Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Isabel Goig se sienta en el Rincón de Soria Noticias
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Isabel Goig se sienta en el Rincón de Soria Noticias

ESTILO DE VIDA EN SORIA
Actualizado 02/12/2019 09:15
Encarna Muñoz
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

En una de sus entrevistas más personales, la escritora asegura que "odio los comentarios malvados de barra de bar. Destruyen”.

Pregunta: ¿Qué es lo último que hace antes de acostarse?

Respuesta: Leo un poco. Cualquier cosa y puede quitarme el sueño porque si algo me engancha no puedo parar hasta que lo acabo.

P: Cuando tiene una tarde libre, ¿a qué le gusta dedicarla?

R: Uff, una tarde libre. Si hace buen tiempo paseo por las afueras de Soria y si hace malo, como ahora, veo una película..

P: ¿Libro o película?

R: Siempre libro. Las personas que no leen no saben lo que se pierden. Leer es fundamental.

P: Recomiéndeme uno. ¿Por qué?

R: Estoy un poco desconectada de los autores contemporáneos. Me gusta ir a lo seguro y si tuviese que quedarme con un autor te diría a Marguerite Yourcenar. Era una mujer peculiar a la que no le gustaba el género humano pero era una magnífica transmisora de ideas y creencias. Cuando acabas una obra suya te dan ganas de volver a empezar.

P: ¿Qué música pone cuando se ducha?, ¿Canta?

R: Soy de radio hablada. Solo pongo música cuando escribo y no canto.

P: ¿Cuál es su palabra favorita?

R: Paz, diálogo y paz otra vez. Vamos a la deriva y hacia un mundo tremendamente odioso. Somos unos insolidarios y si no hay paz acabaremos matándonos todos.

P: ¿Si pudiera viajar en el tiempo elegiría el pasado o el futuro?

R: El pasado. Volvería a la década de los setenta, años en los que nacieron mis tres hijos. Menos esa época, cambiaría todo lo demás de mi vida.

P: ¿Cómo era en el colegio?

R: Extremadamente tímida. Además, estudié en el colegio de Las Teresianas de Jaén y era un colegio donde iba gente de mucho dinero. Seguramente era una sensación mía pero nunca me sentí integrada y en el recreo no me elegían para jugar con ellos. Nunca me he sentido a gusto con esa gente ni creo que me sienta nunca.

P: Un poco más mayor, ¿era muy fiestero?

R: Tuve mis años fiesteros. Viví esa época de salir hasta altas horas de la mañana pero creo que perdí el tiempo.

P: ¿Quién o quiénes han influido más en tu forma de ser?

R: Además, de mi madre y mi abuela, de quienes más he aprendido es de mis hijos. No guardan rencor y son generosos, todo ello mucho más que yo. Yo si soy un poco rencorosa y no se me olvidan fácilmente los agravios aunque lo disimule bien.

P: ¿Y qué tuvo que aprenderlo a base de palos?

R: Todo lo he aprendido de la vida y ha sido durita. Se aprende pero se vuelve a tropezar por lo menos otra vez. A la tercera ya no me ocurre.

P: ¿Cuál es el mayor éxito que ha tenido en su vida?

R: Mis hijos, indudablemente.

P: ¿Y su mayor fracaso? Algo que puede reconocer...

R: Mi primer divorcio, el del padre de mis hijos. Fue duro y creo que un fracaso por ambas partes.

P: Díganos algo que no soporte.

R: Llevo muy mal la injerencia en la vida privada ajena. Los malvadísimos comentarios en las barras de los bares que destruyen a las personas y, sobre todo, a las mujeres. No lo aguanto.

P: En qué rincón de la provincia le gusta perderse. ¿Por qué?

R: En Tierras Altas, mi lugar en el mundo está en la comarca de San Pedro Manrique pero los pueblos deshabitados. Cuando estoy baja de ánimo y llego al cruce de Estepa de San Juan es como si echaran polvos mágicos. Me siento otra.

Comentarios...