Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Turismo: Ruta para conocer Soria en un día (parte 1)

Turismo: Ruta para conocer Soria en un día (parte 1)

RUTAS
Actualizado 10/04/2018 13:34

Naturaleza, historia y poesía podrían ser las 3 palabras que mejor captan la esencia de Soria. La capital del Duero es el lugar ideal para una jornada de desconexión en la que todos los sentidos se relajen y disfruten. Soria noticias te ofrece una pequeña guía para disfrutar y conocer lo más importante de la ciudad en solo 24 horas. Ideal si estamos de paso, si es nuestro primer contacto con la ciudad o si usamos la capital como punto de partida para conocer todos los tesoros de la provincia de Soria. (Consulta aquí la segunda parte)

Comenzaremos nuestra jornada en la plaza Mariano Granados, el centro neurálgico de la ciudad. Allí podremos visitar la oficina de turismo municipal para hacernos con un mapa y conocer los horarios de los diferentes monumentos. Nuestro paseo lo empezaremos bajando El Collado, la calle peatonal que nos llevará hasta la Plaza Mayor. Poco a poco iremos empapándonos del alma de la ciudad, una calle concurrida pero tranquila, donde corros de personas que se encuentran y paran a hablar con habituales.

Al final del Collado, tras pasar pero sin desviarnos las plazas Herradores, y la Tarta (que en el callejero aparecerán como plaza Ramón Benito Aceña y plaza del Rosel) llegaremos a la plaza Mayor. En el medio de esta típica plaza castellana nos recibe la “fuente de los leones”, enfrente el Ayuntamiento, a la izquierda el Palacio de la Audiencia. A nuestras espaldas la Casa del Común y la iglesia de La Mayor con la estatua a Leonor Izquierdo, la musa de machado.

Saldremos de la plaza por el Arco del Cuerno, para meternos de lleno en el casco antiguo de Soria. Bajaremos la calle Real que posee el encanto de lo auténtico mezclado con la nostalgia que se siente al ver una de las zonas más abandonadas de la ciudad. Todo hacia abajo, buscando el Duero encontraremos las ruinas de San Nicolás a nuestra derecha y, algo más abajo, la Concatedral de San Pedro. El templo, austero por fuera como manda la esencia de esta tierra, oculta retablos y capillas góticos y románicos de gran valor artístico y, ante todo, un claustro de enormes dimensiones con una galería compuesta por arcos de medio punto.

Desde aquí ya vislumbraremos el río. Si el tiempo, el cronológico y el atmosférico, nos lo permiten, la recomendación aquí es no cruzar el puente de piedra por el que se entra a la ciudad desde Zaragoza y pasear, hacia la izquierda, por los senderos paralelos al río junto al paño de la vieja muralla de la Soria medieval. Cruzaremos el río más importante de Casilla por una pasarela y, volviendo sobre nuestros pasos pero desde la otra orilla, encontraremos los Arcos de San Juan de Duero.

Desde ahí al monasterio de San Polo, donde nuestro viaje empezará a adquirir tientes literarios. Allí situó Bécquer algunos de sus seres más míticos, a nuestra izquierda, el Monte de las Ánimas. Continuando el paseo rio abajo encontraremos la ermita de San Saturio como punto final de esta primera parte del recorrido. Pero no conviene andar con prisas, el paseo por los márgenes del Duero es una auténtica delicia que cientos de sorianos recorren a diario. Disfrutar de la naturaleza y recordar los poemas de Machado, algunos reflejados en las rocas y en las cortezas de los árboles, es de obligado cumplimiento.

Ha llegado el momento de descansar y saborear el paseo. Pero no solo el alma, también el paladar también quiere saborear Soria. Regresando al punto de partida, la plaza Herradores, podremos ver cómo la fisionomía de la ciudad cambió de repente. Tomar el vermú en la animada plaza, pedir nuestro primer torrezno del día y buscar un restaurante donde disfrutar de los mejores manjares de la gastronomía soriana.

Los imprescindibles

1. Concatedral de San Pedro: El templo, austero por fuera como manda la esencia de esta tierra, oculta retablos y capillas góticos y románicos de gran valor artístico y, ante todo, un claustro de enormes dimensiones con una galería compuesta por arcos de medio punto.

2. Arcos de San Juan de Duero: Junto al rio se encuentra el que posiblemente sea el monumento más icónico de la capital. Un conjunto arquitectónico, también románico, compuesto por la iglesia y el claustro de lo que fuera un antiguo monasterio templario. Lo más impresionante es la amplia variedad de los arcos en los que se pueden apreciar influencias bizantinas y árabes.

3. San Saturio: Tal vez el de menor importancia artística pero el de mayor vinculación emocional con Soria. La ermita del patrón de la ciudad, a los pies del Duero, se levanta sobre unas grutas creando una increíble simbiosis con el entorno. Son cientos los sorianos que acostumbran a visitarla regularmente, encendiendo velas y dejando sus peticiones en el libro de firmas en una rutina que va más allá del sentimiento religioso.

Consulta aquí la segunda parte de la ruta turistica por Soria capital.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información