Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Carriedo plantea como objetivos de la Comunidad menos recesión, menos paro y menos deuda que la media española al final de 2020
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Carriedo plantea como objetivos de la Comunidad menos recesión, menos paro y menos deuda que la media española al final de 2020

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 04/05/2020 11:31
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

La Junta de Castilla y León pide el apoyo de los grupos de las Cortes para solicitar al Gobierno que garantice la financiación suficiente, a través un fondo adicional no reembolsable distribuido en función del impacto del COVID-19; una adecuada asignación de los nuevos recursos europeos y una distribución justa del nuevo escenario de estabilidad para abordar los costes de la crisis.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha comparecido hoy lunes ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León para exponer los retos de futuro a los que se enfrenta la Comunidad y que, a corto plazo, pasan por conseguir en 2020 que la caída del PIB y el nivel de tasa de paro sean menores que la media de España, así como que la deuda pública de la región se mantenga por debajo de la media de las Comunidades Autónomas. De esta manera, Castilla y León tendrá unas bases más sólidas para la recuperación, un menor impacto social y mejores disponibilidades financieras para abordar los problemas y los retos que se presentan.

Asimismo, Fernández Carriedo ha expuesto los objetivos tras el COVID-19, que se centran en la internacionalización de empresas y mercados, la transformación digital, la optimización de las infraestructuras industriales, la eficiencia en el consumo energético y el fomento de las renovables. Durante su intervención, ha explicado también las actuaciones realizadas por la Consejería de Economía y Hacienda para hacer frente a la situación causada por la crisis sanitaria, así como las acciones futuras de cara a los nuevos desafíos.

Retos y Pacto de Futuro

La Junta tiene como objetivo que Castilla y León tenga un comportamiento menos negativo que la media española dada la mayor robustez de una parte del tejido productivo de la Comunidad, de la estructura actual de actividades y de las medidas puestas en marcha hasta el momento y las que se iniciarán. Para ello será necesario un Pacto de Futuro, identificar nuevos retos, fijar objetivos en la política económica de la Comunidad ante el nuevo escenario que se avecina, con nuevas medidas y con una nueva financiación de la Comunidad:

1.- Pacto de Futuro

El presidente de la Junta ha propuesto un Pacto de Comunidad para afrontar con éxito la recuperación económica, el empleo y la cohesión social en el que es necesario contar con el respaldo de las fuerzas políticas representadas en las Cortes de Castilla y León; seguir contando con los agentes económicos y sociales, y con el conjunto de la Sociedad.

2.- Nuevo escenario. Nuevos retos

El mundo que saldrá de esta crisis será distinto, los cambios se acelerarán, habrá nuevos problemas y nuevas soluciones. Castilla y León podrá afrontarlos con trabajo y valores centrados en cuatro retos:

2.1.- La reconstrucción de la dimensión internacional: impulsando la digitalización de la internacionalización, la promoción en mercados internacionales, el fortalecimiento de la red exterior, la formación a pymes en nuevos mercados internacionales y en nuevas fórmulas de internacionalización, la captación de proyectos de inversión, la cobertura de la cadena de proveedores a través del programa de empresas tractoras, y la automatización y simplificación en las ayudas a la internacionalización.

2.2.- La innovación. Volcado integral del tejido regional en la digitalización: es imprescindible avanzar hacia la I+D+i como herramientas de adaptación al nuevo escenario tras la crisis, impulsar la transferencia tecnológica hacia el sector productivo, la transformación digital empresarial con foco en la ciberseguridad, el avance en la Industria 4.0 para los desafíos del futuro, la colaboración público-privada en servicios de orientación en TIC y teletrabajo, el impulso de la sostenibilidad de las cadenas de valor y finalmente, la automatización y simplificación de las ayudas en innovación y tecnología.

2.3.- Eficiencia en la inversión en Infraestructuras Industriales: avanzar hacia la organización de los recursos destinados a planes territoriales, la inversión en infraestructuras críticas industriales y tecnológicas, hacia la mejora de los servicios disponibles en las infraestructuras existentes, y en la simplificación y mejora de los procesos asociados a la comercialización del suelo.

2.4.- Eficiencia en el consumo energético y el fomento de las energías renovables: Aproximarse al objetivo del 40 % de reducción de emisiones mediante la eficiencia energética en Castilla y León para el horizonte 2030, y la consolidación de la Comunidad como líder en energías renovables, fomentando las instalaciones de generación y el autoconsumo energético.

3.- Objetivos de la Política Económica de la Comunidad

Asimismo, el Consejero de Economía y Hacienda ha fijado los objetivos de la Política Económica de Castilla y León de forma coherente con los retos establecidos y que, en el corto plazo se dirigen a reducir al máximo los daños de una pérdida del tejido empresarial, y poder afrontar con garantía la recuperación de económica.

Una vez entendido este proceso, la fase de ‘nueva normalidad’ implicará incorporar medidas para adaptar el tejido empresarial y la economía a nuevos modelos de actividad empresarial tras la crisis sanitaria. Los objetivos son:

Procurar los recursos necesarios para acompañar a las empresas en el proceso de deshibernación económica, tras el confinamiento sanitario

Acompañar al tejido empresarial en el proceso de vuelta a la actividad de forma segura, para una reactivación firme y progresiva de nuestra actividad económica, sin poner en riesgo repuntes en la crisis sanitaria y permitiendo así una reconstrucción de la actividad y del empleo.

Habilitar dotación de liquidez y medidas de ahorro para reducir al máximo en el corto plazo la destrucción del tejido productivo más débil por su capacidad para sostener su actividad por imperativo legal durante el confinamiento.

Reforzar y reorientar las estrategias de competitividad basadas en la economía del conocimiento y en la dimensión económica global.

Tomar decisiones para seguir apostando por el reequilibrio territorial en Castilla y León a partir de una gestión eficiente de los recursos que queden para tal fin.

Perseverar en las políticas para hacer más eficientes los consumos energéticos en los ámbitos público y privado, a través del incremento de ahorros y el impulso de las energías renovables.

4.- Nuevas medidas para el futuro

La Junta de Castilla y León ha puesto ya medidas en marcha para hacer frente a la crisis del COVID-19. Asimismo, está diseñando nuevas actuaciones que se pondrán en marcha. Estas nuevas medidas son:

Triplicar los fondos de liquidez que se han activado hasta ahora para las empresas. Es esencial para evitar la destrucción de tejido productivo.

Articular ayudas directas vinculadas a un crédito para los autónomos que mantienen su actividad con ingresos reducidos, para ayudar a más de 30.000 autónomos.

Contar, a medio plazo, con un Fondo de Recuperación para empresas que se nutrirá mediante la colaboración del Banco Europeo de Inversiones.

Ampliar un mes más el periodo de aplazamiento en el pago de tributos autonómicos, dadas las actuales circunstancias. De esta forma, estaremos beneficiando a 114.000 contribuyentes por un importe total estimado superior a 120 millones de euros.

5.- Financiación

Además, Fernandez Carriedo ha priorizado la necesidad de una profunda revisión de las necesidades de financiación de la Comunidad para hacer frente al escenario de ‘nueva normalidad’ tras la crisis, insistiendo en que el Estado debe garantizar a las Comunidades Autónomas la suficiencia financiera precisa para el ejercicio de sus competencias y así garantizar la prestación de los servicios públicos fundamentales asociados a la crisis.

En este sentido, desde la Administración Regional se ha solicitado al Gobierno su implicación urgente en tres aspectos en materia de financiación y que debe llevar a cabo el Consejo de Política Fiscal y Financiera:

Establecer un fondo no reembolsable adicional para financiar el gasto en que hayan incurrido las Comunidades Autónomas como consecuencia de la crisis, distribuido en función del impacto acumulado del COVID-19.

Orientar la mayor parte del margen económico acordado en el ámbito de la Unión Europea hacia las Comunidades Autónomas, dada la estructura competencial en España.

Definir una distribución justa del nuevo escenario de estabilidad presupuestaria, incluyendo déficit y deuda, acorde a las nuevas circunstancias.

Todo ello para combatir y superar los efectos de la pandemia y garantizar los pagos de las administraciones para asegurar la liquidez de las empresas.

Asimismo, deben articularse fórmulas para aplazar la devolución de la liquidación del sistema de financiación de 2022, que previsiblemente será negativa por desviaciones en las previsiones realizadas en 2020 por el Gobierno en base a un crecimiento estimado del 1,6 %. En el contexto actual esto es inalcanzable. Así, se pretende evitar situaciones originadas por los errores de cálculo en las estimaciones durante la crisis de 2008 y 2009, que todavía las comunidades autónomas están devolviendo.

Medidas puestas ya en marcha frente COVID-19

La Consejería de Economía y Hacienda ha actuado en tres bloques de medidas:

Medidas directas de apoyo a otras consejerías como Sanidad y Servicios Sociales entre otras.

Medidas relacionadas con la gestión presupuestaria de la Comunidad.

Medidas de impulso a la actividad económica y productiva.

1.- Apoyo a Consejerías

A partor del primer momento de la crisis sanitaria, se ha priorizado la gestión de la pandemia y la urgencia de suministrar material sanitario ante una demanda en crecimiento exponencial. Así se ha actuado:

1.1.- En la realización de compras en los mercados internacionales convulsos, aprovechando la experiencia en mercados internacionales de los empleados públicos de la Junta que han coordinado productores extranjeros, comercialización y Administración, frente a la falta de suministro de materiales por el Gobierno de España que no cubría las necesidades de la Comunidad.

Para ello, el Tesoro Público de la Comunidad ha facilitado el pago y apoya a las consejerías que centralizan las compras de material ante el exponencial crecimiento de la demanda mundial de productos sanitarios, y sobre todo por la necesidad del abono inmediato de la facturas, a riesgo de no disponer de los materiales ni del transporte.

1.2.- Por otra parte, se ha implicado al sector productivo de la Comunidad para la fabricación de material sanitario. Se estableció un protocolo que identificó las necesidades de los sectores de la sanidad y de los servicios sociales, y se lanzaron oficialmente unos retos de producción a la industria local que se ha implicado en el diseño, desarrollo y producción de la demanda de la Junta.

El objetivo ahora es canalizar la nueva oferta ante una demanda creciente de empresas y particulares. Se ha puesto en marcha una plataforma telemática, con la participación activa de las Cámaras de Comercio y de CECALE, con el objetivo de facilitar al sector productivo, materiales de protección fabricados en la Comunidad

Asimismo, se ha habilitado una cuenta para donaciones a través de la Fundación IECSCYL (Instituto de Estudios y Ciencias de la Salud de Castilla y León), para contribuir a los gastos derivados de la actual crisis.

1.3.- Asimismo, se ha modificado la normativa para agilizar la tramitación de los recursos de la administración: de esta forma, en primer lugar, se han adaptado los controles internos de los actos de contenido económico para atender la crisis sanitaria; segundo, se ha regulado la aplicación del control financiero permanente que mantiene las comprobaciones internas del gasto hasta la vuelta a la normalidad; tercero, se han flexibilizado las medidas referidas a la comprobación material de la inversión; y en cuarto lugar, la Intervención General sustituye el ejercicio de la función interventora por el control financiero permanente en materias de especial interés.

2.- Medidas presupuestarias de la Comunidad

Economía y Hacienda ha impulsado modificaciones en materia presupuestaria:

2.1.- Gestión del presupuesto a través de la modificación del decreto 43/2019, de 26 de diciembre, por el que se regulan las condiciones de la prórroga de los Presupuestos Generales de la Comunidad, para asegurar la suficiencia financiera que permita el funcionamiento de la Administración, priorizar las transferencias de crédito para dar cobertura a las necesidades de gasto más urgentes, vinculadas con la crisis del coronavirus y garantizar la cobertura presupuestaria de otros gastos importantes.

2.2.- Nuevas necesidades de financiación. La Junta de Castilla y León viene reclamando medidas urgentes en materia de financiación autonómica para poder ofrecer servicios de calidad. En primer lugar, ha pedido al gobierno de España el establecimiento de un fondo no reembolsable adicional para financiar el gasto en que hayan incurrido las CC.AA, distribuido en función del impacto acumulado de la crisis del COVID-19; en segundo lugar la orientación de la mayor parte del margen económico acordado en el ámbito de la Unión Europea hacia las Comunidades Autónomas, dada la estructura competencial en España; y por último, la definición de una distribución justa del nuevo escenario de estabilidad presupuestaria, incluyendo déficit y deuda, acorde a las nuevas circunstancias.

2.3.- Agilización de pagos. La consejería ha mantenido un nivel reducido del período medio de pagos a los proveedores para facilitar su liquidez. Se han agilizado las propuestas de pagos, especialmente las directamente relacionadas con medidas para afrontar la emergencia sanitaria, gracias a la buena situación financiera de la Comunidad.

3.- Medidas para impulsar la actividad económica y productiva

Se ha puesto en marcha medidas destinadas apoyar la actividad económica:

3.1.- Medidas para inyectar liquidez a más de 3.000 empresas por valor de 100,6 millones de euros a través de cuatro líneas, que en su conjunto y hasta la fecha han resuelto 926 solicitudes por 72,3 millones.

Línea 1. Moviliza 20 millones de euros para sostener a micropymes y autónomos.

Línea 2. Moviliza 40 millones de euros. Destinada a mantener la actividad de las pymes en los sectores más afectados por la crisis sanitaria.

Línea 3. Moviliza 25 millones de euros. Financiación de circulante e inversión para soluciones digitales de urgencia en teletrabajo, digitalización y modernización de empresas.

Línea 4. Supone un ahorro de 15 millones de euros. Permite aplazar, hasta seis meses, el pago de las cuotas de préstamos de distintos programas de la Junta de Castilla y León a través de la Lanzadera Financiera.

3.2.- Aplazamiento de tributos autonómicos a 70.000 contribuyentes por valor de 77 millones. La Junta aprobó, el pasado 19 de marzo, una moratoria en el pago de los impuestos autonómicos que ya se ha ampliado un mes más tras la segunda prórroga del estado de alarma. Hasta el momento se han beneficiado más de 50.800 contribuyentes, por un importe estimado de 50 millones de euros.

Asimismo, se ha instado al Gobierno de España a que aplace también los tributos de su competencia: IVA, Sociedades e IRPF, a PYMES y autónomos, y ampliar el plazo de la campaña del IRPF 2019 más allá del 30 de junio, para que la Junta pueda prestar el servicio de ayuda presencial a los contribuyentes del medio rural.

3.3.- Anticipos sobre resoluciones de ayudas a PYMES. Se están agilizando, desde el ICE y desde la Consejería de Agricultura y Ganadería, los pagos a las pymes beneficiarias de las líneas de menor cuantía por empresa, en las fases de tramitación más cercanas a la liquidación de los expedientes.

También se ha impulsado un acuerdo entre Iberaval y Reale Seguros para promover préstamos avalados bonificados, e inyectar financiación por importe de 6 millones de euros a pymes y autónomos afectados por el impacto socioeconómico derivado de la crisis.

3.4.- Por otra parte La Consejería de Economía y Hacienda está aplazando el pago de las rentas y servicios a empresas instaladas en inmuebles propiedad del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), que beneficiará a más de 50 empresas con más de 100 oficinas que ocupan 90.000 m2 en 16 inmuebles. Se calcula el posible impacto en aproximadamente 250.000 euros mensuales.

3.5.- Ayudas para la competitividad e innovación empresarial por valor de 112 millones. La Consejería de Economía y Hacienda ha aprobado medidas en esta materia por valor de 112 millones de euros (82 millones de euros en ayudas y 30 millones más en préstamos participativos) a través de cuatro líneas:

-16,6 millones para competitividad e innovación en proyectos de inversión empresarial de pymes.

-Inyección de 59,5 millones de euros para las subvenciones a proyectos de I+D; planes estratégicos en materia de I+D.

6 millones de euros a proyectos de desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación de las pymes y de incorporación de soluciones avanzadas de teletrabajo.

-30 millones en préstamos participativos para crecimiento innovador frente a la crisis que permitirán financiar proyectos empresariales de pequeñas y medianas empresas o de empresas de mediana capitalización (MidCaps).

3.6.- Medidas en acuerdos del Diálogo Social. El presidente de la Junta acordó el 25 de marzo, en el Consejo del Diálogo Social de Castilla y León, una serie de medidas en relación con la crisis. La puesta en marcha de muchas de ellas han necesitado la modificación legal mediante el Decreto-Ley 2/2020, convalidado hace apenas diez días en las Cortes de Castilla y León, que incluye:

  • Incentivos a trabajadores y empresas, para la protección y el mantenimiento del empleo.
  • Apoyos a la industria agroalimentaria y al comercio
  • Atención a los autónomos, mediante un paquete con cinco líneas de subvenciones, que pretende dar respuesta a las distintas situaciones en las que puede encontrarse este colectivo.
  • Impulso a los sectores de los ámbitos cultural, patrimonial, turístico y deportivo.
  • Prevención de riesgos laborales y facilidades a las familias para el pago de su vivienda.
  • De manera específica por lo que respecta a Economía y Hacienda, incluye dos medidas de gestión imprescindibles para dar agilidad a los procedimientos:

Regulación de la aplicación del control financiero permanente, para garantizar que se mantienen las debidas comprobaciones internas sobre el gasto hasta que la actividad administrativa retorne a la normalidad, sin que suponga una ralentización en el funcionamiento de los servicios y prestaciones básicos.

Clarificación de la gestión de los créditos presupuestarios necesarios para la ejecución de las medidas.

3.7.- Medidas energéticas para autónomos y pymes. Asimismo, la Junta ha establecido contacto con todos los agentes energéticos que operan en la Comunidad Autónoma, para trasladarles la necesidad de medidas flexibles en la facturación de servicios energéticos a pymes, micropymes y autónomos. Asimismo solicitamos flexibilidad en los suministros de electricidad y gas natural, mediante la posibilidad de suspender temporalmente los mismos o modificar las potencias.

3.8.- Buzón Infoempresa. La Junta ha habilitado un canal de consultas para empresas y autónomos que en las últimas cuatro semanas -desde el lunes 23 de marzo hasta el domingo 19 abril-, a través de la cuenta de correo habilitada al efecto ([email protected]). Se han recibido 417 correos con un total de 534 consultas sobre diversas cuestiones sobre las medidas extraordinarias puestas en marcha para mantener el empleo y el tejido empresarial ante la crisis del COVID19.

3.9.- Convocatoria del Consejo Financiero de Castilla y León. Esta reunión entre la Junta de Castilla y León y las principales entidades del sector financiero ha sido necesaria para coordinar la financiación de las distintas medidas puestas en marcha de apoyo a los autónomos PYMES y empresas, y para comprobar el compromiso del sector financiero para respaldarlos.

La intervención completa puede ser leída en el adjunto a esta información, bajo estas líneas.

Comentarios...