.

El dirigente financiero, que en varias ocasiones ha animado a la necesidad de emprender proyectos ligados con el sector primario y con el agroalimentario, ha resaltado también que cuantas más empresas comiencen su andadura en este inmueble, y en el que se adecuarán dos plantas de 400 metros cuadrados cada una, menor será el coste, y ha distinguido entre quienes se acomodan a la vida fácil y aquellos que se la quieren complicar para crear empleo y riqueza, como son las personas que están integradas en El Hueco. Así mismo, sugirió a que las pequeñas empresas que comenzarán a caminar en este espacio puedan unir sus esfuerzos también para forjar nuevas iniciativas además de las que ya lideran.

También ha apuntado a que el periodo de dos años de cadencia por el uso del inmueble ya que es necesario este soporte pero no su prolongación en el tiempo para de algún modo animar la superación constante, eso sí, reconociendo los riesgos que entraña comenzar una andadura empresarial. Con todo, ha reseñado que “con trabajo, trabajo y trabajo se saca todo adelante”.

Por su parte, Hernández ha manifestado que su vocación no era la de apoyar a los emprendedores como lo está haciendo desde El Hueco, pero ha confesado que ante la crisis económica, la entidad en la que se encuentra le dio la oportunidad trabajar por los nuevos proyectos que se están forjando y que en la actualidad son ya 22 a los que se les está dando cobertura, principalmente del ramo de las nuevas tecnologías y de logística social.

Por ello, ha significado el paso que ahora dan con el que pretenden “convertir a la provincia en un lugar para los emprendedores” contando para ello con un equipo que ampara y asesora las ideas para ser materializadas. Alabó el compromiso ético y social de la Caja y también avisó que este tipo de iniciativa no sacará exclusivamente de la crisis a la provincia, pero remarcó, sin pretensiones, que “sin proyectos como el de El Hueco y la Caja Rural nunca saldríamos de ella”.

Galería

La Caja Rural pone en marcha su ‘inmobiliaria ética’ cediendo a El Hueco los locales del antiguo Ágape
Hernández (izda.) y Martínez suscriben el convenio. / SN
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información