Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Reinventarse

Reinventarse

OPINIóN
Actualizado 23/09/2013 08:02

En realidad, el capitalismo siempre se está reinventando. Desde el final de la II Guerra Mundial, mostrando su cara más amable, disfrazado de cordero demócrata cristiano que hace guiños y se apropia de parte del discurso social.

Por obra y gracia de la crisis, REINVENTARSE es la palabra de moda. Y no podía ser de otro modo en un periodo de cambio como el que estamos viviendo. Una crisis es una mutación importante en el desarrollo de otros procesos (en este caso, econonómicos y sociales). Son etapas muy convulsas y, en buena lógica, quienes se ven zarandeados y superados por los vaivenes de la crisis -en roman paladino, los que se quedan sin trabajo- a menudo no les queda otro remedio que REINVENTARSE. Aunque lo que esconde el término en cuestión no es otra cosa que la necesidad de emprender (otra palabra de moda) a la desesperada un negocio que salvo excepciones, termina consumiendo el subsidio de desempleo, los ahorros y la vida de los REINVENTADOS. Quienes tenemos conciencia política y entendemos el mundo desde el socialismo, sabemos que la solución a esta crisis no pasa por reinvenciones personales y que lo que procede es cambiar el sistema.

También desde la derecha, algunas voces han denunciado el carácter sistémico de la crisis: en 2008, cuando todo comenzaba, NICOLAS SARKOZY desde su visión ultraconservadora del mundo propuso refundar el capitalismo, o lo que es lo mismo, cambiarlo todo para que nada cambiase.

En realidad, el capitalismo siempre se está reinventando. Desde el final de la II Guerra Mundial, mostrando su cara más amable, disfrazado de cordero demócrata cristiano que hace guiños y se apropia de parte del discurso social. Cuando la cosa se ponía fea como en Italia, donde el poderoso PCI arrasaba en las elecciones, se recurría al PENTAPARTITO, una extraña y antinatural coalición de cinco partidos que impedía que una fuerza anticapitalista gobernase Italia.

En las última décadas, también los socialdemócratas se han dejado seducir por los cantos de sirena del capitalismo. Al final ha resultado que la pana se hace áspera en su contacto con la piel y los dirigentes socialdemócratas hace tiempo que se pasaron a la seda. Arrimar el ascua a la sardina socialdemócrata ha sido un logro importantísimo del capital. No son pocas las personas que no consentirían que los recortes los hiciera un partido de derechas, pero que callan y otorgan cuando quien los hace es "uno de los nuestros". El último giro de tuerca son las grandes coaliciones de socialdemócratas y conservadores: en Italia lo hicieron. Y en Austria, en Alemania, en Grecia.... En España de momento se ponen de acuerdo en lo trascendental, en el resto mantienen las formas. Todo llegará...

Hay que reinventarse..... Recuerdo que hace unos años PEDRO CASTRO, que fuera alcalde de Getafe, levantó ampollas con un un exabrupto inoportuno. Dijo que "había que ser gilipollas para ser obrero y votar al PP". Y aquel día, como me gusta enmendarlo casi todo, me puse exquisito y terminé su frase: "...y hay que estar muy desinformado para ser de izquierdas y votar al PSOE.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información