Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
"Tener el sex shop me ha servido para valorar la importancia que el sexo tiene en la convivencia de pareja"

"Tener el sex shop me ha servido para valorar la importancia que el sexo tiene en la convivencia de pareja"

REPORTAJES
Actualizado 01/12/2013 20:51

Entrar en un sex shop es algo normal, para gente normal, porque también la sexualidad forma parte de la normalidad de la vida. Así lo asegura Yolanda Isla, la propietaria del sex shop 'El Imperio de los Sentidos', el único que existe en Soria, y que este mes de diciembre cumple su cuarto aniversario. Un tiempo que, a la responsable de este establecimiento, le ha servido para valorar, de una manera más real, la importancia que la sexualidad tiene en la vida de las personas, en la convivencia cotidiana de matrimonios y parejas.

-Pregunta: ¿Qué tipo de personas acuden a un sex shop como 'El Imperio de los Sentidos'?

-Respuesta: Personas normales, con vidas muy normales, y de todas las edades. Jóvenes que se sienten más cómodos comprando los preservativos aquí que en la farmacia, donde piden información en un ambiente más relajado para ellos. Matrimonios y parejas maduras que, después de muchos años, buscan nuevos alicientes en sus relaciones íntimas, que además ayudan a reactivar la ilusión en la convivencia del día a día.

Vienen personas mayores, mujeres, que por cuestiones de salud, a instancia de los médicos y ginecólogos, buscan soluciones a problemas de musculatura de la pelvis o de sequedad genital, por ejemplo. Los ginecólogos aconsejan, en ciertas circunstancias, el uso de las bolas chinas, pero las farmacias no las tienen. Por eso, muchas señoras demandan este producto aquí.

Otro tipo de cliente que va en aumento es el del turista de fin de semana, porque nuestra tienda es cada vez es más conocida, les informan de que estamos, y se acercan.

Además, existe otra demanda, la de personas que vienen a consultar dudas o disfunciones de tipo sexual. Sobre todo son hombres. Todavía pesa mucho esa sexualidad llena de tópicos y roles de 'macho', como lo del tamaño o la obsesión de 'cumplir' ante su pareja que, a veces, frustra una relación, cuando todo es mucho más sencillo.

Luego, también preguntan por problemas de erección, de eyaculación precoz? Aunque tenemos alguna crema, algún producto natural?, aconsejamos a los clientes, en estos casos, que acudan a un médico especialista. Es curioso, pero algunos hombres prefieren acudir primeramente al sex shop, en busca de algún consejo, antes que ir al centro de salud o a algún especialista.

Pero lo que sí puedo decir es que muchas veces son 'comeduras de cabeza' muy habituales en el hombre. Una inseguridad ?porque son inseguridades- que se resuelve con situaciones íntimas y ambientes más relajados. En el caso de las mujeres, la mayor preocupación es la inapetencia sexual. Buscan productos que propicien el deseo y una mayor satisfacción, para lograr un mayor equilibrio con su pareja.

-Pregunta: ¿No cree que todavía da un poco de 'cosa' entrar en un sex shop?

-Respuesta: Entrar por primera vez a un sex shop igual da un poco de vergüenza, pero todas las incomodidades iniciales desaparecen, en cuanto se descubre todo lo que ofrece; y el respeto, normalidad y seriedad con los que tratamos el tema de la sexualidad; lo que es compatible con buscar, también, su lado más divertido y desenfadado.

De todos modos, la actitud ha cambiado mucho en estos años que llevamos abiertos. Al principio, la gente entraba muy pendiente de si alguien le había visto? Además, hay que tener en cuenta que estábamos en el mismo centro, en la plaza del mercado municipal. Ahora estamos en la calle Comuneros de Castilla número 1.

En aquel primer momento, cuando abrimos, algunos clientes preferían que no les diéramos bolsas del sex shop. Se guardaban lo que compraban en sus bolsos. También observábamos como, antes de entrar, pasaban por delante de la puerta y del escaparate varias veces; o como tenían pudor a mirar los productos, y preguntaban sin atreverse a fijar la mirada en nada. Ahora, todo esto ha cambiado. Además, propiciamos un ambiente de confianza, para que el cliente se encuentre cómodo.

El hecho de abrir el sex shop fue circunstancial. Nos planteamos crear un negocio y después de darle muchas vueltas, vimos que Soria no tenían ningún establecimiento de este tipo y que, por tanto, había un espacio comercial que podíamos cubrir. ¿Por qué no, pensamos? También era algo nuevo para nosotros, a lo que nos hemos adaptado, gracias a la simpatía y complicidad de los clientes.

-Pregunta: ¿Ha desaparecido el lado oscuro del sex shop, como un local extraño, de gente rara??

Respuesta: Creo que nunca ha tenido ese lado oscuro. Conocer un sex shop es algo natural, divertido y serio a la vez, porque la sexualidad es una faceta importante de la vida para las personas, que creo que hay canalizar adecuadamente, para tener un desarrollo personal y psicológico normal.

Y quienes atendemos un sex shop somos conscientes de nuestro trabajo, de que manejamos un asunto delicado, del que cuesta hablar, pero que impregna el día a día de nuestra vida. Y cuando se habla de la sexualidad con normalidad, todo va mucho mejor.

De hecho, buena parte de las personas que han probado algún producto, luego vuelven y prueban otros. Tampoco es raro que primero venga una persona de la pareja, y luego vuelvan los dos, o que traigan otros amigos.

Algunas de las señoras mayores que han venido aconsejadas por su ginecólogo, y después de una charla entretenida, sobre cómo habían sido sus vidas sexuales en su juventud y en el matrimonio, me han llegado a decir que ojalá hubieran existido estas tiendas en su época, después de conocer ?sorprendidas- lo que ofrece un sex shop. Es más, alguna de esas mujeres ha vuelto con amigas, sólo para pasar un buen rato.

-Pregunta: ¿Qué se puede encontrar en un sex shop?

-Respuesta: Los productos son muy variados. Es lo que más sorprende a quienes se acercan por primera vez. Por un lado está todo lo que es cosmética erótica. Perfumes, aceites de masajes, lubricantes, cremas? De muchos tipos?, y sabores, ya que muchos son comestibles. Uno de los sabores que más éxito tiene, el chocolate.

Tenemos lencería. Están los juegos, desde los más simples, como unos dados, pasando por una baraja de cartas, y otros juegos con tableros más completos y con más elementos. Tenemos disfraces, y objetos como antifaces, cuerdas, esposas, látigos? Es curioso, pero estos accesorios ahora se venden mucho más, desde que aparecieron los libros 'Cincuenta Sombra de Grey', todo un fenómeno social y editorial que tanto éxito ha tenido. Además, como los ha escrito una mujer, E. L. James, y son más las lectoras femeninas, son ellas las que preguntan por esos elementos que aparecen en los libros. La verdad es que la mujer cada vez tiene un papel más activo en las relaciones de pareja.

Luego, hay una amplísima gama de juguetes eróticos, tanto para la mujer como para el hombre. De diferentes materiales. Unos son pura diversión, pero otros ayudan a conseguir unas relaciones más satisfactorias en la pareja, algo que se valora mucho, una vez que se han probado. También, ofrecemos productos de broma, para despedidas de solteros o fiestas, que tienen mucha aceptación.

Pero lo mejor es conocer con tranquilidad lo que ofrecemos, y que las personas interesadas se informen. Y para eso se puede entrar en la web (http://www.elimperiodelossentidos.es/), en la que también tenemos tienda online; o participar en un tuppersex.

-Pregunta: ¿Qué es un tuppersex?

-Respuesta: Es una reunión de un grupo de personas en la que damos a conocer los productos que vendemos. Vamos habitualmente al domicilio, pero a veces también a casas rurales y hoteles. La idea inicial es pasar un rato divertido entre amigos, pero cuando ven que lo que ofrecemos también es algo serio, la actitud cambia.

Ahora, para facilitar la información, hacemos tuppersex los jueves en la propia tienda, después de cerrar a las 20.00 horas. Para asistir hay que llamar por teléfono y concertar cita.

-Pregunta: ¿Los clientes son más chicos o chicas?

-Respuesta: No sabría qué decir. Los tupppersex, hasta ahora, han sido mixtos o de chicas. Nunca he hecho uno solo con chicos. Desde luego, las mujeres son más curiosas, son más claras y directas, y preguntan más. Igual es porque, aún, la mujer tiene más dudas sobre su sexualidad?, no lo sé; o al revés, porque hablamos con mucha más naturalidad de nuestro cuerpo. Bueno, también es cierto que hay más productos y juguetes sexuales para las mujeres.

Vamos, que no sabría decir quién es mejor cliente, si la chica o el chico. Lo que por otra parte es bueno, porque quiere decir que los dos se preocupan por sus relaciones sexuales. Lo que sí quiero resaltar es que quien viene a la tienda compra pensando en su pareja, para que las relaciones sean más satisfactorias para ambos.

Comentarios...