Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Restos óseos de Elephas antiquus, ‘Pieza del mes’ en el Museo Numantino

Defensa de elefante
Defensa de elefante
Actualizado 03/10/2014 16:14:35

Se trata de fósiles pertenecientes a una especie extinta de elefante que vivió durante el Pleistoceno. Los restos fueron hallados en las zonas arqueológicas de Ambrona y Torralba, dos de los yacimientos más relevantes del Paleolítico Inferior de la Península Ibérica.

El Museo Numantino ha elegido para la actividad denominada ‘Pieza del mes’ una serie de restos óseos pertenecientes al Elephas antiquus, una especie extinta de elefante que vivió durante el Pleistoceno. La pieza se compone de colmillos, vértebras y mandíbulas encontrados en los yacimientos arqueológicos de Ambrona y Torralba, sin duda dos de los más importantes sobre Paleolítico Inferior de la Península Ibérica.

Los trabajos de investigación en estos espacios han permitido conocer el entorno medioambiental en el que vivían los primeros grupos humanos, de los que se tiene constancia en la provincia de Soria. Junto a estas, los útiles de sílex hallados en estas zonas ofrecen una información complementaria a otros estadios reflejados en Atapuerca.

Todos los sábados de octubre, noviembre y diciembre, a las 12.00 horas, se realiza a los visitantes una explicación de unos 30 minutos de estas piezas. La actividad es gratuita pero es necesario reservar plaza en el Museo Numantino, por teléfono (975 22 13 97) o por correo electrónico ([email protected]).

La ‘Pieza del Mes’ es una actividad que el Museo realiza durante todo el año, con el fin de acercar al público los fondos que forman la exposición permanente del centro, ofreciendo al visitante una explicación monográfica de piezas representativas de un periodo o manifestación artística.

Torralba y Ambrona

Los yacimientos de Torralba y Ambrona, distantes dos kilómetros entre sí, se pueden datar en unos 300.000 años. Las excavaciones iniciadas a principio de siglo han mostrado que se trataba de un lugar de caza, tanto por la rica fauna de mamíferos como por la abundancia de restos de instrumentos realizados por el hombre.

En las excavaciones se han encontrado restos de huesos, los cuales, una vez despejados de la piel y de la carne, fueron despreciados por su poca utilidad o dificultades de aprovechamiento.

Probablemente la zona de Torralba y Ambrona ofrecía buenas posibilidades como espacio para cazar, con suaves laderas sobre un fondo de valle cenagoso, escaso boscaje y cubierto de hierbas y arbustos, en donde, con ayuda del fuego, acorralaban y enfangaban a los elefantes y otros animales para matarlos.

También se han recuperado muestras de industria material, especialmente de piedra: raederas, raspadores, hendedores, bifaces y cuchillos, realizados en cuarcita y sílex. Sin embargo, no se han encontrado restos humanos ni de ningún poblado, aunque parece lógico pensar que habrá alguno no muy alejado.

comments powered by Disqus
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información