Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
SAN JUAN 2020: 10+1 consejos para 'petarlo' como subastador en los Agés

SAN JUAN 2020: 10+1 consejos para 'petarlo' como subastador en los Agés

CAPITAL
Actualizado 27/06/2020 22:32
Encarna Muñoz

Dos subastadores con amplia y demostrada experiencia, Moro y Suso Seca nos dan las pautas para subirse al escenario el Sábado Agés.

Una de las figuras más importantes de los Agés es la del subastador. Es la persona de la que depende el buen rumbo de un evento que resulta determinante para las cuentas de las cuadrillas. Su función consiste, además de en dar salida a las distintas piezas, en caldear el ambiente, en animar al personal para que permanezca en su cuadrilla el mayor tiempo posible.

Aunque pudiese parecerlo no es una tarea sencilla y la receta del éxito no se esconde únicamente en perder la vergüenza. El éxito depende de múltiples factores y la mayoría se aprenden con la experiencia aunque otros dependen exclusivamente del azar (el tiempo, por ejemplo, es imprevisible y si sale un día lluvioso con salvar la jornada será más que suficiente).

Suso Seca y Moro son dos de los subastadores más reconocidos de San Juan. Gracias a ellos hemos podido elaborar esta lista con los 8 consejos que todo subastador debe tener en cuanta para bajarse con buen sabor de boca del escenario de los Agés.

1. El primer consejo no se puede pasar por alto. Carlos Moro, 'Moro' en el entorno de los sanjuanes, nos explica algo que podría parecer obvio pero no lo es. "Tienen que gustarte mucho los sanjuanes en general y los ageses en particular. Debes vivirlos con pasión y conocer los usos y costumbres". No estaría de más una charla con alguno, o varios, expertos en la materia, los conocidos y reconocidos como puristas de San Juan. La innovación siempre es bienvenida pero dentro de los límites escritos en rojo en la tradición sanjuanera. Por ejemplo, un subastador "debe saber que si un sanjuanero toca la carne, sube inmediatamente la puja por ella", señala Moro.

2. Conocer muy bien la cuadrilla y el barrio donde te toca subastar. Moro tiene claro que el factor cancha en determinante en una subasta del Sábado Agés. "Es una opinión personal pero yo he notado mucho la diferencia entre cuadrillas. Por ejemplo, entre San Miguel y Santo Tomé, San Clemente y San Martín. El primero es un barrio menos céntrico y el segundo está en la zona de la Zona, valga la redundancia, y sabes que a partir de cierta hora va a ser complicadete sacar un buen precio por cualquier pieza".

3. Un equipo organizado y ágil. Nuestros expertos no dudan en señalar como "vital" disponer de un equipo de colaboradores "eficaz y muy bien repartido". Suso destaca la importancia de "un buen trato y diálogo fluido con la charanga y los cuatros. Estos últimos deben tener además una velocidad de vértigo para que un Agés funciones bien". Por su parte, Moro considera que "la gente de la cuadrilla debe estar muy muy atenta. Tienen que recoger información y pasarla a la gente de la cuadrilla. Si llega un grupo preguntando por un lomo o una bota y nosotros nos enteramos resulta de gran ayuda".

4. Empatizar. Suso Seca hace referencia al factor psicológico. Hay que conseguir enganchar a los presentes para que no se vayan a otra cuadrilla y para ello "es fundamental la empatía". "Hay que saber detectar a aquellas cuadrillas que están dispuestas a subir el precio de una pieza de carne pero también ser capaces de dar esperanza a esos grupos de jóvenes que solo han conseguido reunir 60 euros. Con una mirada o el lenguaje no verbal hay que comunicarles que no se van a ir de vacío", explica el veterano subastador.

5. Nunca subir relajado al escenario. No hay que confiarse, los nervios (con el toque justo, sin pasarse) son buenos consejeros. "Hay que comenzar con tensión, calentar como los futbolistas, para no empezar una subasta igual de fríos que los que nos están esperando", señala Suso.

6. El poder de la improvisación. Un buen subastador debe ser resuelto y tener capacidad para afrontar el directo más complicado de todos. "De vez en cuando puedes saltarte el guión, utilizar una canción que sepas que funciona", afirma Suso Seca. En definitiva, "jugar". También está permitido "picar a quien tienes en frente, pero siempre sabiendo emplear la medida justa, sin pasarse", puntualiza el monologuista.

7. Estudiar. Improvisar es clave pero los grandes sabios en la materia coinciden a la hora de afirmar que la mejor improvisación es la más preparada. Moro sigue la misma línea y nos cuenta un secreto de sus participaciones en los Agés. "Yo siempre suelo mirarme las cuentas de años pasados en los Libros de Cuadrilla. Así puedo orientarme sobre cuál es el mejor momento para las piezas importantes como el solomillo o una bota. Es una cuestión personal pero creo que puede ayudar mucho".

8. A quien buen árbol se arrima... Buena sombra le cobija. Del mismo modo sucede con los subastadores. "Si eres nuevo o es tu primera vez mi consejo es que busques a alguien con experiencia que te pueda acompañar. Puedes dejarle a él que abra la subasta que siempre suele ser lo más complicado", confirma Moro.

9. Ser justo. Moro tiene claro que el público exige que un subastador sea "lo más imparcial posible. Tienes que saber quién ha pujado el último y poder ubicarlo en un instante. El público no perdona este tipo de errores y puede provocar que se te vayan de la cuadrilla. Estos gestos dejan muy mala imagen", así que mejor prevenirlos.

10. Cuidado con el vino tinto y dulzón. Moro explica que "una vez me aconsejaron que me subiese al escenario con dos tragos de la bota pero corres riesgo de liarla. Ahora he ido evolucionando a que, si puedes, es mejor subirte con uno y medio". Esto tiene una explicación, "hay que controlar todo para no perder detalle y te aseguro que no es fácil quedarte con cada cara".

10+1. Para acabar, un error que puede resultar fatal en un subastador, la prisa. "La velocidad de pensar que tengo que sacar todo cuanto antes es un fallo. Un solomillo no se puede dar por 50 euros. Por ello lo mejor es armarse de mucho vino, mucha música y sobre todo mucha paciencia para saber pausar", concluye Moro.

Comentarios...