Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Carta de Alberto Lozano, de Función Pública de UGT Soria

Carta de Alberto Lozano, de Función Pública de UGT Soria

PROVINCIA
Actualizado 07/04/2020 10:54

El dirigente sindical aboga por cuidar y mantener los servicios públicos sobre todo los sanitarios y los referidos a asuntos sociales.

El secretario general de FESP-UGT (Federación de Servicios Públicos) en Soria, Alberto Lozano, ha remitido una carta al director en la que aboga por el beneficio de la colectividad, sobre todo en lo que son los servicios públicos ya que en esta crisis la sanidad y los asuntos sociales son pilares fundamentales.

La carta es como sigue:

"De todas las crisis se saca algo positivo, y esta a la que nos enfrentamos no va a ser menos. Creo que, en general, todos hemos aprendido algo de esta dramática situación que nos ha tocado vivir. En primer lugar, que cuando alguien estornuda en un recóndito territorio de China el mundo se constipa, que aquello que parece lejano está muy cercano en esta sociedad global, global para lo bueno y para lo malo.

También que las actuaciones individuales no es que sumen para el beneficio de la colectividad, es que forman parte de un 'círculo virtuoso' en el que cuanto más esfuerzo aportamos en beneficio de [email protected] más recibimos colectiva e individualmente. Si ahora eludimos el confinamiento, en la creencia que somos más [email protected] que el resto, no sólo ponemos en riesgo nuestra salud y la de nuestra familia, sino también la de la colectividad. Por tanto, [email protected] tenemos la obligación de ir en contra de estos actos irresponsables que podrían alargar esta grave situación.

Pero el mayor aprendizaje que hemos recibido es que los Servicios Públicos garantizan la solidaridad del Estado con [email protected] y a la vez con cada uno de los [email protected], independientemente de su estatus social, de su cartera o del color de su piel. Sólo unos Servicios Públicos fuertes, dotados de [email protected] públicos suficientes, nos garantizarán que no haya [email protected] de primera y [email protected] de segunda. Y dentro de los [email protected] públicos, en este momento, mención especial tienen que tener quienes pertenecen a la Sanidad y a los Servicios sociales.

No podemos consentir que por no contar con los recursos necesarios a alguien se le niegue la posibilidad de poder vencer a este virus, por mucho que su esperanza de vida sea menor que la de otra persona. La esperanza de vida de cada persona es de esa persona, de nadie más, le queden uno, tres o quince años son suyos, esto en ningún caso es "negociable".

Es verdad que esta crisis nos ha sorprendido a [email protected] Nadie tiene el guión perfecto sobre cómo gestionarla, pero sí debemos aprender de ella. Tanto sufrimiento no puede ser que no haya servido para nada. Si cuando salgamos de esta, porque vamos a salir ¡a nadie le quepa duda! olvidamos todo lo que ha pasado y volvemos a pensar que cuando ocurre algo en algún rincón del mundo, sucede sólo en ese lugar del mundo, que no hay que cuidar lo común porque como es de [email protected] no es de nadie, que los [email protected] públicos son unos privelegiados y que cuantos menos mejor porque los pagamos entre [email protected], que las privatizaciones en la Sanidad y los Servicios Sociales son normales porque quien las necesite que las pague... Si todo esto ocurre, no habremos aprendido nada.

Potenciemos los Servicios Públicos, corrijamos las diferencias entre territorios, solidaricémonos unos con otros, colaboremos para mantener lo común y poder beneficiarnos todos... Sólo así esta triste y lamentable situación que

estamos viviendo habrá servido para algo".

Comentarios...