Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
"Denunciar es la mejor manera de ayudar a la víctima"

"Denunciar es la mejor manera de ayudar a la víctima"

PROVINCIA
Actualizado 25/11/2016 12:46

Hoy 25 de noviembre, se celebra el El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Antigona ha llenado Soria de actividades para visibilizar el problema. Antígona cumple diez años y continúa luchando por romper la barrera de la desigualdad de género. Soria Noticias entrevista a su presidenta, Concha Baena

P: ¿Quién compone y cómo surgió Antígona?

R: Antígona nació como asociación en el año 2006, aunque llevábamos ya un tiempo reuniéndonos un grupo de mujeres con la inquietud de que la situación de la mujer no era la que nosotras considerábamos apropiada, ni adecuada. La mayor parte somos madres y creíamos que no queríamos ese futuro para nuestros hijos. La compusimos un grupo de profesionales: médicos, psicólogos, trabajadores sociales..., y al principio no había ningún hombre, ahora se han ido incorporando. No estaba bien visto ser de Antígona, pero la gente ha cambiado mucho la mentalidad, se da cuenta de que efectivamente esta situación de desigualdad y sobre todo de violencia que está sufriendo la sociedad no tiene por qué ser así, y se van uniendo. No están en las concentraciones, no están en la asociación, pero te agradecen que estés ahí.

P: ¿Qué servicios presta la asociación a las mujeres?

R: Acompañarlas y escucharlas, que es muy importante. En algunos casos, son atendidas por la psicóloga y en otros, las mandamos a sus médicos para que sean derivadas a salud mental. También tenemos asesoría legal y sobre todo intentamos que no se sientan solas porque el maltratador se encarga de aislarlas de todo su entorno.

P: ¿Qué papel juega la mujer en la sociedad actual?

R: Ahora mismo ya juega un papel bastante más importante que el que jugaba hace 10 años. La mujer se está abriendo paso y ocupando el puesto que le corresponde, aunque sea a fuerza de codazos. Todavía está ese techo de cristal que es muy difícil de romper, porque han puesto unos techos de una seguridad total y absoluta para que seamos incapaces de romperlos, pero estamos subiendo muy arriba y cuantas más mujeres estemos arriba, más fuerza tendremos entre todas para romperlo y poder hacer una sociedad igualitaria, justa.

P: En Soria, las mujeres que sufren maltrato, ¿a qué organismos y organizaciones pueden recurrir aparte de Antígona?

R: Se publicitan como que tienen servicios para atender a las víctimas de violencia de género la Junta de Castilla y León, la Diputación y el Ayuntamiento. Además, tiene servicios Cruz Roja. La administración debería prestarles un servicio integral a las mujeres víctimas de violencia de género y todavía no se está haciendo.

25 DE NOVIEMBRE

P: El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, ¿qué hará Antígona?

R: Sorpresa (risas). Vamos a estar ahí colaborando con el Consejo Municipal de la Mujer y con las actividades que haga, y como siempre nosotros haremos algo que impacte en la sociedad y que impacte en el corazón de la gente. El año pasado, por ejemplo, repartimos 16.000 pulseras por toda la provincia porque necesitábamos que se hablara del tema. Siempre intentamos recordar a la gente lo que está pasando, y la vergüenza que nos tiene que dar estar permitiendo que pase.

P: ¿Qué formas existen de maltrato contra la mujer?

R: Todos son igual de devastadores. Está el maltrato físico, el psicológico, el económico, no permitir acceder a las víctimas al dinero que es de los dos, y el religioso. Pero a mí hay una forma de maltrato que me duele en el alma, el administrativo, que es el incumplimiento de la ley, de la protección de las mujeres. Es, probablemente, un maltrato añadido y muchísimo más grave que muchos otros.

P: Las cifras de violencia de género contra la mujer son escandalosas y cada vez hay más casos en la juventud, ¿está fallando la educación?

R: Sí y un sí muy grande. Desde que comenzó su andadura la asociación, llevamos pidiendo por favor, que se forme a los profesionales de educación para que ellos sean capaces de transmitir a los niños en los centros escolares -porque está visto que dentro de la familia no se transmite bien- el no a la violencia hacia las mujeres, el respeto, la tolerancia y la igualdad. Todavía estamos esperando esta formación mientras sigue creciendo de una forma alarmante la violencia en la juventud.

P: ¿Qué medidas hay que tomar para prevenir e intentar poner fin a la violencia contra las mujeres?

R: Principalmente que la sociedad se implique en erradicar este problema y que la justicia cumpla sus funciones con toda la fuerza que pueda ejercerlas. Si al primer maltratador que asesinó o que maltrató a su mujer le hubiesen castigado en condiciones, probablemente el segundo no hubiese hecho lo mismo. No se puede con una mano castigar y con la otra mano perdonar en el tema de violencia de género, porque los maltratadores no se corrigen y la única forma de que no vuelvan a ejercer esa violencia sobre las mujeres es que paguen íntegramente sus penas.

P: ¿Cómo se debe actuar si se presencia una escena de maltrato o si se conoce algún caso?

R: Con prudencia y con respeto. Prudencia porque no se puede ir a saco a separar una riña de una pareja, ni meterse por medio porque al final puede pasarte lo que les pasa a muchas personas, que son agredidas también. Entonces prudencia y llamar a la policía, al 112, no hay que esperar a que se levante más la voz, ni a que se vuelva a pegar otro golpe. No hay que hacer de justiciero. En cuanto al conocimiento de un caso concreto, presentar una denuncia y que sea la policía la que investigue, y el juzgado. Si realmente quieres ayudar a la victimas, la única manera de hacerlo es denunciando.

P: ¿La persona que maltrata puede modificar su conducta?, ¿existen terapias?

R: Bajo nuestro punto de vista no existe una terapia dirigida al maltratador porque no existe un maltratador tipo, ni un motivo único, y por lo tanto, no se puede responder a la pregunta. Creemos que no hay terapias para esto o para lo otro, hay terapias que inciden en lo psíquico y el sujeto experimenta un cambio o no, en función de la demanda que le ha llevado al tratamiento. La Junta de Catilla y León tiene implementadas unas terapias para hombres acusados y que cumplen condena en las cárceles por maltrato y por violencia hacia la mujer, y se acogen a ellas porque hay reducción de penas. La gente tiene que tomar conciencia, eso sí haría que bajaran las estadísticas.

P: ¿Qué cambios son necesarios a nivel jurídico?

R: Primero, que la justicia empatice más con las víctimas y que se ejerza la justicia con toda la contundencia en estos casos para que no se vuelvan a repetir. Segundo, actualizar la ley y mejorarla porque han pasado un montón de años y no se ha actualizado, se han hecho cuatro cosas. Y sobre todo, implantar en las leyes el sentir de las víctimas, no el sentir de cuatro señores que están sentados en los despachos y que no saben realmente lo que está pasando. Habría que ampliar el concepto de violencia de género en la ley, ya que ésta solo contempla la violencia de género si es violencia en pareja o ha existido una relación sentimental, y el concepto de violencia de género desde el feminismo es la violencia que se ejerce contra la mujer por el hecho de ser mujer, que puede ser también fuera de la pareja.

P: Todavía queda un largo camino por recorrer en busca de la igualdad. En estos momentos, ¿en qué está centrada la asociación?

R: Queda mucho camino, pero se ha avanzado muchísimo. En estos momentos, Antígona está centrada en esta campaña contra la violencia de género sobre las mujeres y sobre los niños, y estamos también centradas en otro proyecto que no tiene que ver directamente con la violencia de género, pero sí con la mujer. Es un estudio de campo de cómo vivían las mujeres antes de la entrada de la tecnología. Estamos haciendo entrevistas, de momento lo llamamos 'Los trabajos y los días', acordándonos de Hesíodo, y esperamos que esté listo para el 8 de marzo. Además, vamos a hacer un tríptico sobre la violencia de género en la juventud.

Comentarios...