Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Homenaje a Giorgio Faletti

Homenaje a Giorgio Faletti

OPINIóN
Actualizado 22/07/2014 11:39

Está claro que todo su baremo intelectual queda patente en su forma de narrar, de lograr que el lector se embriague del universo creado por Faletti en cada una de sus novelas.

El sábado pasado me despertaba con esa noticia que nunca quieres que se produzca, el fallecimiento de alguien a quien sientes cercano a pesar de las muchas distancias que te separan. Es cierto que desconocía casi todo sobre él, ni siquiera conocía que era presa de una larga enfermedad, pero sus libros habían logrado que lo sintiese como algo más que un escritor encerrado en su mundo creador.

Cómico, cantante, actor, pintor, compositor, guionista y escritor. Un conjunto de profesiones que permitían que aflorase un talento descomunal que asumía todo tipo de riesgos para llevar a cabo todo su potencial creativo. La música y la televisión lo encumbraron en Italia, su país, llegando a convertirse en uno de esos personajes tan queridos que parecían ser miembros de la familia.

Está claro que todo su baremo intelectual queda patente en su forma de narrar, de lograr que el lector se embriague del universo creado por Faletti en cada una de sus novelas.

Descubrirlo a principios de siglo con una novela de intriga, de esas que atrapan desde el principio, que pasan de mano en mano hasta que las hojas pierden cualquier atisbo de su color original, de esas que logran que no solo se pierda la noción del tiempo, sino que pospones todo lo que no sea imprescindible para seguir leyendo. Yo mato logró encumbrar al escritor en nuestro país sin estridencia, a pesar que las cifras de sus ventas en Italia lo convirtieron de inmediato en todo un fenómeno literario.

Tras El tercer lado de los ojos, Fuera de un evidente destino y Yo soy Dios, llegó hace apenas dos años la soberbia novela Apuntes de un vendedor de mujeres, un regalo para los lectores que lograba nos transportáramos con enorme facilidad al Milán de los años 80. Una novela multigénero que nos presentaba a uno de esos personajes, Bravo, que difícilmente se olvidan y se suma de inmediato a la memoria colectiva. Con una prosa directa y exquisita que consigue que en la misma página pasemos de lo más sordido a la ternura más emocionante.

Por si fuera poco no hace mucho apareció en nuestro país Tres actos y dos partes, una novela breve acerca del mundo del fútbol y esas segundas oportunidades que todos tenemos en la vida

Blog de César Millán

Comentarios...