Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Soria multiplica por 7 la producción de miera en los últimos tres años

Soria multiplica por 7 la producción de miera en los últimos tres años

PROVINCIA
Actualizado 08/03/2014 11:27

La Junta apuesta por la recuperación y expansión de la actividad resinera. En 2013 se resinaron en Soria 237.500 pinos, 204.500 más que en 2011, incrementándose la producción de miera de 66 a 470 toneladas. Castilla y León es la región con mayor producción de España en el sector de la resina, generando el 95 % del total nacional, con cerca de 10.000 toneladas.

La obtención de mieras es un privilegio de algunas zonas concretas del planeta que por su clima y las especies que las pueblan hacen posible una producción natural, anual y renovable, compatible con la explotación maderera de las mismas masas forestales. El aprovechamiento de resinas de pino o mieras en la provincia de Soria, como producto natural, ecológico y renovable, ha aumentado considerablemente en los últimos tres años, significando un ápice de esperanza entorno al sector resinero. De tres ayuntamientos que solicitaron resinación en Montes de Utilidad Pública en 2011 se ha pasado a 14, a los que hay que sumar un monte particular.

Este sector ocupa a trabajadores locales que se sienten responsabilizados del cuidado de las masas forestales, lo que reduce los riesgos de incendio y desertización. También se ha incrementado notablemente en este período de tres años el número de empleos directos, pasando de 7 a 53 resineros, contribuyendo a fijar población en nuestros pueblos.

En la primera transformación la resina se llama miera tras extraerse del pino y al llegar a las fábricas se denomina trementina. En la segunda transformación se produce aguarrás y colofonia, productos muy valorados en la industria química y a partir de los cuales se genera brea o pez. Su principal competidor es el petróleo y sus derivados, pero la miera sigue siendo muy valorada en la industria química, siendo la industria de la Unión Europea consumidora de un 25 % de la producción mundial.

Motivos para resinar

La coyuntura actual es favorable para incrementar los niveles de producción de resinas naturales en nuestra tierra. China, máximo productor mundial de resina, está sufriendo problemas por el desarrollo socioeconómico del país y la falta de una política forestal cuidadosa. El cambio en la situación internacional ha coincidido con la crisis económica en España, por lo que la demanda de empleo en la actividad resinera ha sido muy alta y, pese a las dificultades, los trabajadores se mantienen en la actividad, con bajísimas tasas de abandono. Por todo ello, hay tres razones fundamentales para resinar en nuestra tierra: la creación de empleo, el consumo nacional y europeo y la protección de los pinares.

Por otra parte, estamos asistiendo a una transformación en las técnicas tradicionales de obtención de mieras que, al tiempo que mejoran su competitividad a nivel internacional, son menos agresivas y permiten ampliar el abanico de posibilidades laborales aplicables.

En la década de los 60 la producción media de Soria superaba las 5.000 toneladas

La resinación ha contribuido de forma notable al mantenimiento de los pinares ya que gracias a ella se obtuvieron unas rentas muy importantes durante muchos años, siendo esta especie, el pino resinero, una importante fuente de riqueza y empleo en muchas zonas castellanas.

La resina ha sido para muchos pueblos de Soria una fuente importante de ingresos en las arcas municipales y de empleo en el medio rural, siendo una de las provincias en las que este aprovechamiento tuvo una importancia significativa, llegando a suponer más de un 10 % de la producción nacional.

La obtención media durante las décadas de los años 60 y 70 se situó por encima de las 5.000 toneladas, con un máximo en 1961 de casi 6.500 toneladas. En 1977 se siente de forma brusca la crisis del sector y sólo gracias a las ayudas al mismo se recupera temporalmente la producción durante los años siguientes.

La entrada en la CEE sin la adopción de medidas de protección o adaptación a una nueva situación de liberalización del mercado dan lugar a una caída lenta y progresiva que motiva que desde el año 1990 la producción haya sido casi anecdótica.

Finales de los años 70: inicio de la crisis en el sector

Las causas que propiciaron esta crisis son: condiciones duras de trabajo; reglamentación de trabajo obsoleta (Reglamentación del Trabajo en la Industria Resinera de 14 de Junio de 1947); dependencia de los resineros del Régimen General de la Seguridad Social; gastos de extracción crecientes; tardía reconversión industrial, con pérdidas de valores añadidos; importación de colofonias de otros países con menor coste de extracción (China pasó de producir 6.000 toneladas de colofonia en los años 30, a 400.000 toneladas en los 90); y ausencia de negociación de la resina con la entrada de España en la CEE, ya que, de todos los productos forestales, sólo el corcho entra en la Política Agraria Común.

En el aspecto de la transformación de la miera, Soria llegó a tener 9 instalaciones de destilación, algunas de las cuales tenían su propia escuela para los hijos de los obreros, como la destilería de la Concepción. En estos momentos tan sólo existe una pequeña destilería situada en San Leonardo de Yagüe.

En la extracción de la miera el coste de la mano de obra supone casi un 80 % del coste total, resultando imposible competir con países en los que ese factor era considerablemente inferior al nuestro y por ello las industrias de transformación seguían estando en Europa pero la materia prima para sus procesos se obtenía en China.

Motivos para la esperanza de un sector en auge

En los últimos 3 años se ha producido un incremento notable de los precios de productos resinosos en el mercado internacional. Esto ha coincidido con una fuerte crisis y desempleo en el medio rural, por lo que el aprovechamiento de resina ha crecido enormemente, iniciándose con fuerza también en Soria.

Por el tiempo transcurrido puede asegurarse que esa coyuntura de precios no ha sido puntual ni debida a movimientos especulativos en el mercado chino, sino que hay causas estructurales que lo explican como el descenso de los pinares susceptibles de aprovecharse, el incremento de los precios de mano de obra en ese país, el aumento del consumo propio de los países productores, etc., por lo que las industrias ya están buscando nuevas fuentes de aprovisionamiento.

Ello ha propiciado la reciente apertura de una nueva destilería en Cuéllar y el creciente interés por la producción europea. Además, ante la evidencia de las posibilidades del sector para fijar población estable en el medio rural, de las ventajas de esta vinculación laboral con el propio monte como medida preventiva de incendios y de ingresos en los ayuntamientos, se plantea establecer un programa de colaboración entre administraciones para intentar dar estabilidad a este aprovechamiento en la provincia de Soria.

El óptimo biológico: Pinus pinaster

Las causas principales que nos obligan a no olvidarnos de la resina y fomentar este sector que en otro tiempo tuvo gran importancia son: el Pinus pinaster es el óptimo biológico en muchos ecosistemas españoles y la resinación es una de las fórmulas para asegurar la conservación de los mismos al aumentar su rentabilidad e interés social; con la resinación tenemos una mayor vinculación y presencia física del resinero en el monte; la resina española es un recurso natural y renovable, según los empresarios, mejor que la de otros productos importados; en la Unión Europea existe un déficit de estos productos, pues el consumo de colofonias de la Comunidad Europea no ha disminuido, se mantiene en torno a las 150.000 toneladas y los únicos países de tradición resinera son Portugal, España y Grecia; España ha pasado de ser un país exportador de colofonias a ser un país netamente importador.

El paro y la crisis, la enorme cantidad de pinos resineros abandonados en España y la creciente demanda mundial de resina han creado una mezcla perfecta para relanzar un sector que tocó techo en los años sesenta. El resultado es que la resina ha multiplicado su producción en tres años: de 2.000 toneladas en 2009 a cerca de 10.000 en 2013, según las primeras estimaciones de CESEFOR. Para 2014 el sector aspira llegar a 15.000 toneladas, lejos todavía de las 55.000 toneladas que se extraían de los pinos en los años sesenta, antes de la emigración masiva a la ciudad, pero las expectativas son que siga creciendo a buen ritmo unos años más.

Apuesta de la Junta por la recuperación y expansión de la actividad resinera

En los últimos años, la Junta de Castilla y León ha apostado por la mejora de las técnicas de extracción mediante la mecanización favoreciendo la competitividad del producto. Se ha invertido más de un millón de euros y la Junta ha aportado el 20 %, con el fin de favorecer el sector y su producción. También se ha creado la Mesa de la Resina.

Soria multiplica sus cifras: ayuntamientos implicados, pinos resinados y producción

Los ayuntamientos con pinares potencialmente resinables están a la expectativa. En los últimos tres años han aumentado las solicitudes y desde la Junta de Castilla y León se están abriendo pinos en resinación en los diferentes montes ordenados.

De 32.961 pinos en el año 2011 (3 ayuntamientos) se pasó a 105.000 pinos en 2012 (11 ayuntamientos) y en 2013 se han llegado a resinar 233.507 pinos, dando trabajo a 53 resineros en 19 montes de Utilidad Pública pertenecientes a 14 ayuntamientos: Almazán, Matamala de Almazán, Bayubas de Abajo, Bayubas de Arriba, Berlanga de Duero, Quintana Redonda, Tajueco, Tardelcuende, Valdenebro y Valderrodilla, en la zona de Pinares Llanos del sur de la provincia, y Espeja de San Marcelino, Espejón, Santa María de las Hoyas y Vadillo, en la Comarca de Pinares al norte de la provincia. También se han resinado en este año 4.000 pinos en un monte particular de Espeja de San Marcelino. La producción total ha sido de 470.000 kilogramos, con una producción media cercana a 2 kilogramos/pino.

El futuro, aunque incierto, por el precio al que se pagará la resina, y duro, por las condiciones laborales, ha animado a numerosas personas a comenzar a trabajar de nuevo en esta actividad.

Empleo en el mundo rural: 53 resineros en Soria

En los últimos años se ha multiplicado por tres el número de empleos. En tres años se han creado 348 empleos, cifrándose en más de 700 los empleos resineros en nuestra Comunidad. En Soria se ha pasado de 7 resineros en 2011 a 53 el pasado año.

La riqueza generada se ha multiplicado por 4,5 en Castilla y León con una producción que supera los 6,5 millones de euros. Además, el auge del sector ha permitido poner en producción 100.000 hectáreas de pinares en los que los resineros contribuyen a prevenir los incendios forestales.

Por cada 160 hectáreas se genera un empleo y también por cada 15 toneladas de resina, por lo que una producción de 15.000 toneladas podría generar 1.000 empleos directos. Respecto al consumo de los productos de la resina, España consume entre 30.000 y 40.000 toneladas de resina o sus derivados y la UE entre 200.000 y 300.000 toneladas. Europa es el principal consumidor mundial y no produce ni el 1 % de su demanda.

En el marco de los proyectos SUST-FOREST de la UE y REMASA de España

Hay que recordar que están en marcha dos proyectos para el impulso y fomento de la resina en Europa: el Proyecto SUST-FOREST de cooperación transnacional de España, Francia y Portugal y el Proyecto REMASA de investigación de la resina de cooperación entre Castilla y León y Castilla-La Mancha.

El Proyecto SUST-FOREST de la Unión Europea tiene por objeto la conservación y empleo rural en el territorio del sur de Europa a través de la extracción de la resina. Está financiado por SUDOE Interreg y la Junta de Castilla y León y cuenta con un presupuesto de 1,2 millones de euros. Pretende conservar y expandir la extracción de la resina como aprovechamiento forestal a largo plazo y contribuir al empleo rural, a la conservación de los bosques y a la prevención de incendios forestales en los extensos pinares de España, Portugal y Francia. Para ello, se contempla el análisis de los aspectos económicos, ecológicos y sociales del sector en el marco de las políticas europeas de desarrollo rural.

El proyecto REMASA, de investigación aplicada a la valorización de los recursos forestales de resina y biomasa, es una iniciativa de cooperación interterritorial entre Castilla y León y Castilla-La Mancha financiada por FEADER y MAGRAMA. Su objetivo es planificar el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales en nuestros montes a través de la promoción de la resina, la biomasa y el compost mediante la formación de la población local, la mejora de la calidad ambiental a través de la gestión sostenible de los pinares y el fomento de las actividades tradicionales basadas en el aprovechamiento forestal.

Castilla y León, primera comunidad autónoma productora de España y Europa

El pino negral o resinero ocupa más de 400.000 hectáreas, representa el 13 % de los bosques de Castilla y León, el 28 % de los pinares de esta especie de España y el 9 % de la superficie total mundial. Castilla y León es la región con mayor producción de España en el sector de la resina generando casi el 100 % del total nacional. En nuestra Comunidad hay cuatro destiladoras, 3 en Segovia y una en Soria. Cabe destacar que en la localidad segoviana de Coca se sitúa una de las empresas emblemáticas de la transformación de la resina en España.

La superficie de Pinus pinaster (negral o resinero) en Soria asciende a 74.672 hectáreas, lo que supone el 18 % de la superficie forestal arbolada de la provincia (418.649 hectáreas).

Comentarios...