Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Compartir:

TURISMO

Más de 2.700 visitantes pasan por la muestra del Museo del Traje Popular en Morón

Actualizado 27/12/2016 18:04:17

'Un paseo por la gran modo desde el siglo XVIII' es una de las colecciones privadas de indumentaria más importantes del país, con un recorrido por 150 años de moda y un total de 25 piezas.

Un total de 2.776 personas han visitado la exposición temporal 'Un paseo por la gran moda desde el siglo XVIII' que se ha exhibido en el Museo Provincial del Traje Popular de Morón de Almazán desde entre de julio hasta diciembre.

A partir del pasado día 11, el espacio expositivo solo abre a demanda, por lo que según han confirmado en la empresa que gestiona el espacio (Soriamuseum) todavía podría incrementarse el número de visitantes en caso de ser solicitada su apertura. Esta exposición fue promovida por el área de Cultura y Juventud de la Diputación Provincial, que hizo posible que la colección 'Trajearte' se trasladase de su sede en Extremadura hasta la provincia. Una muestra que ha tenido una gran acogida entre el público y que ha contribuido a incrementar notablemente el número de visitantes que han pasado por el museo de Morón durante este año.

En total, este espacio expositivo ha registrado 3.588 visitas durante 2016, lo que supone un incremento del número de visitantes del 68% con respecto al pasado año motivado fundamentalmente por la colección de Trajearte. Durante el 2015 pasaron por el espacio 2.135 personas.

Colección privada

La exposición 'Un paseo por la gran moda desde el siglo XVIII' ha permitido a los visitantes disfrutar de una de las colecciones privadas de indumentaria más importantes del país. La muestra trata de evidenciar la evolución de la silueta femenina, desde los ajustados jubones y amplias faldas del siglo XVIII, pasando por los ligeros vestidos de la moda imperio de principios del siglo XIX y la vuelta al uso de corsés en el periodo romántico, moda que se mantuvo hasta la primera década del siglo XX. Se aprecia también cómo a partir de 1910 las líneas rectas insinuaron un cambio social en la mujer que finalmente acortó sus vestidos enseñando sus piernas en 1920.

Durante el recorrido por los 150 años de la moda histórica se ha podido contemplar también la evolución de los tejidos que se utilizaron en la confección de las prendas de vestir de la clase social más distinguida en varios países, como brocados de sedas policromadas para las damas y casacas y chalecos minuciosamente bordados para los hombres de finales del XVIII; delicadas muselinas transparentes en el cambio de siglo; y tafetanes de tartán que en el periodo romántico se exhiben sobre miriñaques.

Como se recordará, el museo fue creado por iniciativa de la Diputación e inaugurado en 2012. Sus objetivos se centran en la conservación y protección del vestido popular y en la promoción de su conocimiento como patrimonio etnológico, mostrando una realidad histórica. De igual manera, sirve para contemplar el análisis de las implicaciones culturales, sociales y económicas de la indumentaria e intenta potenciar la investigación en el ámbito etnológico e incluso su influencia en el diseño de la moda contemporánea.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información