Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El PP aprueba el proyecto de 'Nueva Norma' con la abstención de PSOE y PPSO

El PP aprueba el proyecto de 'Nueva Norma' con la abstención de PSOE y PPSO

PROVINCIA
Actualizado 17/12/2013 17:43

A pesar del esfuerzo final del presidente de la Diputación, Antonio Pardo, por convencer a los grupos de oposición, para que apoyaran, en el Pleno de este martes, la aprobación definitiva del proyecto de 'Nueva Norma', la iniciativa sólo ha contado con el apoyo de la mayoría del PP. Los representantes del PPSO y del PSOE se han abstenido, al considerar que Pardo no ha contado con la oposición, y que ha cambiado el acuerdo entre los socios que se llevó a la comisión, sin informar a los grupos políticos.

El presidente Antonio Pardo, en una última intervención, durante el debate de la aprobación definitiva del proyecto de reflotamiento de la empresa Norma, llegó a pedir disculpas, si los grupos de PPSO y PSOE consideraban que las 'formas' del presidente no habían sido adecuadas, al no informar adecuadamente del proceso de negociación que se estaba llevando a cabo con los socios de la iniciativa, especialmente con el empresario Francisco Oliver.

No obstante, Pardo insistió en la importancia de que la aprobación definitiva de la compra de Norma contara con el apoyo de todos los grupos de la Diputación, más allá de las consideraciones sobre las 'formas' que había tenido el presidente de la institución provincial.

Pardo remarcó que las decisiones se habían tomado en un proceso muy complejo, que requería mucha discreción. Insistió en que lo importante era que, en julio, la Diputación tuvo que tomar la decisión de intervenir y buscar socios, para presentar una oferta de compra de Norma, para evitar su desmantelamiento, a lo que ha seguido la negociación de un acuerdo entre los socios sobre el funcionamiento y la representatividad de la nueva empresa.

Pardo recalcó que la Diputación tuvo que hacer una memoria, para justificar la compra de la empresa, con un plan que, seguramente, nada va a tener con el que presente el socio empresario, que es el que tendrá que desarrollar el plan industrial. Por ello, apuntó Pardo, no hay que quedarse con los 30 empleos iniciales que plantea la memoria de la Diputación, o los 90 que prevé en tres años; porque el desarrollo de la planta seguramente irá por otros derroteros más optimistas, que dependerá de los mercados que se consigan, y de la competitividad que se logre en la nueva fábrica de puertas, que se reabrirá de nuevo, en lugar de desmantelarse para siempre.

No había otra alternativa al desmantelamiento definitivo de Norma, para Pardo, que clamó el apoyo del PPSO y del PSOE, y que requirió una confianza por una gestión, que había resultado especialmente complicada, reiterando que habrá tiempo para hablar con el empresario, que será el que lleve la responsabilidad industrial de la planta.

Pero todos estos argumentos señalados por Pardo no convencieron a la oposición. El representante de PPSO, José Antonio de Miguel, criticó que se hubieran negociado diversos aspectos de la memoria sobre la representatividad de la nueva sociedad empresarial de Norma, sin que se haya informado a los grupos políticos de oposición. Por ejemplo, De Miguel explicó que se ha pasado de 5 a 6 representantes en el Consejo de Administración, quedándose fuera el Ayuntamiento de San Leonardo, en beneficio del empresario, que tendrá tres representantes en el Consejo. Asimismo se aludió a otras cuestiones, como la transmisión de acciones, o las previsiones para poner en marcha el plan de negocio.

De Miguel reiteró que el acuerdo hubiera sido fácil, porque la prioridad era salvar Norma, y el apoyo a la decisión de comprar Norma ya ha quedado expresada en diversas ocasiones. Pero las 'formas' del presidente Antonio Pardo, hacia la oposición, impedían dar un voto afirmativo a la aprobación definitiva del proyecto de Norma.

En el mismo sentido se expresó el portavoz socialista, Ángel Núñez, sobre la falta de información a la oposición, del proceso de negociación del acuerdo entre los socios de la 'Nueva Norma'. Además, Núñez exigía al equipo de gobierno que concretara el número de empleos que se podrán crear en Norma.

El portavoz socialista repitió que el números de puestos de trabajo previsto por la memoria de la Diputación, con una treintena de empleos o cien después de tres años, no era la solución que se había marcado desde el inicio, en opinión del grupo socialista. Además, pedía que se concretara como sería el Plan de Empleo de Pinares, que había que desarrollar de manera complementaria, a la reapertura de Norma.

Por su parte, la portavoz del grupo popular, Ascensión Pérez, se sorprendió de que, a estas alturas, los grupos de oposición aún no supieran si iban a apoyar o no la aprobación definitiva del proyecto de Norma. Pérez aseguró que los grupos de oposición habían participado en el proceso, en la comisión de seguimiento, y que se había dado toda la información, dentro de la compleja situación.

Pérez señaló que lo mejor que podía pasar es que se dejara hablar ya de Norma, y que se empezara a trabajar. La portavoz popular reiteró que era imposible responder a la pregunta socialista, de cuántos empleos se iban a crear, y que la prioridad había sido salvar Norma. Al igual que indicó Pardo en su última intervención, Ascensión Pérez pidió que se despolitizara este asunto, ya que se trataba únicamente de evitar el desmantelamiento de Puertas, y de que volviera a producir puertas, para que recuperara su faceta productiva.

Fundación CESEFOR

El Pleno de la Diputación también acordó, con los únicos votos del PP, la retirada de la institución provincial de la fundación CESEFOR, una entidad que había surgido desde la propia Diputación, a través de su anterior patronato de desarrollo (PDI).

La portavoz popular, Ascensión Pérez, explicó que la Diputación se sentía muy orgullosa de la creación de esa entidad sobre gestión y fomento del recurso forestal, y de la potenciación de los sectores de la transformación de la madera. Sin embargo, indicó que la Diputación lleva varios años sin aportaciones económicas, y que el actual ámbito regional y nacional del CESEFOR, desaconseja seguir estando en la entidad. Lo que no impida que la Diputación siga realizando convenios con ese organismo, para investigar y trabajar en proyectos que interesen a Soria, relacionados con la gestión forestal y su aprovechamiento o transformación.

Esta opinión no la comparten los dos grupos de la oposición, que votaron en contra de la marcha de la Diputación del CESEFOR. José Antonio de Miguel (PPSO) hizo hincapié la importancia que ha tenido la investigación de del CESEFOR, en la puesta en marcha de nuevo de la actividad resinera en Soria. Asimismo, recordó que quedan cuestiones sin terminar, como es cerrar el proceso de la regulación micológica, a falta de la creación de las lonjas.

En el mismo sentido se expresó el portavoz socialista, Ángel Núñez, que recordó también que está pendiente el Plan de Empleo de Pinares, donde el recurso forestal resulta muy importante, para el desarrollo económico de la comarca.

Los dos grupos de oposición reiteraron que el PP no ha explicado suficientemente los motivos de la salida del CESEFOR, cuando las consecuencias de esa marcha puede dañar a los intereses económicos y de desarrollo de la provincia.

En otro orden de asuntos, el Pleno aprobó el nuevo convenio de los trabajadores laborales de la Diputación, con la abstención del PSOE.

Comentarios...