Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Plaza del Vergel, Soria travestida

Plaza del Vergel, Soria travestida

OPINIóN
Actualizado 03/08/2014 19:05

¿Tan difícil era poner un pavimento liso y no ese empedrado que clama al mismísimo cielo y que sólo gusta a los traumatólogos privados?

Dice el diccionario de la Real Academia española de la lengua, que vergel significa, (del prov. Vergiel), "huerto con variedad de flores y árboles frutales". Ahora bien, si extrapolamos ese significado a la remodelada plaza del Vergel de Soria, la cosa cambia y el ingenio humano ? y siempre con el permiso de la Real Academia, eso sí ?, podría escribir un nuevo diccionario, sólo para definir la chapuza por no decir otra cosa, que allí se ha fraguado por parte del Ayuntamiento socialista de Soria.

Es verdad, por qué no reconocerlo, que antes tampoco es que esa plaza fuera apropiada. Vamos, que era horrorosa en toda su esencia con ese hormigón rosado, pero oiga, cuando se acomete una obra de tal calado, ¿se espera siempre que el resultado sea para mejor no?

Para gustos los colores, sí. Pero es que hay cosas que claman directamente al cielo. La estética de la plaza en su conjunto, es para mi gusto, horriblemente desafortunada. Y lo digo porque a veces los técnicos se baten los sesos para hacer algo distinto, olvidando que los experimentos, en esta vida, mejor hacerlos en la cocina de uno mismo.

¿Pero tan difícil era poner un pavimento liso y no ese empedrado que clama al mismísimo cielo y que sólo gusta a los traumatólogos privados?

¿Tan difícil una vez tenido ese pavimento acorde a las necesidades del peatón haber colocado unos bancos de madera normales y corrientes y que en una ciudad como Soria vienen que 'ni pintaos'?

¿Tan difícil haber colocado unos árboles a pie de suelo o unas jardineras de hierro forjado como en otras capitales españolas?

Ya sé que doctores tiene la Iglesia. Pero de verdad, no es porque yo sea algo conservador, ?que lo soy?; pero es que entre esta plaza del Vergel o más bien de los horrores, lo de los búnkeres del Espolón o lo del "arco del triunfo de unos pocos" en Mariano Granados, algunos le están robando injustamente la esencia a esta ciudad castellana y que parece estar siendo victima de un travestismo que no se merece.

Doctores tiene la Iglesia sí, pero estas chapuzas las estamos pagando entre todos, y no entre todos precisamente, se está llevando a esta ciudad como puta por rastrojo.
Comentarios...