Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Duruelo y Covaleda suman 27 muertes. ¿Qué está pasando en Pinares?
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Duruelo y Covaleda suman 27 muertes. ¿Qué está pasando en Pinares?

COVALEDA
Actualizado 03/04/2020 23:10
Encarna Muñoz
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

La pandemia de Covid-19 está mostrando su lado más cruel con estas dos localidades de la comarca de Pinares. Duruelo de la Sierra ha perdido 12 vecinos y Covaleda 15, además 10 personas de ambos pueblos permanecen ingresadas intentando superar el virus. Soria Noticias ha hablado con los alcaldes de los dos municipios e intenta analizar las causas de la rápida expansión del coronavirus.

El Área de Salud de Pinares-Covaleda es una de las más afectadas de España por el Covid-19. Las cifras ofrecidas por la Consejería de Sanidad este viernes 3 de abril arrojan 112 casos positivos por coronavirus, lo que se traduce en el 3,35% del total de tarjetas sanitarias.

Estos 112 positivos se reparten entre los municipios de Duruelo de la Sierra, Covaleda, Salduero, Molinos de Duero, Vinuesa y Montenegro de Cameros; pero es en los dos primeros donde el virus está siendo más cruel si cabe.

Duruelo de la Sierra, con una población de 1.090 vecinos (a fecha de 1 de enero de 2019), acumula 12 fallecidos en el último mes. Por su parte, Covaleda, con 1.680 habitantes ha tenido que despedir a 15 personas. De ellos, una mínima parte se ha confirmado como muertes con coronavirus pero el número dista mucho de la mortalidad habitual en estas localidades.

En este momento hay ingresadas 3 personas de Duruelo de la Sierra por Covid-19 en el Hospital Santa Bárbara de Soria. 7 vecinos de Covaleda pasan por idéntica situación. A todos ellos hay que sumar los casos de enfermos no diagnosticados que pasan y han pasado la enfermedad en su casa sin haber sido sometidos al test de detección. Un número nada desdeñable y que irá en aumento a la vista de las circunstancias.

El Centro de Salud

José Llorente, alcalde de Covaleda, ha protagonizado numeros espacios informativos durante los últimos días debido a la situación que atraviesa la localidad. El regidor ha hecho un llamamiento para solicitar medios de protección y personal para hacer frente a la epidemia. Públicamente ha señalado que "de los 8 médicos con los que cuenta el Centro de Salud, 3 están de baja. A ellos hay que añadir una enfermera".

Esta situación que afecta a todo el Área de Salud ha tenido respuesta de la Junta de Castilla y León. Verónica Casado, consejera de Sanidad, ha afirmado esta mañana que "se han incorporado dos profesionales al inicio de semana y en este momento vuelven a hacer guardia los dos médicos".

La residencia de mayores de Duruelo

La residencia de mayores Cuna del Duero también ha recibido varios titulares. El alcalde de Duruelo de la Sierra, Alberto Abad, ha afirmado a Soria Noticias que "en el centro han fallecido 8 personas pero no hay ningún positivo confirmado entre ellos". El regidor explica que "una residente falleció en el hospital de Soria y dio positivo pero llevaba más de 8 días ingresada y de aquí salió sin una décima de fiebre".

Abad, aunque prudente, también es contundente cuando señala que "a estas alturas creo que no hay ningún caso de coronavirus en la residencia". A la espera de recibir los resultados de los test que se realizaron durante la jornada de ayer a dos residentes y un trabajador, el alcalde de Duruelo continúa refiriendo que "una trabajadora está de baja porque presentaba síntomas y, aunque ha dado negativo en el test, hemos decidido tratarla como un positivo para evitar riesgos".

Toda precaución es poca en un centro que aglutina residentes de numerosas localidades de la comarca y que cerró sus puertas a las visitas de familiares antes de que se declarase el Estado de Alarma.

Las causas de la expansión del virus

Cuando el Covid-19 hizo su presencia en España los mensajes de las autoridades fueron más bien confusos. Se habló de una enfermedad parecida a la gripe común y que solo afectaba a las personas más mayores. Esto provocó que el mensaje calase en la mayor parte de la sociedad y se bajase el nivel de alarma respecto a sus consecuencias.

Cuando se hicieron visibles los primeros daños en la Comunidad de Madrid, se apuntó a la distancia social como elemento vital en la lucha contra el coronavirus. Una distancia social que parecía más que asegurada en los pueblos de la provincia más despoblada y más dispersa de España. Por lo tanto, se siguió tratando esta pandemia como cosa de otros.

Cerraron los colegios en Madrid y comenzó el éxodo. Con muchos adultos teletrabajando y los estudiantes 'teleformándose', los pueblos sorianos se inundaron de familias de veraneantes que se tomaron esta crisis sanitaria como unas segundas vacaciones. También suspendieron las clases presenciales las universidades y esto fue todavía peor; tanto Covaleda como Duruelo vieron regresar a la mayoría de jóvenes que estudian en las capitales.

Alberto Abad, regidor durolense, considera que otro de los grandes errores ha sido la falta de previsión de los servicios médicos. Se pone como ejemplo al afirmar que "yo estuve 13 días de fiebre tratándome como una gripe normal y conviviendo con mi mujer y mi hija. No he visto a mi madre por precaución mía, nadie me ha pedido aislamiento".

Si los contagiados han convidido con la persona que sale a la compra o, por ejemplo, la persona que va a salir para cuidar a un dependiente por su trabajo, se halla aquí el canal perfecto para una expansión sin barreras.

Para poner la guinda y la alfombra roja definitiva al Covid-19, llegan los insolidarios e incívicos que deciden que el estado de alarma y el confinamiento no va con ellos. "La mayoría de vecinos se están portando de maravilla, pero hay 5 o 6 personas que siguen en la calle", afirma el alcalde de Duruelo para añadir con rotundidad que "yo mismo, desde mi cuarentena, he llamado a la Guardia Civil para que se persone en el pueblo".

La situación es similar en Covaleda. Allí el alcalde, José Llorente, se ha visto obligado a emitir un bando para pedir a la población que "sea inflexible" y recordarle que "la Guardia Civil tiene orden de denunciar". Llorente explica que "se ha decidido imponer sanciones económicas porque todavía hay quien no es consciente de que cada vez que sale a la calle se está jugando la vida o está poniendo en peligro a sus familiares o vecinos".

Hasta el momento las multas han sido mínimas lo que ha provocado que, aunque la mayoría de personas de los dos pueblos han cumplido, la minoría restante ha campado prácticamente a sus anchas. Porque es difícil establecer una vigilancia coercitiva de 24 horas si la ciudadanía no pone de su parte.

Agradecimientos

La situación es complicada pero se saldrá adelante. Esto es seguro porque "la población se está volcando", afirma el alcalde de Covaleda. Los vecinos elaboran mascarillas, máscaras de protección, batas,.... La solidaridad se derrocha.

El regidor de Duruelo afirma que "los trabajadores de la residencia están dando el 150%, no se les puede pedir más". Y Alberto les dedica un mensaje muy especial a los niños que "se están portando de 10 y tendrán pronto buenas noticias".

Comentarios...