Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La diabólica Segunda B que espera al Numancia: un ascenso muy complicado y la posibilidad de acabar en quinta categoría

La diabólica Segunda B que espera al Numancia: un ascenso muy complicado y la posibilidad de acabar en quinta categoría

DEPORTES
Actualizado 22/07/2020 20:31
Guillermo Gracia

La próxima campaña la Segunda B tendrá 100 equipos divididos en 10 grupos de 10. Para ascender habrá que pasar por 3 ligas distintas. Una mala temporada puede dar con el cuadro rojillo en la quinta categoría.

La pandemia del coronavirus ha traído consecuencias importantes al mundo del fútbol. Una de ellas es la reorganización estructural de la Segunda División B de cara a la próxima temporada, en la que el CD Numancia jugará tras descender el pasado lunes frente al Tenerife. También, para la temporada posterior, la 21-22. Se creará una nueva división, entre Segunda y Segunda B, que recibirá el nombre de Segunda B Pro y que contará con 40 equipos.

Esta reorganización hace que la división de bronce vaya a estar compuesta por cien equipos, que serán divididos en 5 grupos de 20 clubes en cada uno y estos grupos serán de nuevo divididos en dos subgrupos de 10 equipos cada uno . Tras pasar 18 jornadas, se formarán una fase final compuesta de tres grupos en base a la posición de los clubes en la clasificación: un grupo de ascenso a Segunda, un grupo de ascenso a la nueva Segunda B Pro y un grupo para la permanencia en Segunda B.

En el grupo de ascenso a Segunda, se encontrarían los tres primeros equipos de cada uno de los diez subgrupos de la fase regular, de los que, 26 equipos pasaría a Segunda B Pro, y los 4 mejores ascenderían a Segunda. Los equipos que se encuentre de cuarta a sexta posición en la temporada regular, pasarían al grupo de ascenso a Segunda B Pro, donde solo diez podrán ascender a esta nueva categoría, sumando a los 26 del anterior grupo y los 4 equipos que descienden de Segunda el siguiente curso. Y los equipos que ocupen entre la séptima y la décima plaza pasarían a forma parte del grupo que lucha por permanecer en Segunda B, aunque falta por confirmar cuántos equipos descenderían a Tercera.

La novedad de este nuevo esquema es la creación de la Segunda B Pro para la temporada 21-22, con la que la Federación Española de Fútbol busca profesionalizar más el fútbol no profesional, además de hacer frente a los problemas económicos que a día de hoy tienen los clubes de Segunda B a causa de la crisis económica por el coronavirus.

Por tanto, el Numancia afrontará una temporada bastante difícil. El equipo tendrá poco margen de error en la temporada regular, y encontrarse en el grupo que pelea por la permanencia en Segunda B abre la posibilidad del descenso a dos categorías inferiores en una sola temporada. Si añadimos también la probable renovación total de la plantilla, podemos suponer que este próximo curso será bastante movido para el conjunto soriano.

Comentarios...