Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

RUTAS

Trashumante, una cocina castellana actualizada

Antiguo lavadero de lanas junto al Duero.
Antiguo lavadero de lanas junto al Duero.
Actualizado 05/10/2016 13:16:10

Disfrutar de la cocina de los hermanos Romero en el restaurante Trashumante de Soria es descubrir una dimensión actualizada e innovadora de la cocina tradicional castellana y soriana, con la aplicación de nuevos ‘haceres’ y técnicas de una nueva generación de cocineros sorianos. La elección del nombre no es casual. El origen del restaurante Trashumante está en Oncala, corazón de la ganadería trashumante, que dio a la provincia una de sus etapas económicas más florecientes.

El restaurante Trashumante, en la avenida de Eduardo Saavedra 4 de la capital soriana, evoca -con su nombre- una de las actividades sociales y económicas -la ganadería trashumante- que ha dibujado la personalidad de la provincia de Soria y de su capital. En la segunda mitad del siglo XVIII funcionaban tres lavaderos de lana, en las orillas del Duero de la ciudad de Soria. Entonces, la provincia era un referente nacional e internacional en la producción ovina y en el comercio de lana.

No es casualidad, por tanto, la elección del nombre ‘Trashumante’, si además se tiene en cuenta que el origen de este restaurante está en Oncala, un pequeño pueblo serrano y trashumante. Ante la exitosa acogida de su cocina, y después de cinco ilusionantes inviernos en la Sierra de Oncala, los hermanos Alfonso y Juan Romero trasladaron el negocio a la capital soriana, para acercar su renovada y personal cocina a más clientes.

De esta manera, en el Trashumante puede degustar una combinación sorprendente de la cocina castellana y tradicional como base, con la aplicación de las nuevas técnicas de la restauración. Por ejemplo, no faltan las migas. Pero si además se sirve con un crujiente de pasas, el plato adquiere una nueva dimensión.

Comer en el Trashumante es saborear una cocina de autor que redefine los productos de Soria, como los las carnes, la micología o la trufa. El Trashumante cuida especialmente los productos frescos de temporada y de mercado. De hecho, uno de los menús es el llamado de mercado, con el que los hermanos Romero sorprenden cada semana.

Márgenes del duero

Antes de disfrutar de la mesa, y para hacer apetito, Alfonso Romero aconseja a los clientes, especialmente a los visitantes, dar un paseo por las márgenes del río Duero, concretamente por el Paseo de San Prudencio. En ese recorrido hacia San Saturio, encontrará la huella de los lavaderos de lana que existieron ahí.

Puntos claves

  • Algunos de sus platos estrella son: crema de hongos con huevo pochado y trufado; rulo crujiente de queso con confitura de tomate; taquitos de solomillo salteado con boletus y chips de ajo; o como postre, la oblea con crema montada en chocolate caliente.
  • El Trashumante resalta por la cuidada y personal atención al cliente, al aconsejar en la elección de los platos, o en la calidad del servicio; a la altura de lo que cabe esperar en un gran restaurante.
  • Para hacer apetito, Pablo aconseja al cliente , especialmente si no conoce Soria, bajar hasta el río Duero con el coche, y recorrer el Paseo de San Prudencio. Se pasa por donde estuvieron los antiguos lavaderos de lana (ver el panel), huella de la trashumancia en la ciudad. Luego, se pueden visitar los Arcos de San Juan de Duero y, al ‘subir’ para ir al Trashumante (avenida Eduardo Saavedra), se puede parar y ver la iglesia románica de Santo Domingo. Después de comer, un paseo por la cercana Dehesa o Alameda.

Galería

Juan y Pablo de restaurante Trashumante.
Juan y Pablo de restaurante Trashumante.
comments powered by Disqus
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información