Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Qué falta de educación
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Qué falta de educación

OPINIóN
Actualizado 13/03/2020 18:51
Alejandro Ramos
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Un artículo de opinión de Alejandro Ramos, profesor universitario y secretario NNGG Soria

LGE, Loece, LODE, Logse, Lopeg, LOCE, LOE y Lomce. Y ahora Lomloe, o lo que es lo mismo, Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación. ¡¡Qué vergüenza!!

En lugar de llegar a un Pacto de Estado por la Educación, lo único que se persigue con la aprobación de esta ley, es la destrucción total del modelo anterior. En esta ocasión, nos encontramos ante una reforma educativa socialista, elaborada con prisas, de espaldas a la sociedad, e incluso, con falta de un acuerdo total por parte de este Gobierno social – comunista de chalet que está en el poder.

En absoluto, los cambios en la educación concertada, la devaluación de la religión como asignatura, el desprecio a la rama de las Humanidades y, mucho menos, la desprotección del castellano como lengua oficial del territorio español, son las principales reivindicaciones de los estudiantes y la comunidad educativa. ¡¡No es no!! ¿Acaso es razonable, que a los alumnos se les permita pasar de curso en Secundaria con más de dos materias suspensas y obtener el título de Bachillerato con una asignatura pendiente? Lo único que se consigue con esto, es desacreditar el esfuerzo o la meritocracia y premiar la indolencia.

En cambio, entre las preocupaciones verdaderas se encuentra el fracaso y abandono escolar, la desmotivación del personal docente y, sobre todo, las diferencias en el nivel educativo entre unas comunidades y otras. Ante propuestas sensatas, como, por ejemplo, una EBAU única, parece que han hecho oídos sordos.

Hasta que no dejemos de lado intereses partidistas, y consideremos la educación una inversión y no un gasto, España, seguirá estando a la cola de los principales indicadores educativos.

Comentarios...