Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Más de 530 profesionales forestales para la campaña estival contra el fuego

Más de 530 profesionales forestales para la campaña estival contra el fuego

PROVINCIA
Actualizado 01/07/2020 17:22

Dentro del operativo autonómico único puesto en marcha por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente también están disponibles 33 puestos y 22 cámaras de vigilancia, 17 autobombas, 14 cuadrillas, medios que se coordinan y complementan constantemente con el operativo regional a través del Centro Autonómico de Mando.

La delegada territorial, Yolanda de Gregorio, ha mantenido esta mañana una reunión por videoconferencia con los representantes de las distintas administraciones para conocer y coordinar los medios y las infraestructuras disponibles para la prevención y extinción de incendios forestales. El Gobierno regional mantiene un amplio operativo autonómico de lucha contra incendios forestales para esta campaña 2020 adecuado, eficaz y dimensionado, desplegado ya al máximo al encontrarnos en época de peligro alto (del 1 de julio al 30 de septiembre).

En la reunión de coordinación, precedida por otra de carácter interno con todos los servicios de la Junta en Soria vinculados con el operativo (Medio Ambiente, Protección Civil, Gerencia de Asistencia Sanitaria, Cultura, Industria y Fomento), Yolanda de Gregorio ha informado de las principales novedades del presente año a los representantes que han participado de las distintas administraciones: el subdelegado del Gobierno, Miguel Latorre; el vicepresidente de la Diputación, José Antonio de Miguel; la concejala y vicepresidenta del Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad Urbana, Lourdes Andrés; el secretario territorial de la Delegación, Rafael Medina; el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente, José Antonio Lucas; el jefe de la Sección de Defensa del Medio Natural, Rafael Pérez; el técnico de la Diputación Provincial, Luis Benito; el jefe de la Unidad de Protección Civil de la Subdelegación, Alfonso Duro; el jefe de la Sección de Protección Civil de la Delegación Territorial, Fernando Arribas y el jefe de la Unidad de Estudios y Coordinación de la Delegación, Juan Carlos Lafuente.

De Gregorio ha agradecido la magnífica coordinación con el resto de instituciones y la disposición de medios al operativo, así como de todos los responsables municipales de la provincia.

Respecto a la organización, la novedad principal es la adaptación de todos los procedimientos y protocolos de centros y medios para que se ejecuten en condiciones de seguridad para el personal con motivo de la pandemia del coronavirus, con modificaciones en los procedimientos de formación que el Centro de Defensa del Fuego ha adaptado a todos los colectivos para impartir vía online. Además durante el verano, cuando las cuadrillas incrementan el número de componentes, ya está prevista la adecuación de los vehículos para cada equipo, evitando que se solapen los turnos, adaptando los horarios y ubicaciones y todo el material de prevención, con mascarillas y elementos de desinfección. Se ha suministrado a todo el personal dependiente de la Junta de Castilla y León material de protección y de desinfección.

Operativo autonómico

La Junta cuenta con un operativo permanente, con despliegues estratégicos en todas las provincias, pero autonómico y flexible, con plena coordinación con otras administraciones, lo que garantiza el buen funcionamiento de las labores de prevención y extinción de incendios forestales.

El Centro Autonómico de Mando (CAM), ubicado en Valladolid, es el órgano encargado de mantener la coordinación interna de la propia Junta de Castilla y León, estando permanentemente en coordinación con la Sala de Emergencias del 112 y con los nueve Centros Provinciales de Mando (CPM) situados en las delegaciones territoriales de las nueve provincias. A su vez, está en constante comunicación con el resto de administraciones central, autonómicas y locales.

La delegada ha resaltado el carácter autonómico del operativo único y coordinado, garantizando un buen funcionamiento y la cooperación eficaz mediante una organización eficiente de los recursos y medios disponibles. Es preciso destacar las relaciones necesarias para la coordinación de medios Gobierno Central, con los medios aéreos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD), como la BRIF de Lubia, la Guardia Civil y el Ministerio de Defensa en relación a la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El operativo desplegará, ha recordado Yolanda de Gregorio, “la colaboración y la coordinación con todas las administraciones -central, autonómica y local- garantizando, de esta manera, el entendimiento y la cooperación mediante una organización eficiente de todos los recursos y medios disponibles”. El Plan de Protección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales de Castilla y León (INFOCAL) prevé el empleo coordinado de los recursos y medios pertenecientes a las Administraciones Públicas, entre los que se encuentran los de las entidades locales.

Más de 530 profesionales forestales en la provincia

El despliegue del operativo para este verano en Soria estará integrado por 533 profesionales forestales, al que se han incorporado dos nuevos agentes medioambientales para reforzar las comarcas y provincias más necesitadas. El refuerzo del operativo se ha completado con la contratación de dos técnicos de apoyo titulados en Ingeniería Forestal para el Centro Provincial de Mando.

Los medios materiales con los que contará este año la provincia son 33 puestos de vigilancia y 22 cámaras de vigilancia; 17 autobombas (12 propias y cinco conveniadas con los ayuntamientos) y el convenio con los cinco parques de bomberos de la Diputación Provincial; 14 cuadrillas (dos de ellas helitransportadas), además de la BRIF de Lubia que aporta el MITERD (de despacho automático en la provincia, dependiendo de su disponibilidad); un retén de maquinaria y un buldócer en limpieza de cortafuegos; y un helicóptero de la Junta y dos helicópteros del MITERD, a los que se suman el resto de medios aéreos de la Comunidad Autónoma que dan cobertura a la provincia en caso de necesidad y el resto de medios del Estado de cobertura nacional.

En cuanto a las mejoras tecnológicas, sigue totalmente operativa la aplicación pública para dispositivos móviles ‘Incendios Castilla y León’, desarrollada por la Junta de Castilla y León y el Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León (Cesefor), para facilitar al ciudadano información práctica y actualizada durante la campaña de incendios forestales. Esta aplicación, pionera en Soria, se ha extendido en esta campaña a todas las provincias de la Comunidad, y en ella se puede encontrar información sobre el uso del fuego en el monte, recomendaciones y prohibiciones, e incorporará avisos de alertas o alarmas. Se trata, sin duda, de una importante herramienta para la prevención de incendios forestales.

También se ha realizado una dotación de nuevos dispositivos ‘smartphone’, para que todos los agentes medioambientales y celadores tengan su ‘smartphone’ personal con línea de datos y aplicaciones de ayuda, y sea así una de sus herramientas de trabajo diarias, mejorando de su seguridad y la realización de tareas. Se han suministrado también equipos de radio para renovar equipos de comunicaciones en los incendios.

Prevención, investigación y sensibilización

La delegada territorial ha recordado la importancia de la prevención, la investigación y la sensibilización a la ciudadanía. Ha solicitado la colaboración de todos para recomendar a la población la necesidad de extremar las precauciones para esta campaña y de mantener libre de combustible el entorno de los pueblos, los polígonos industriales, las urbanizaciones y las viviendas aisladas para evitar que se produzcan incendios que les puedan afectar. Las tareas de prevención mediante la mejora y ordenación de la superficie forestal a lo largo del año, la limpieza de entornos urbanos, periurbanos y de carreteras, suponen una herramienta clave para la prevención de daños por incendios forestales.

Las tareas de prevención mediante la mejora y ordenación de la superficie forestal a lo largo del año, la limpieza de entornos urbanos, periurbanos y de carreteras, suponen una herramienta clave para la prevención de daños por incendios forestales. A tal fin, en cuanto a los terrenos no forestales, se mantiene la colaboración con la Diputación Provincial de Soria en el marco del Plan de Empleo Forestal, iniciada en 2016. La Junta ha concedido una subvención de 340.000 euros a la Diputación Provincial (institución que aporta una cantidad similar), que ha contratado a 34 profesionales forestales, con los que ha puesto en funcionamiento a cinco cuadrillas de trabajo, dotadas de maquinaria y utensilios, con la finalidad de mejorar la seguridad de nuestros pueblos y núcleos urbanos al actuar en la limpieza de las zonas periurbanas de los mismos. Estas ayudas forman parte de la Estrategia de Empleo Rural y Local, que tiene como objetivo último incentivar la inserción laboral de personas que no tienen una ocupación y, con ello, contribuir a dinamizar la actividad económica en los municipios la Comunidad.

Nivel de peligro alto

Con carácter general, la época de peligro alto de incendios forestales abarca los meses de julio, agosto y septiembre, donde las circunstancias meteorológicas incrementan notablemente el peligro de incendios. Por ello, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, mediante orden del pasado 12 de junio, declaró como época de peligro alto de incendios forestales en Castilla y León la comprendida entre el 1 de julio y el 30 de septiembre de 2020.

No obstante, el lunes 22 de junio, ante el incremento relevante de temperaturas, se declaró peligro medio en la provincia, lo que implicó mayor disponibilidad de medios del personal de la administración, agentes medioambientales y técnicos de guardia, así como de mayor disponibilidad de cuadrillas terrestres y helitransportadas.

Ha querido insistir la delegada territorial que durante la época de peligro alto está prohibido hacer hogueras fuera de los lugares autorizados, es necesario prestar especial atención a las labores de apicultura en días de viento, extremar la precaución en la utilización de herramientas que generan chispas en el medio natural o agrícola, y máxima atención durante la cosecha del cereal sobre todo los días con altas temperaturas, recordando que por encima de los 30 grados y vientos superiores a los 30 kilómetros por hora se prohíbe cosechar en una franja de 400 metros alrededor del monte.

Es imprescindible recordar las consecuencias que los incendios tienen en la seguridad de las personas, el valor de los montes de la Comunidad, así como las pérdidas que suponen para la población. Los expertos señalan que será la evolución meteorológica la que marque esta campaña en un año “con mayor carga de combustible” en el monte.

Comentarios...