Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El `Romance de Beratón´, la historia del Tío Chupina escrita hace 150 años

El `Romance de Beratón´, la historia del Tío Chupina escrita hace 150 años

PROVINCIA
Actualizado 28/05/2020 22:28

Un lector de Soria Noticias nos ha hecho llegar una copla mecanografiada que narra esta pintoresca historia.

"Salve, Reina de los Cielos, Amparo del afligido. Dadme luz para explicar el nuevo caso ocurrido, en este presente año, con diez facciosos bandidos. En el pueblo de Beratón situado al pie del Moncayo en territorio muy frío, pero que habitan en él algunos ricachoncillos, cuyos bienes codiciaron los desalmados bandidos." Así empiezan los primeros versos del Romance de Beratón, el texto de autor desconocido, que narra el robo ocurrido en dicha localidad el 8 de febrero de 1872.

Soria Noticias recordaba la historia del Tío Chupina a comienzos de años y fruto de volver a recordar este pintoresco pasaje de la historia negra soriana, uno de nuestros lectores se ha acercadoa las oficinas para hacernos llegar el romance que ahora le presentamos. Se trata de dos páginas mecanografíadas donde puede leerse a todo detalle lo que allí ocurrió en tan fatídica jornada.

El texto, que puede leerse íntegro aquí, nos deja algunos pasajes espectaculares. Soria Noticias quiere dar las gracias al lector que nos lo ha hecho llego llegar impidiendo que se pierda el rastro de un pasaje que es historia viva de la soria del Moncayo.

"El día ocho de febrero domingo, fiesta y festivo, se plañeron las campanas llamando a aquellos vecinos al Santo Templo de Dios a oír el divino oficio" sitúa la obra para relatar el cominezo del secuestro "Nadie se mueva -gritaban teniendo puñal el mano- si no quieren obedecer pronto irá un arcabuzazo". Los bandidos dejaron que el párroco terminase los oficios "pues todos somos cristianos" y ordenaron "Salgan de aquí esos pudientes, el Angel, el Molinero, los del barrio de la Plaza que tienen mucho dinero, y si pronto no lo entregan van a pagar con el cuello".

3 personas, cuenta el romance, se lanzaron por el campanario para pedir ayuda en los pueblos de al lado. Mientras, los malechores iban desvalijando casas hasta que se dieron por satisfechos y se pusieron a merendar. Entonces mientras los ladrores repartían el botín apareció Lucio. "Yo puedo matar a uno se dice, con honda pena, pero, yo muero también, que venga lo que Dios quiera. Se santigua y dispara, y fue su suerte tan buena que atravesó al capitán de lado a lado una pierna."

La historia acaba, "después de brutal pelea", con tres muertos, dos heridos y cinco presos.

Comentarios...