Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Ser concejala cuando no se ha pensado serlo

Ser concejala cuando no se ha pensado serlo

OPINIóN
Actualizado 20/02/2020 08:56

Un artículo de Marisa Muñoz, concejala de Podemos Soria

Cuando una persona de la calle llega, como concejal, a su ayuntamiento le suceden varias cosas. La primera, el sentimiento del vértigo, inevitable al enfrentar situaciones desconocidas y que a veces no logramos superar. El que lo hagamos o no depende de nuestra forma de ser, de nuestra situación personal y, sobre todo, de los apoyos con que contemos en nuestro grupo político y, fundamentalmente, en nuestro entorno más cercano.

Al tiempo que se sobrelleva la inseguridad de esos primeros días hay que formalizar trámites y conocer las herramientas de que dispone cada concejal para su desempeño. Después viene empezar con el funcionamiento de las Comisiones Informativas, de los diversos Consejos Municipales, asistir a las Juntas de Portavoces y preparar las intervenciones en los Plenos. Es hora de leer mucha documentación, estudiar expedientes sobre cada tema, preguntar dudas en las comisiones, reflexionar sobre la postura a adoptar para que sea acorde a la trayectoria política del partido que representas pero, sobretodo, que beneficie a las vecinas y los vecinos de Soria.

Así pasan los meses y, al mirar atrás, queda cada vez más claro que sólo una motivación responsable, enfocada al bien común, puede sostener a la osada que ha decidido cambiar su vida de forma tan radical.

Cada día en el ayuntamiento es un día de aprendizaje intenso. Se aprende de cada situación, de cada trabajador o trabajadora y ese bagaje, junto al sentido común y la humildad, permitirá seguir adelante hasta las próximas elecciones. Errores, habrá muchos. Aciertos, ojalá, alguno. Lo fundamental será haber sido útil, poner un granito de arena y demostrar que la política no es enfrentamiento, que la oposición no es defender lo contrario a cualquier iniciativa del grupo de gobierno, sino que es más aportar, complementar y, a veces, discrepar con firmeza.

En cualquier caso, la correlación de fuerzas en nuestro ayuntamiento y el peso que han dado los votos a cada grupo político dejan las cosas claras. Hay una mayoría absoluta indiscutible y eso limita la capacidad de influencia de forma considerable. Tal es así que la postura más lúcida, sobre todo para un grupo municipal unipersonal como es Podemos Soria, consistirá en aportar, convencer de la utilidad de esas aportaciones, ser coherente, ser humilde, ser constante, poner todo de su parte en aquellos temas que sean prioritarios y confiar en el resultado. Esa, al menos, será nuestra postura. No será muy mediática, no será muy vistosa, no dará lugar a muchos titulares, quizá a ninguno, pero, como dije arriba ojalá sirva.

Comentarios...