Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Pablo Machín: “En Girona se ha confiado en mí desde el primer momento”

Pablo Machín: “En Girona se ha confiado en mí desde el primer momento”

DEPORTES
Actualizado 06/01/2018 08:59
Bernat Díez

La esencia, natural se mantiene intacta debajo de esa chaqueta de Primera. “Es la culminación de un trabajo bien hecho”, desvela. Montilivi, a sus pies; Los Pajaritos, ahora le añora. El de Gómara bien podría ser el soriano del año: Pablo Machín está de moda. Brinda por un 2018 plagado “fundamentalmente de salud”, aunque el Real Madrid entró en crisis tras probar su medicina.

De Gómara al firmamento de las estrellas. Pablo Machín Díez (07/04/1975) llega con el Girona FC a Primera división. Él, con esfuerzo, trabajo y sacrificio, anhela afincarse en la élite. Hizo historia con el club gerundense, al ascenderlo por primera vez después de dos intentos fallidos, y reforzó la presencia de entrenadores sorianos en la máxima división del fútbol español: Machín se convierte en el tercer míster soriano que pasa por Primera (le preceden Luis del Sol y Celestino Vallejo). En su Soria natal se le quiere, pero es que en Girona se le adora. La Penya Pablo Machine en área gerundense corrobora ese hecho. Para siempre, en un Montilivi que ha vivido un estreno soñado en Primera se recordará el primer 2-1, a favor del Girona, contra el Real Madrid (29/10/2017). Y Pablo Machín solo acaba de empezar...

Pregunta: Menuda estampida ha provocado su Girona en Primera…

Respuesta: Es halagador, pero no garantiza que vayamos a conseguir nuestro objetivo. Nos damos cuenta de que haciendo las cosas bien, siendo sensatos, llevando una línea continuista en el método de trabajo y competir como competimos, se puede llegar a la mejor liga del mundo siendo un equipo modesto. Hemos demostrado que podemos ganar a cualquiera.

P: ¿Qué tal le sienta a Pablo Machín la chaqueta de la liga de las estrellas?

R: Me sienta muy bien porque es un sueño hecho realidad. Para mi es la culminación de un trabajo bien hecho.

P: Su trabajo.

R: Lo que tengo claro es que un entrenador que no haya sido ex futbolista y que no tenga mucho renombre, la única forma, prácticamente, de llegar a la élite es consiguiendo tú mismo el ascenso. De la forma en la que yo he conseguido llegar.

P: Todo se le habrá multiplicado por tres. Reuniones, táctica, preparación, etc. ¿Cómo es su nueva vida en Primera?

R: Dentro de lo que es, meramente, el trabajo de entrenador, mi faena es en un 90% la misma que en Segunda división. Lo que sucede es que todo lo que rodea al equipo se ha multiplicado. Tengo que estar más pendiente de muchas más cosas. Al final, el coordinador eres tú y la responsabilidad final también es tuya. Hay que llevarlo con naturalidad, pero con la máxima implicación y responsabilidad. De ti depende mucha gente.

P: ¿Va a descansar estas fiestas?

R: Ningún entrenador hace un parón total. Siempre estás viendo fútbol. En Navidad aproveché para ver entrenamientos y métodos de otros compañeros. Tuve la posibilidad de ir a Manchester para ver entrenamientos y partidos del Manchester City. Conjugué las vacaciones y el poder estar con la familia con hacer una formación personal. Normalmente haces esa formación cuando no tienes equipo, pero eso es mala señal…

Simbiosis en Girona

P: El Girona cuenta con un míster que radia naturalidad. ¿Es difícil ser el Pablo Machín de Soria en el Girona de Primera?

R: Difícil, en todo caso, habrá sido llegar a Primera. Soy la misma persona. La esencia es la misma. Por mucho que hoy estemos en un sitio, en poco tiempo puedes estar donde estabas antes, o incluso peor.

P: El Girona de los últimos años, el del ascenso y el debutante en Primera, no se entiende sin usted. ¿Es consciente de ello?

R: Es una simbiosis. En los últimos años, el Girona sería diferente sin Pablo Machín y yo, seguramente, también lo sería si no hubiese tomado la decisión de ir a Girona. A partir de ahí, tengo claro que los clubes tienen mucha más historia que los entrenadores. La gente pasa, la entidad queda. De lo que se trata es de hacer bien el trabajo para que se te pueda recordar de la mejor manera posible.

P: No se separa de su libreta en la zona técnica. ¿El adjetivo meticuloso define a Pablo Machín?

R: Si ser meticuloso equivale a ser exigente, sí. Intento mejorar a partir de tener controlados los máximos detalles posibles. Por implicación y por dedicar todo el tiempo que se merece nuestra profesión, que no quede. Me gusta más la palabra exigencia.

P: FC Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid. Primera vuelta superada. ¿Vértigo para la segunda?

R: Miro muy poco a largo plazo. En esta primera vuelta solo hemos perdido un partido fuera de casa. Si lo seguimos haciendo así de bien, ya tendremos nuestro colchón para gestionar posibles malos resultados. No hay que mirar mucho más allá del próximo partido.

P: ¿Es factible la salvación?

R: Soy el primero que me lo tengo que creer. Me lo creo y lo transmito. La realidad dice que somos un equipo que nos merecemos estar en Primera División. Hemos ganado al campeón de Europa (Real Madrid). Sin duda, creo que vamos a salvar la categoría.

Hogar, idioma y conflicto

P: ¿Cómo le trata su nueva casa?

R: Me he adaptado muy bien. Al segundo año vino mi familia. Nos consideramos, prácticamente, unos ‘gironins’ más. La gente es muy cercana. Nos sentimos queridos.

P: ¿Y el idioma?, ¿Habla también catalán en la intimidad?

R: Lo entiendo perfectamente, pero no lo hablo porque creo que me expreso mejor en castellano. Cada uno es libre de hablar en el idioma que quiera.

P: ¿Cómo convive un soriano con la confrontación política y social que se respira en Cataluña?

R: Da rabia que se genere este conflicto. Esta incertidumbre no viene bien a nadie. Todo el mundo, en una línea o en otra, está cansado. Desde mi punto de vista, no es tanto como se quiere hacer ver en los medios. Hasta hace bien poco, uno podía vivir con sus ideas en confraternidad.

P: Metamorfosis obligada fuera de Montilivi. ¿Cómo es usted en casa?

R: Mi familia diría que en casa estoy ausente. Porque nuestro trabajo exige mucha implicación, muchos viajes y muchas horas. Realmente, la familia es la que más se resiente. Fuera del fútbol, soy un marido y un padre normal. Siempre que puedo intento pasar el máximo tiempo posible con mis hijas. Disfrutar de sus momentos de ocio. Peleo en el trabajo para que la familia viva de la mejor manera posible.

P: El cariño que recibe en su hogar, ¿traspasa las cuatro paredes?

R: Siempre me he sentido muy querido y valorado. Ahora, todavía más. Basta que lleve ya casi cuatro temporadas sin estar en Soria para que la gente me siga mostrando su aprecio. Recibo muchísimos WhatsApps cuando conseguimos victorias. En Girona, por supuesto, puedo decir que es mi segunda casa y aquí desde el primer momento la gente ha confiado en mí.

Sus raíces

P: Girona, fútbol, familia. En el orden que quiera, ¿pero dónde queda ahora Soria en su estructura vital?

R: Las raíces son las que nos marcan el carácter y la personalidad. Yo tengo claro que el Numancia fue el primero que me dio la oportunidad para ser entrenador profesional. Fue Soria. Allí están mis raíces. Tengo muy claro cuál es mi ciudad. Me alegra que la gente me manifieste que, además de ser del Numancia, son cada vez más del Girona FC porque lo entrena un míster soriano.

P: Si la revista ‘Time’ se imprimiese en Soria, ¿usted se vería como el soriano del año?

R: Eso nunca lo elige el premiado. El jurado decidiría si soy el soriano del año… En todo caso, seguro que hay personas que pueden hacer mucho más que un entrenador de fútbol por una ciudad olvidada, en muchos aspectos.

¿Volver?

P: ¿Con qué sueña Pablo Machín?, ¿Hay vida más allá de Montilivi?

R: Por supuesto que sí. Habrá un momento en el que tengamos que decirnos adiós o hasta luego. Tendremos que marcarnos nuevos retos. Estar siempre en el mismo sitio supone que te relajes un poco. Puede resultar cansino para el aficionado.

P: Tiene la posibilidad de alegrar a la parroquia numantina: ¿volverá algún día al Numancia?

R: ¿Por qué no? En un futuro, nos podemos volver a ver. Es difícil ser entrenador en tu casa. Si volviésemos a encontrarnos otra vez, yo encantado.

P: ¿Un deseo para 2018?

R: Fundamentalmente, salud. Un tópico que no depende de nosotros mismos. Es la base para poder ser feliz, a lo que aspiramos todo el mundo.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información