Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Junta y Ministerio del Interior presentan un convenio para reforzar la lucha contra la violencia de género

Junta y Ministerio del Interior presentan un convenio para reforzar la lucha contra la violencia de género

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 02/07/2014 19:44

Castilla y León se convierte en la primera comunidad en contar con un convenio de colaboración con el Ministerio del Interior para compartir información sobre casos de violencia de género.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, han presentado hoy un acuerdo de colaboración para reforzar la lucha contra la violencia de género y proteger a sus víctimas. Mediante este acuerdo, la aplicación telemática que sustenta el Registro Unificado de Víctimas de la Violencia de Género de Castilla y León se integrará en el Sistema de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género (VIOGEN), ya en funcionamiento en la Secretaria de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

Celebrado en la sede de la Presidencia de la Junta de Castilla y León en Valladolid, el acto de presentación del convenio ha contado con las intervenciones del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y de la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero.

El Sistema de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género del Ministerio del Interior constituye un instrumento básico para aglutinar a todas las instituciones que trabajan en la prevención, asistencia y persecución de los actos de violencia de género, así como para realizar seguimientos y protección a las víctimas de violencia de género en cualquier parte del territorio nacional. Igualmente, el sistema VIOGEN es una herramienta para realizar las valoraciones de riesgo y para aplicar las medidas de protección policial.

Por su parte, la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, gestiona el Registro Unificado de Víctimas de Violencia de Género de Castilla y León, instrumento que permite compartir información entre los profesionales del ámbito de los servicios sociales así como los de los servicios específicos de atención a las víctimas de violencia de género, tanto a nivel local como autonómico, con el objetivo de garantizar la atención integral a las víctimas.

Intercambio de información en tiempo real

Ahora, con este convenio, el Sistema de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género del Ministerio del Interior y el Registro Unificado de Víctimas de Violencia de Género de Castilla y León estarán coordinados para intercambiar la información que se considere necesaria para dar una respuesta integral a los casos de violencia de género.

De esta manera se integrará a tiempo real la información procedente de los distintos profesionales que intervienen en la atención a las víctimas, tanto del Estado (Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y unidades de violencia de la Delegación de Gobierno, entre otros) como la de los profesionales del sistema de los Servicios Sociales de Castilla y León y de los Servicios Sociales de las corporaciones locales. El objetivo es ampliar las posibilidades de detección de casos de violencia y ofrecer una atención eficaz y ágil a las víctimas.

Además, este intercambio de información facilitará la adopción de la mejor decisión en las valoraciones, tanto de riesgo policial como social, así como en la asignación de los recursos más adecuados para la víctima y adaptados a la fase en la que se encuentre. Asimismo, las víctimas no se verán obligadas a repetir su historia ante diferentes instancias y servicios públicos, tendrán garantizada una mayor protección y seguridad, y lograrán una mejor atención de sus necesidades.

Comisión mixta de seguimiento

Para el seguimiento de este convenio, que no conllevará ningún incremento del gasto público, se creará una comisión mixta que, integrada por representantes de la Secretaría de Estado de Seguridad y de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, se encargará de velar por el cumplimiento de lo establecido en el convenio en cuanto a programación, organización y control de actividades.

En su intervención, el secretario de Estado de Seguridad, que ha subrayado la trascendencia del convenio, ha afirmado que "la violencia de género no es un asunto privado y que su erradicación ha de convertirse en un servicio público en el que los poderes públicos ejerzan un liderazgo irrenunciable ejecutando políticas específicas en el ámbito de la seguridad, de la justicia, de la educación o de la salud".

Francisco Martínez ha destacado que en la actualidad el sistema VIOGEN tiene registrados 330.000 casos de mujeres víctimas de violencia de género, de los cuales, más de 56.000 se consideran "casos activos" (9 en riesgo extremo, 111 en riesgo alto, 2.838 en riesgo medio, 12.930 en riesgo bajo y 40.552 en riesgo no apreciado). Respecto a Castilla y León, VIOGEN tiene registrados unos 15.000 casos, de los 2.400 permanecen activos (0 en riesgo extremo, 4 en riesgo alto, 82 en riesgo medio, 407 riesgo bajo y 1.943 en riesgo no apreciado).

El secretario de Estado de Seguridad ha subrayado que "la violencia de género constituye una grave vulneración de los derechos fundamentales, especialmente de las mujeres, en particular, de su derecho a la vida, a la libertad, a la igualdad, a la dignidad y a la seguridad". Asimismo, Francisco Martínez ha resaltado que con este convenio de colaboración "se demuestra que nuestras instituciones son conscientes de la gravedad y persistencia de las infracciones penales cometidas en el ámbito familiar, y más concretamente en el de la violencia de género, y que por ello es necesario profundizar en las medidas de protección a las víctimas, a través de una adecuada coordinación de las actuaciones entre ambas administraciones.

Para la Junta de Castilla y León, el convenio con el Ministerio del Interior constituye el punto de partida de un novedoso modelo de atención integral y coordinado para las víctimas de violencia de género que diseñará el Gobierno de la Comunidad antes de que finalice este año, y que se articulará bajo el nombre de "Objetivo Violencia Cero".

Así lo ha anunciado hoy el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, durante la presentación del convenio de colaboración con el Ministerio del Interior para integrar los respectivos sistemas de información de violencia de género, lo que constituye el primer hito de un nuevo modelo organizativo común e interrelacionado que engloba 'el antes, el durante y el después de la denuncia'.

Un modelo integral para atender a las víctimas, 'Objetivo Violencia Cero'

El sistema 'Objetivo Violencia Cero', que responde a uno de los compromisos del presidente de la Junta en el reciente Debate sobre el estado de la Comunidad, trata de coordinar todos los recursos disponibles e implicar en un trabajo en red a todos los agentes públicos y privados que intervienen en cada una de las etapas del proceso, ya que el problema requiere que se aborde desde múltiples planos de actuación (policial, judicial, social, laboral, educativo...).

Así, las claves del nuevo modelo son:

-Atención integral, mediante un plan personalizado de seguridad y de autonomía para cada víctima que cubra la prevención, el apoyo, la seguridad, la asistencia con recursos especializados y la integración social, y contando con un profesional de referencia que la acompañe durante todo el proceso.

-Enfoque proactivo, trascendiendo el 'modelo de espera' (más centrado en actuar a partir de la denuncia), e incidiendo en la detección de las situaciones de maltrato desde los servicios sanitarios, educativos o sociales, para iniciar los procesos de ayuda desde la fase más temprana posible y adaptados a las circunstancias de la mujer.

-Implicación de toda la sociedad: administraciones (central, autonómica y local), instituciones, entidades y agentes de la sociedad, en un verdadero sistema integrado de apoyo a las víctimas que trabaje en red, para ofrecer a la mujer una respuesta única y coordinada.

Los pasos para su puesta en marcha

Para ello, entre los pasos que se van a ir dando desde la Junta de Castilla y León para la puesta en marcha del sistema 'Objetivo Violencia Cero' figura la suscripción de convenios con el CGPJ, la FRMP y los Ayuntamientos con policías locales. En segundo lugar, la fijación de una metodología común (instrumentos de valoración de riesgos, protocolos y procedimientos), a fin de garantizar la atención continuada a cada mujer para todas sus necesidades. Esta metodología será la base para poder abordar conjuntamente las medidas policiales y sociales, a través de los planes personalizados de seguridad y autonomía, y también para la asignación de un profesional de referencia a cada víctima.

En tercer lugar, la incorporación de agentes colaboradores (entidades privadas y asociaciones), mediante protocolos de atención y de alerta y su integración en el Registro Unificado de Víctimas de Violencia de Género, a través de la formalización de los correspondientes convenios.

Por último, la información e implicación de toda la sociedad, que debe comenzar por el ámbito educativo, en la escuela y en la Universidad.

El modelo estará articulado antes de que finalice el año, sin perjuicio de que pueda continuar evolucionando y mejorando. En definitiva, se trata de un sistema avanzado destinado a apoyar, acompañar y atender a las mujeres que sufren esta lacra social, junto con sus hijos e hijas y las personas de ella dependientes desde el minuto cero, tras la detección del primer síntoma de violencia hasta la integración social y laboral que permita a cada mujer volver a tomar las riendas de su vida. Un sistema integral en el que todos los agentes funcionarán en red, con actuaciones interrelacionadas, antes, durante y después de la denuncia.

Comentarios...