Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Entrevista a Santiago Aparicio: "Si no somos capaces de encontrar un plan de futuro para Soria ahora, no lo haremos nunca"

Entrevista a Santiago Aparicio: "Si no somos capaces de encontrar un plan de futuro para Soria ahora, no lo haremos nunca"

REPORTAJES
Actualizado 05/07/2020 22:01
Patxi Veramendi

El presidente de empresarios sorianos (FOES) y de Castilla y León (CECALE), Santiago Aparicio, realiza en Soria Noticias una detallada reflexión y valoración de la situación económica de la provincia, en este momento de 'reconstrucción' tras la emergencia sanitaria del Covid-19, y apunta los pasos que hay que dar para que Soria pueda salir lo más preparada posible, para afrontar el futuro social y económico. Asegura que si ahora, los sorianos, no somos capaces de concretar un plan de futuro para Soria, y cumplirlo, no lo haremos nunca.

-Soria Noticias: ¿Cuál es la situación que va a dejar la crisis del coronavirus en Soria?

-Santiago Aparicio: La caída del PIB en Soria puede llegar al 10% en el mejor de los escenarios, lo que conllevaría unas pérdidas que rondarán los 197 millones de euros. Nos moveremos en estos porcentajes, si bien hay análisis que avanzan una mayor caída del PIB.

Igual pasa con el desempleo. La subida de un 11,30% del paro en Soria el pasado mes de abril fue catastrófica, y si bien en mayo fue del 4,02%, la tasa de desempleo en la provincia encabeza las estadísticas nacionales. Estamos especialmente preocupados por la subida en la tasa interanual, que llega ya al 32,15%.

Con los datos de junio vamos a poder ver el escenario próximo en función de las reaperturas que se han ido produciendo y podremos actualizar las previsiones, que no son optimistas. En este sentido, desde FOES hemos estimado un crecimiento del paro en más de1.000 personas tras la crisis.

La situación es especialmente preocupante en el sector del comercio y de la hostelería, que está íntimamente interrelacionada con otros sectores como las agencias de viaje, empresas de turismo activo, las lavanderías, las empresas de distribución, de máquinas recreativas, entre otras muchas. Hay también mucha preocupación en empresas de servicios que requieren proximidad con el cliente, como autoescuelas, academias, gimnasios...

Pero no son los únicos, esto es una auténtica rueda que muestra la interdependencia de todos con todos. A nivel industrial podemos hablar de fuertes impacto en la automoción, en la que poseemos una importante industria auxiliar, o del sector de plástico, tan dependiente del consumo. El desempleo muestra una tendencia porcentual preocupante en Soria en el sector industrial. El sector acusó en mayo una subida del 9,26%, más de cinco puntos superior a la subida media del 4,02%.

Frente a estos sectores, hay otros donde la crisis no se siente con esta intensidad, como el agroalimentario, tan importante en Soria. El ganadero, y en concreto el porcino, está también capeando el impacto, fundamentalmente por el aumento del consumo de carne blanca, a decir del propio sector.

Es pronto para ver las consecuencias de esta situación en la demografía de Soria. Vamos a ver cómo se comporta el empleo en los próximos meses, quizá haya sectores que sean capaces de absorber parte del desempleo que generen otros. Por poner un ejemplo, las empresas integrantes de la Asociación Provincial de Productores de Ganado Porcino (APORSO) siempre ha necesitado trabajadores, y también ahora. Vamos a ver qué sucede.

-SN: ¿Cree que nos enfrentamos a una crisis provincial histórica, comparable con situaciones vividas a mediados del siglo XIX, o la diáspora de los sorianos del medio rural de las décadas de 1950 y 1960?

-SA: La historia se analiza con distancia, se necesita perspectiva, por lo que es imposible ahora establecer paralelismos. Lo cierto es que ésta no es una crisis de deuda como las anteriores, sino de demanda de bienes y servicios y que afecta a todos los sectores, y que a su vez ha generado una crisis de oferta. Se ha producido un frenazo en seco del consumo y de la producción, pero no en Soria, sino en España y en una gran parte de países. Por ahora lo que es evidente es que con tres meses de confinamiento se ha producido un parón superior a un año de crecimiento económico.

Por el tipo de crisis que vivimos, como he dicho, diferente a todas las vividas con anterioridad, las medidas a tomar deben ser distintas, y de la agilidad y rapidez con que se adopten, depende nuestro futuro.

Hay que evitar que haya un colapso en la economía y para ello es imprescindible que el dinero se mueva. Es necesario que los préstamos lleguen a empresas y a autónomos, es necesaria una flexibilidad efectiva de los ERTEs, es necesario ir acompasando el ritmo de las empresas al ritmo de la sociedad, pues de no de no ser así, los ERTEs se convertirán en EREs con despidos masivos, y entonces además del económico, tendremos un gravísimo problema social.

Para evitarlo no hay otra que apostar por el tejido productivo, hay que ayudar en el principio de la cadena, esto es a las empresas y a los autónomos que son quienes generan empleo y quienes mueven la maquinaria económica de nuestra provincia y de nuestro país.

Aún con todo, nos esperan momentos muy complicados pues en tanto los ciudadanos no recuperemos la confianza, el consumo será comedido, el déficit público se desbocará, y para hacer frente al mismo, la sociedad española en su conjunto, se verá obligada a pagar más impuestos. En definitiva, todo el sistema se empobrecerá y la recuperación no llegará hasta dentro de uno o dos años.

-SN: ¿Qué deben hacer el conjunto de los agentes sociales, económicos y políticos de la provincia? ¿Se debería consensuar un plan de actuación o ‘reconstrucción’ (término que está ahora muy de moda)? ¿Sirve el actual Plan Soria? ¿Habría que elaborar un plan especial, o estamos cansados ya de tanto plan? ¿Habría que poner en marcha -ahora más que nunca- un plan nacional o europeo contra la despoblación? ¿La crisis la tenemos que afrontar los propios sorianos, con nuestros recursos?

-SA: Por parte de FOES llevamos más de una década abogando por un plan que defina y planifique la Soria que queremos para el futuro; un plan consensuado, profesional, serio y ambicioso que determine objetivos, fases y presupuestos, y que se cumpla por parte de las administraciones, con independencia de quien gobierne. En definitiva, una hoja de ruta clara que defina la estrategia de la provincia desde el punto de vista del desarrollo y del crecimiento económico, para al menos los próximos cinco años. Este plan ha sido siempre necesario y si ahora, en un momento de verdadera emergencia económica y social, no somos capaces de hacerlo, no lo haremos nunca.

Al margen del plan, la situación actual precisa de medidas inmediatas. Desde FOES, escuchando las necesidades de las empresas, trasladamos a las administraciones locales un documento comprensivo de tres vías de trabajo para abordar la recuperación. La primera, a corto plazo, con el objetivo de que autónomos y empresas puedan resistir la embestida de la crisis. En esta fase contemplamos subvenciones con las que garantizar la liquidez, como ayudas a las cuotas de autónomos, otras para el mantenimiento de gastos fijos, intereses, préstamos, aplazamiento de impuesto y pago a proveedores, y todo en un marco donde la burocracia se reduzca a mínimos.

En segundo lugar, planteamos medidas a medio plazo, pero ¡ojo!, cuando decimos a medio plazo no queremos decir que se adopten a futuro, sino que debemos comenzar ya a trabajar sobre ellas. Hablamos de un medio plazo desde la intensidad de esta crisis y lo fijamos en julio a más tardar. El objetivo de estas medidas a medio plazo es que la economía soriana pueda recuperarse y aquí entra ya el Plan Soria, con apoyo a nuevas inversiones, con un posicionamiento claro al turismo y posicionamiento de la provincia como destino de inversión empresarial. Este verano deberemos estar trabajando ya en el impulso al empleo, en medidas de estímulo de la demanda, y en fomentar las áreas digitales para aumentar la competitividad. Es también necesario que actividades como la obra pública no paren, pues este sector puede ser vital para tirar de la economía y también del empleo, por eso es necesario que las administraciones mantengan sus presupuestos y que incluso adelanten actuaciones previstas.

A largo plazo, necesitamos trabajar desde este mismo momento en medidas que ayuden a rehacer nuestra economía, y vuelve a ser importantísimo el Plan Soria como escenario de trabajo y, por supuesto, ese plan estratégico de provincia a futuro. Esta crisis ha dejado claras las carencias y déficits estructurales sanitarios y de telecomunicaciones que veníamos denunciando desde hace tiempo y que han hecho más débil a Soria en esta pandemia. Sin lugar a dudas, necesitamos que las administraciones, especialmente la regional y nacional, las corrijan lo antes posible.

Y, por supuesto, en la reconstrucción se necesita la sensibilidad de todos los sorianos, no sólo de las administraciones. Debemos concienciarnos de la importancia de lo local y apoyar a nuestras empresas. Un autónomo, una pyme destruida supone despidos, más paro, menos dinero para consumir, más cierre de negocios… Es una rueda que conlleva menos servicios, que nos llevan a más cierres de negocios y, de nuevo, a más despidos y menos capacidad de consumo… Hoy es crucial el consumo local, de él depende, en gran medida, nuestra recuperación. En este sentido, recordar que por parte de FOES y de FEC Soria hemos puesto en marcha la tienda online compraensoria.com que permite a los consumidores comprar en Soria y recibir los productos a domicilio. El ‘compra y consume en Soria’ no es un eslogan, es la clave de nuestra supervivencia socioeconómica.

-SN: ¿Podemos aprender de otras situaciones de crisis, convertirlo en oportunidad, y no repetir errores para sacar la provincia adelante? ¿Qué se puede hacer, y qué sectores podemos reforzar o revitalizar?

-SA: El COVID-19 está imponiendo un nuevo orden mundial, así lo están reconociendo todos los analistas, que adelantan nuevos modelos sociales y estrategias económicas diferentes a las que conocíamos. La desglobalización es, a juicio de los expertos, una de las consecuencias.

Ya antes de esta crisis, la dependencia del mercado chino venía siendo cuestionada, pero ahora, la pandemia ha evidenciado con claridad la ineficacia de un sistema tan dependiente. Se prevé una reindustrialización en España y en toda Europa que podría situar a territorios como Soria, como zonas especialmente interesantes para las nuevas inversiones, siempre que empecemos desde ya a trabajar; si no lo hacemos de inmediato, otras zonas se nos adelantarán y una vez más la provincia perderá el tren...

De ahí que insistamos a las administraciones en la necesidad de redoblar su esfuerzo para preparar con urgencia a la provincia, para poder competir en este nuevo escenario. Tenemos que ser capaces de convertirnos en un atractivo destino inversor para las empresas que se están replanteando su futuro. Las administraciones han de realizar inversiones estructurales en conectividad (el 5G es fundamental para la provincia), en suelo industrial competitivo en cuanto a infraestructuras y a precio… Y no basta con tenerlo, sino que hay que poner a nuestra provincia en el mapa y salir a venderla.

Es necesario continuar con el proyecto Invest in Soria, pues justamente ahora es más necesario que nunca. Todas las administraciones han hablado de reactivarlo, de poner dinero, pero este proyecto a fecha de hoy, sigue sin tener ayuda económica para mantenerlo. No se entendería tener que cerrar Invest in Soria y tirar por la borda todo el trabajo realizado hasta la fecha, máxime cuando sabemos que empresas europeas y estadounidenses están reconsiderando su dependencia de China, por los costes, por la guerra arancelaria y ¡cómo no! por los problemas en las cadenas de suministro que están sufriendo en estos momentos.

Hay que apostar por la digitalización de nuestras empresas, y de nuestra sociedad en general. Esta crisis ha supuesto un salto cualitativo y cuantitativo importante en el universo digital y nuestra provincia no puede quedarse atrás. Teletrabajo, telemedicina, estudios online…, son ya un presente del que la provincia no puede escapar, pero necesitamos una fuerte inyección de dinero público. El Plan Soria es básico, más importante hoy que nunca. El ejecutivo regional debería ser claro y decir si va a apostar por él, o por el contrario va a seguir siendo papel mojado.

Hay que impulsar el importante sector agroalimentario soriano, reforzándolo con planes de competitividad y mejora de empresa liderados a nivel regional.

Hay que dotar de valor añadido al comercio y a los servicios online que pueden llegar a ofrecer. Como he dicho, FEC Soria, FOES y un centenar de empresas hemos puesto en marcha un ‘amazon soriano’, para que comprar en Soria sea aún más atractivo y cómodo. Nos hemos dado cuenta de que tenemos que convertir esta tormenta perfecta en una catarsis que permita mejorar nuestro tejido productivo.

La industria tecnológica necesita aumentar la capacidad de los centros de procesamiento de datos (CDPs). El sector va a crecer de forma exponencial del sector, azuzado ahora por la crisis del Covid-19, ya que las demandas y disposición de datos son más altas que nunca. Los CPDs son ahora una gran oportunidad y Soria es la provincia que ofrece las mayores ventajas competitivas, como así nos lo han reconocido las propias empresas a través del Premio que nos concedió EnerTIC. Con ‘Invest in Soria’, FOES ha sembrado ya el nombre de Soria en este sector, y hay que aprovechar el trabajo realizado para captar las inversiones que va a generar…Y puedo asegurar que en este ámbito hay interés.

También hay que apostar fuertemente por la universidad. La formación y educación online está siendo una realidad durante esta pandemia y el trabajo realizado se mantendrá. Esto debe de ser otra gran oportunidad para Soria.

Luego tenemos el turismo de interior que parece repuntar con fuerza, lo que abre grandes oportunidades para la provincia, que ha de intensificar el esfuerzo que el sector viene realizando durante los últimos años, para ofrecer servicios de calidad basados en la confianza y la cercanía, y aprovechando los increíbles recursos naturales y culturales de la provincia.

Desde el teletrabajo al ‘take away’ hay muchísimos conceptos económicos que la crisis ha actualizado, y que se quedarán con nosotros, y hay que aprovecharlos ayudando a cada uno de los sectores en la provincia a ser parte de todas esas nuevas oportunidades que esta crisis ha abierto.

Además, es imprescindible que la administración regional haga un importante esfuerzo para mejorar nuestra Sanidad, tanto en infraestructuras como en personal, pues sus carencias han quedado en evidencia durante esta crisis.

-SN: En el ámbito de la responsabilidad de la organización que preside, ¿qué cree que hay que hacer para superar esta crisis social y económica de la provincia, que ha llegado tan repentinamente por una crisis sanitaria sin precedentes en el mundo?

-SA: Indudablemente, hemos de ir todos a una. Los empresarios sabemos cuáles son nuestros problemas, necesidades y oportunidades y somos los que mejor podemos hablar de soluciones y de cómo ponerlas en marcha.

Durante esta crisis hemos asistido a numerosas videoconferencias con responsables institucionales, y hay un sentir generalizado entre el empresariado, de que se hacen reuniones para cubrir el expediente, pero no hay voluntad real ni de escuchar, ni de trabajar conjuntamente. En esas reuniones, a menudo, tenemos la sensación de que las administraciones viven en un mundo paralelo a la realidad empresarial y nos preocupa enormemente.

En todas y cada una de esas reuniones con Ayuntamiento, con Diputación, con la Junta, trasladamos hasta la saciedad que era esencial que llegasen ayudas rápidas a autónomos y pymes, y que -de verdad- éste era el momento de apostar por el tejido productivo. Hoy, cuatro meses después del inicio de la crisis del Covid-19, los empresarios asistimos atónitos a una pelea entre Ayuntamiento y Diputación, en la que quienes salen perjudicados son los autónomos y empresas de Soria capital. Y esto es muy serio, pues estamos hablando de que sin esas ayudas, pueden cerrar hasta 4 de cada 10 negocios de la ciudad, sobre todo de servicios, comercio y hostelería.

Los ciudadanos y los empresarios no nos merecemos este espectáculo de medios de comunicación y de redes sociales. Es un momento de demostrar altura de miras, de responsabilidad, de trabajar... Generar enfrentamientos vía ataques personales es impropio del momento tan difícil que vivimos, y da fe de que hay políticos que no saben la que se nos puede venir encima desde el punto de vista económico.

Pedimos al Ayuntamiento de Soria que reconsidere su decisión, y ajuste su presupuesto para ayudar a las empresas y autónomos para que Soria capital no se convierta en un erial. En este momento es vital hacerlo, necesitamos salvar los negocios, proteger el empleo y mantener servicios en Soria. Hay que hacer otro tipo de política, de medio y largo plazo, a favor del interés general, no del interés partidista.

-SN: Qué sectores económicos o actividades de la provincia pueden relanzarse mejor, están mejor posicionadas, cómo y por qué?-

-SA: Los ya citados, agroalimentación y ganadería y determinadas actividades como farmacia o comercio de alimentación, menos perjudicados por la pandemia.

Los servicios de proximidad, la hostelería, el turismo en general, el comercio no de alimentación, grandes afectados, por no olvidarnos del sector de residencias de ancianos doblemente tocado. La bola de cristal no la tenemos nadie, pero aún con el coronavirus, es poco probable que cambie nuestro deseo de consumir y de viajar, y como he dicho anteriormente, todo apunta que este verano el turismo de interior va a ser la opción de muchos españoles. Nuestra provincia tiene una gran oportunidad que no podemos dejar pasar.

Las nuevas tecnologías también jugarán un papel importante en la reactivación de estos sectores, pues permiten maximizar el aprovechamiento de recursos y servicios turísticos. Otras actividades que sufrirán grandes desarrollos serán las relacionadas con la logística cercana de 'última milla', start ups que ayuden a los mayores a superar la brecha tecnológica, servicios relacionados con el bienestar en el hogar, la formación, el entretenimiento o el entrenamiento físico, todos ellos online. Por supuesto, el comercio electrónico será el gran triunfador.

Pero insisto en que todos están afectados de forma importante, y pensemos que nos enfrentamos a una nueva era, a nuevas pautas de consumo, por lo que necesitarán de planes estratégicos que ayuden a recuperar los niveles de actividad que se venían manteniendo antes de la crisis. Tenemos que hacerlo bien.

-SN: Otras valoraciones o consideraciones que estime, ante esta situación.

-SA: Tengo que insistir en la responsabilidad, tanto colectiva como particular, en la necesidad de que las administraciones generen confianza, en el consenso entre los agentes socioeconómicos y las administraciones para iniciar una recuperación sólida. La herida no puede cerrar en falso, hay que pergeñar desde ahora mismo planes a corto, medio y largo plazo. Pero hay que empezar hoy mismo a trabajar en ello, no podemos saltarnos pasos y dejar para mañana las medidas a medio y largo plazo. Tienen que estar perfectamente planeadas para no perder ni un solo minuto, en su puesta en marcha a medida que la situación vaya normalizándose.

Necesitamos presupuestos públicos suficientes y continuados. No hay que pensar solo en la rentabilidad del momento, sino en la sostenibilidad de las medidas y planes. Insisto, hay que planificar ya pensando a largo plazo con ambición y altura de miras. Con profesionalidad. Las medidas que se adopten no pueden quedarse sólo en la recuperación, sino que tienen que pensar en el crecimiento a futuro. Hay que nutrir el tejido productivo soriano para hacerlo más fuerte y sostenible, capaz de encajar los reveses que puedan llegar a futuro. Si sólo aprobamos hoy medidas para salvar el momento, el futuro de Soria penderá de un hilo.

-SN: Las circunstancias y debates de las empresas de producción de automóviles sobre la reestructuración de sus plantas, puede afectar a las empresas del sector en la provincia?

-SA: Sí, sin lugar a dudas. Las empresas de la provincia son auxiliares del automóvil, por lo que dependen de los flujos de producción y comercialización de los fabricantes. La economía, como el mundo, está interconectada y cualquier alteración de los grandes mercados tiene repercusión en Soria. Si a los fabricantes españoles y europeos les va mal, al sector le irá mal en Soria. Y no sólo al propio sector, sino también al conjunto de la economía provincial, pues no olvidemos el enorme efecto tractor que las fábricas de componentes de automoción tienen en el conjunto de la economía soriana.

-SN: ¿Qué previsiones del comportamiento del empleo y de la actividad de estas empresas hay a corto y medio plazo?

-SA: La actividad de la provincia dependerá de la capacidad de los fabricantes para retomar la suya, y cabe esperar que el empleo se comporte en la misma medida. En este aspecto la partida es nacional. Las asociaciones de fabricantes de vehículos y componentes, y las de distribución y comercialización de vehículos, han solicitado al Gobierno de Sánchez medidas coyunturales de gran impacto, tanto para la recuperación del mercado y de la actividad industrial, como medidas de impulso de la demanda interna que generen confianza en el consumidor.

Entre estas medidas, son básicas aquellas que aseguren la liquidez del tejido empresarial y que ayuden a la flexibilidad laboral; hablamos de unos de los sectores más afectados por la pandemia a nivel económico, pues el sector paró en seco, no sólo a nivel de producción, sino también de comercialización. Tenemos que ver cómo las grandes empresas vuelven a la actividad, y además cómo se comporta el mercado, si bien las consecuencias en uno u otro sentido para la provincia de Soria dependerán de si el Gobierno aplica un plan con medidas de choque potentes que contemplen entre las ya dichas, otras como cambios en la fiscalidad del automóvil, y medidas que impulsen la inversión y la Industria 4.0. Estamos en el reinicio de la actividad y es pronto para hacer predicciones, pues quedan aún ingredientes por conocer.

Comentarios...