Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Galería: este sábado se repite la vigilancia para evitar el acceso de grupos a un Valonsadero vacío y triste
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Galería: este sábado se repite la vigilancia para evitar el acceso de grupos a un Valonsadero vacío y triste

CAPITAL
Actualizado 06/06/2020 10:18
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Una discreta presencia de la Guardia Civil, en la entrada de Tableros Losán y en el desvío hacia Valonsadero desde la N-234; y -según algunos habituales-, "quizás, algo más de paseantes y de ciclistas por el carril bici, es el 'rastro' del suspendido Lavalenguas de 2020, al filo de las 9:00 horas de este sábado 6 de junio, en el que se tendría que haber celebrado el festejo del Lavalenguas, con miles de personas en Valonsadero. Por tanto, mucha tranquilidad, ya que los sorianos tienen bien asimilado que no hay fiesta y que a Valonsadero solo se puede ir en las condiciones que permite la todavía Fase 1 en la que se encuentra Soria. Esta mañana, el 'sagrado' monte soriano ha despertado solo y vacío en un día histórico, sin Lavalenguas.

Como ya anunciara días atrás el subdelegado del Gobierno, Miguel Latorre, las fuerzas y seguridad del Estado repetirán este sábado, de Lavalenguas suspendido, los controles y medidas establecidas el pasado sábado, día en el que se tendría que haber celebrado el Desencajonamiento. Un operativo que impidió el traslado masivo a Valonsadero.

“Los controles impidieron muchos desplazamientos, pero también permitieron el comportamiento cívico y ejemplar que los sorianos y sorianas siguen demostrando día a día”, según el subdelegado. Este sábado tocaba el Lavalenguas, y vuelve a preocupar a la Subdelegación del Gobierno y al Ayuntamiento de Soria que puedan citarse en Valonsadero grupos de sanjuaneros. Ambas instituciones vuelven a pedir responsabilidad y sentido común a los sorianos, para conseguir que la nueva normalidad llegue a Soria cuanto antes y de una manera segura.

El 'sagrado' monte de Valonsadero ha despertado vacío y solo, con un rocío frío -por la temperatura y por las sensaciones- sobre la pradera en la que -este año- no hay chiringuitos, ni músicos, ni bullicio ni el ruido de la chapa de las barras de las peñas, ni el olor a novillo...

Algunos grupos de ciclistas no han querido perderse la foto ante la puerta roja de los corrales. Sin duda, una imagen para el recuerdo y para la historia.

Comentarios...