Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Proponen un plan de desescalada para los empleados municipales
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Proponen un plan de desescalada para los empleados municipales

CAPITAL
Actualizado 04/05/2020 10:41
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Begoña Redondo (PP) destaca la necesidad de tomar medidas informativas, organizativas, preventivas y de protección, para garantizar una vuelta al trabajo segura.

El Grupo Popular del Ayuntamiento de Soria considera que para llevar a cabo la vuelta al trabajo de forma segura hay que adaptar la organización y coordinar la gestión de los recursos humanos municipales. “Hay que garantizar una adecuada prestación de los servicios al ciudadano y a la vez proporcionar a los trabajadores las medidas de seguridad necesarias, teniendo en cuenta que en estos momentos hay un riesgo biológico que no existía antes”, ha afirmado la concejal popular Begoña Redondo.

Los populares creen que el Ayuntamiento debería elaborar su propio plan de desescalada teniendo en cuenta las condiciones de sus instalaciones, de los distintos puestos de trabajo y de los propios trabajadores. Además consideran que debe ser un plan flexible para que se pueda adaptar a la evolución del impacto de COVID-19.

Redondo ha detallado que este plan debería elaborarse con la colaboración de los jefes de departamentos, el comité de seguridad y salud, y el servicio de prevención ajeno. Además añade que debería tener en cuenta las siguientes consideraciones:

• La reincorporación presencial o no, en función de las características del

servicio y aumentando en lo posible el teletrabajo.

• Las posibles bajas que pueda haber con motivo de la pandemia.

• La conciliación de la vida familiar y laboral, ya que los niños no tienen

colegio y que hay trabajadores con personas a cargo.

Redondo ha realizado varias aportaciones explicando que el plan debería definir con detalle distintos tipos de medidas:

Medidas informativas.

Así, en las medidas informativas la propuesta pasa por establecer correos electrónicos y carteles donde figuren, entre otros puntos, las vías de contagio y síntomas, medidas higiénicas y preventivas a adoptar, correcto uso de EPIs, cómo deben actuar las personas pertenecientes a los grupos vulnerables, cómo actuar si se sienten síntomas durante la jornada laboral, como actuar si se sienten síntomas fuera del entorno laboral, etc.

En cuanto al apartado organizativo, se contempla la entrada la actividad laboral de manera escalonada, con flexibilidad horaria, y definir una puerta para entrar y otra para salir. Aquí también se propone concretar unas escaleras de subida y otras de bajada; definir sentidos de circulación en los pasillos; instalar marcas en el suelo señalizando distancias de seguridad; y definir cómo va a ser la atención al público (si va a ser con cita previa, si se van a ampliar horarios, etc.).

Sobre las medidas preventivas y de protección, para los populares es preciso eliminar el fichaje al ser este de huella dactilar y cambiarlo por fichar en el ordenador, garantizar que no se compartan teclados, ratones, etc. ; colocar elementos de desinfección en equipos de uso compartido (fotocopiadoras, impresoras, teléfonos, etc.); asegurar dos metros de distancia entre puestos de trabajo y donde no sea posible reorganizar el trabajo (por ejemplo con teletrabajo en días alternos); colocar geles desinfectantes en todos los puestos de trabajo y puntos estratégicos; reforzar la limpieza diaria así como la ventilación cada cierto tiempo, promover un uso escalonado de las zonas comunes (vestuarios, etc.); dotar a los trabajadores de los equipos de protección individual adecuados ante al riesgo al que pueden estar expuestos, así como la información para su uso correcto y la forma que desecharlos.

“Creemos que los trabajadores tienen que tener la información que hace tiempo están demandando” ha destacado Redondo, quien por otro lado ha indicado que “merecen conocer de primera mano cómo, cuándo y en qué condiciones van a volver al trabajo o van a seguir trabajando, independientemente de que el plan sea vaya modificando en función de cómo evolucione la pandemia, o de que se vaya pasando de una fase a otra. Si es así, se les enviarían las modificaciones y siempre estarían informados. La incertidumbre y la desinformación no son buenas y menos en estos tiempos”, ha concluido Redondo.

Comentarios...