Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La central térmica de Ólvega retomará mañana miércoles su servicio tras el incendio sufrido el viernes

La central térmica de Ólvega retomará mañana miércoles su servicio tras el incendio sufrido el viernes

PROVINCIA
Actualizado 07/01/2014 14:26

Los vecinos no han dejado de tener calefacción ni agua caliente gracias al doble sistema de seguridad que ha puesto en marcha la empresa.

La central térmica de Ólvega retomará mañana miércoles su actividad normal, una vez solventados los problemas ocasionados tras el incendio del pasado viernes 3 de enero. Tan sólo ha habido que cambiar las sondas que miden las presiones y temperaturas, además del cableado. "La obras en la cubierta y los trabajos de pintura se llevarán a cabo ya en verano", aseguran fuentes de la empresa Recursos de la Biomasa. Es el balance final de los daños que produjeron en el incendio originado el pasado viernes en la planta térmica de biomasa ubicada en Ólvega. Una causa ajena al funcionamiento de la central obligó a la empresa a poner en marcha el doble sistema de seguridad para no dejar sin calefacción a los vecinos. Los desperfectos están valorados en torno a los 80.000 euros.

"Se tuvo que cortar el suministro de la energía térmica que transcurre por la Red de Calor de Ólvega por motivos de seguridad, hasta que hemos sustituido con la mayor celeridad posible las piezas afectadas para que todos los equipos esté en óptimas condiciones", es la explicación del gerente de Rebi Alberto Gómez. Insistió en que "ningún vecino se ha quedado sin calefacción ni agua caliente sanitaria en ningún momento porque pusimos en marcha el doble sistema que nos permite la Red de Calor, que es encender las calderas de las salas de los edificios que mantenemos funcionales para estos casos, volviendo a quemar durante el tiempo que dure la avería el combustible fósil correspondiente a cada una". Es una de las ventajas de adherirse a la Red de Calor por Biomasa, las instalaciones sustituyen la energía producida por gas o gasóleo por la energía térmica, pero si la necesidad de sustituir sus calderas, que podrán encenderse en cualquier momento por causas de fuerza mayor. Y causa de fuerza mayor fue el incendio que la planta de Ólvega sufrió en la mañana del viernes, que se ha saldado con daños menores. El origen corresponde a una causa ajena al proceso de quemado de astilla, se inició cuando una chispa saltó a los equipos de filtrado durante los trabajos de soldadura que desarrollaba uno de los tres empleados de mantenimiento. Es lo que se desprende tras las inspecciones y análisis llevados a cabo por la Guardia Civil.

El gerente de Ventil Engenharia do Ambiente, la empresa fabricante de las dos calderas que alberga la central, César Tavares, explica tras la visita a la centra que "las calderas no han sufrido ningún daño, se encuentran en perfecto estado de funcionamiento, por lo que mañana ya se puede restablecer el servicio con las sustituciones que se han hecho en las sondas y cableado". Lejos de las declaraciones que hizo el alcalde del municipio olvegueño, Gerardo Martínez, en las que hablaba de un interior de la planta "totalmente calcinado", los daños finalmente han sido intrascendentes.

Las llamas se iniciaron entre los equipos de filtrado pasadas las 10.00 horas del viernes en la planta térmica de biomasa de la localidad soriana de Ólvega. Los primeros en dar la voz de alarma fueron los tres empleados de mantenimiento de la fábrica que en el momento de los hechos se encontraban realizando trabajos de soldadura en el interior.

El espeso humo negro que salía de la fábrica alertaba a los olvegeños, quienes se pusieron en contacto con los bomberos voluntarios de Ólvega; coordinados por el Servicio de Extinción de Incendios de Soria (SEIS), sofocaron el un incendio sobre las 13.30 horas.

A pesar de que había tres personas en la planta, no ha habido que lamentar daños personales. Ni los equipos de telegestión, ni las calderas ni lo depósitos se han visto mínimamente afectados, por lo que "la avería no es grave".

Comentarios...