Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Guardia Civil desarticula una banda especializada en el robo de mercancías a camiones
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

La Guardia Civil desarticula una banda especializada en el robo de mercancías a camiones

PROVINCIA
Actualizado 02/01/2012
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

La operación ?TRANSPORT?, realizada por Agentes del Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Navarra, ha supuesto la desarticulación de un grupo organizado especializado en el robo de mercancías a camiones estacionados en áreas de servicio de autovías y autopistas, que operaban en la Comunidad Foral de Navarra, Zaragoza, Soria, Burgos y sur de Francia. La operación tuvo su inicio a comienzos del mes de julio pasado, tras observar que se repetía el mismo modus operandi en varias acciones delictivas, que consistía en robar mercancías relacionadas con la informática, electrónica además de comestibles, juguetes, ropa y calzado.

Estos hechos motivaron la puesta en marcha de una serie de dispositivos de vigilancia en aquellas áreas de servicio y zonas de carga y descarga de empresas susceptibles de ser asaltadas, dificultando notablemente la actividad del grupo obligándoles a aumentar las distancias a recorrer para cometer sus actos e incluso a desistir en numerosas ocasiones.

El grupo estaba afincado en el Barrio de la Mina de San Adriá de Besós (Barcelona), aunque todas las acciones las cometían fuera de la provincia, llegando incluso a realizar desplazamientos de varios días de duración en busca de su objetivo. Utilizaban para desplazarse vehículos de alta gama y gran cilindrada, así como furgonetas de gran capacidad para transportar la mercancía sustraída.

Recorrían a diario gran cantidad de kilómetros en busca de su objetivo, generalmente por el corredor del Ebro (AP-68, AP-15, A-2 o vías francesas), donde controlaban diferentes áreas de servicio con el fin de localizar un objetivo que asaltar. Estaban perfectamente estructurados, con un reparto claro de funciones. Unos se dedicaban a la localización de las posibles víctimas, otros a las labores de vigilancia y otros a viajar en las furgonetas que después de cometer el asalto regresarían a la bajera de una vivienda en construcción situada a 60 km de su residencia, donde guardaban todo el material sustraído.

Localizado el camión comenzaban las labores de reconocimiento para cometer el asalto con total seguridad. Cubrían las entradas y salidas del área de servicio detectando así con antelación suficiente la presencia policial, esperando el momento idóneo para cometer el robo. Tras forzar el acceso a la carga introducían el género en una de las furgonetas, abandonándola posteriormente en las inmediaciones o dejándola estacionada en un parking público vigilado cargada con el material sustraído, dificultando así las labores de investigación. Su pericia era tal, que no descartaban cometer los robos aunque el conductor pernoctase en la cabeza tractora, llegando a sustraer en varias ocasiones mercancía mientras el camionero dormía en su interior. Normalmente al día siguiente de cometer el robo, todos los integrantes de la organización se activaban para trasladar la furgoneta a la bajera, tomando medidas de seguridad durante la salida, transporte y descarga del material.

Sustraían género que tuviera fácil y rápida venta, buscando una vez cometidos los robos a los posibles compradores. Vendían el material a un precio muy por debajo del de mercado, llegando a vender televisores LED de 42? pulgadas por 160 euros. Con la llegada de las fechas navideñas tenían la intención de incrementar sus actividades delictivas, conocedores del gran tráfico de las diferentes mercancías en estas fechas. Durante el registro en los domicilios de los detenidos y el almacén se pudo recuperar efectos valorados en unos 250.000 euros, calculando que el total de lo sustraído por este grupo asciende aproximadamente a 500.000 euros.

Con la explotación de esta operación, se ha conseguido desarticular todo el entramado delictivo, desde los ejecutantes de las acciones, a los transportistas e intermediarios y receptadores de las mercancías sustraídas. Todos los detenidos, con domicilio en San Adriá de Besós (Barcelona), fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº4 de los de Pamplona, ingresando en prisión los autores materiales de los robos. Durante la operación los Agentes contaron con el apoyo de efectivos de otras unidades de la Guardia Civil de Zaragoza y Barcelona.

Comentarios...