Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Un estudio participado por el Campus desvela que la calidad del sueño ha empeorado en el confinamiento
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Un estudio participado por el Campus desvela que la calidad del sueño ha empeorado en el confinamiento

CAPITAL
Actualizado 29/05/2020 19:30
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Los resultados preliminares de este trabajo señalan que se ha duplicado el número de personas que no han practicado actividad física y deportiva y que han disminuido las horas de entrenamiento, así como el uso masivo de las plataformas virtuales, sobre todo a través de redes sociales y de smartphones.

Ana María Magaz González, profesora de la Facultad de Educación de la Universidad de Valladolid en el Campus de Soria, y Marta García Tascón, de la Universidad Pablo Olavide, ambas especialistas en organización y gestión deportiva, junto con profesores de Universidad de León, están desarrollando una investigación sobre la influencia del confinamiento en la actividad física y deportiva y el uso de la nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (TIC), en el que han comparado los hábitos de la sociedad antes y durante el confinamiento a raíz de la expansión de la COVID-19, a través de más de mil encuestas hechas en todo el España entre el 10 de abril y el 10 de mayo de 2020 (período en que no se podía salir de casa para practicar deporte). El cuestionario se ha estructurado en cuatro apartados: sociodemográfico, práctica de la actividad física deportiva, uso de TIC y descanso y estado de ánimo.

“El objetivo es recabar información sobre los comportamientos de la población respecto a la actividad física deportiva y el uso de la TIC durante este periodo y proporcionar los resultados al sector deportivo (instituciones públicas, empresas deportivas, clubes, federaciones, gestores deportivos, entrenadores, tec.) para que puedan reorganizar su actividad, adaptar el servicio a la nueva realidad y dar una mejor respuesta a la demanda de la sociedad", explican Ana Mª Magaz González y Marta García Tascón.

Hasta la fecha, del estudio han extraído datos preliminares que requieren una investigación más profunda, para ahondar en muchas variables, según ha señalado la profesora de la UVa, doctora en Organización Deportiva y futura docente en el nuevo Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte que implantará la Universidad de Valladolid el próximo curso 2020-2021 en el Campus de Soria. La investigación contempla recabar datos en las mismas fechas en el año 2021 y realizar una comparativa con los datos arrojados en esta primera fase para observar la evolución y adaptación de las organizaciones.

De momento, “hay conclusiones muy interesantes que pueden ayudar a las organizaciones deportivas a tomar decisiones futuras, sobre todo para que tengan en cuenta las plataformas virtuales de cara a planificar su actividad deportiva, que podría combinarse con las clases presenciales", explica. Señala que una de ellas es la utilización masiva del Smartphone, un hecho a tener cuenta a la hora de planificar las retransmisiones, ya que se deben adaptar a este formato, e incluso que las clases virtuales no sean en directo, sino que estén grabadas y los usuarios tengan la posibilidad de verla en otro momento.

Otro dato curioso ha sido que a pesar de que los centros deportivos han respondido a la situaciones con clases virtuales, se han seguido más las clases en redes sociales abiertas a todo el mundo, y las más usadas han sido youtube e instagram. “Esta falta de seguimiento puede haberse debido a muchas causas e incluso al desconocimiento de sus propios usuarios", explica Ana María Magaz.

Resultados preliminares

Los resultados preliminares indican que se ha duplicado el porcentaje de personas que no practican actividad física y que han disminuido notablemente las horas de entrenamiento de aquellos que dedican más tiempo al deporte en condiciones normales. Las actividades intensas han dado paso -explica el estudio- a las actividades suaves durante este periodo y la mayoría de ellas han sido realizadas de manera libre por los encuestados, a pesar de observarse también un importante aumento del formato de clases virtuales.

Otro dato destacable de estos primeros resultados es que aproximadamente entre el 70 y el 100% de los encuestados no usaban ningún soporte tecnológico para realizar actividad física antes del confinamiento (tan solo un 20,1% y 12,6% manifestaron el uso de relojes inteligentes (weareables) y aplicaciones deportivas, respectivamente). Durante el periodo analizado han sido las plataformas virtuales y las redes sociales, las que han triplicado y duplicado, respectivamente, su porcentaje de uso. Aunque muchas organizaciones deportivas, tanto públicas como privadas, ofrecieron sus propios servicios durante la pandemia en soporte virtual, los encuestados reflejan que frecuentaron más las redes sociales y, sobre todo, plataformas virtuales como YouTube, seguida de Instagram, para realizar esta actividad.

Asimismo, según arroja el estudio, los practicantes visualizaron la actividad física deportiva durante el confinamiento a través de retransmisiones grabadas. “Esta situación puede dar pistas a los gestores para diseñar nuevas fórmulas de servicios, y no solo ofrecer clases en horarios presenciales y establecidos, sino otros formatos para que los usuarios tengan la posibilidad de disfrutar de la oferta deportiva grabada en los horarios que ellos prefieran", señalan las investigadoras, quienes destacan también que el dispositivo más empleado para el consumo de actividad física virtual ha sido el Smartphone, “algo que puede ser tenido en cuenta por organizaciones y entidades, para adaptar la oferta virtual a este dispositivo, además de a los ordenadores y tabletas".

El impulso del uso de la TIC aplicada a la actividad física deportiva, provocado por el estado de confinamiento como única alternativa para hacer ejercicio, “lejos de ser una amenaza para el sector (incluido el del fitness), es una oportunidad para actualizar su oferta y dar el salto a entornos web y virtuales. Muchas organizaciones lo han conseguido en tiempo récord, con mayor o menor acierto.

Sin embargo, no todas han explorado esas opciones, resaltan las investigadoras, quienes consideran que tras esta situación el sector tendrá que repensar su negocio y reconfigurar sus estrategias, ofertando servicios en diversos formatos y aprovechando la influencia de las redes sociales. “Así, por ejemplo, la presencia en redes sociales de la organización deportiva deberá ser revisada a fin de sacar un mayor partido de éstas, pero sin olvidar que uno de los aspectos clave del entorno fitness y de la actividad física-deportiva en general, es el contacto entre personas y la emoción compartida", añaden.

Por último, el estudio aborda también cuestiones relativas al descanso y al estado de ánimo, señalando que la media de horas de descanso ha sido de siete horas y que la calidad del sueño ha empeorado, siendo mala y muy mala.

Comentarios...