Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Guerra al cigarrillo: Galicia prohíbe fumar para evitar contagios, ¿y Castilla y León?

Guerra al cigarrillo: Galicia prohíbe fumar para evitar contagios, ¿y Castilla y León?

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 13/08/2020 09:48
Encarna Muñoz

Vista la evolución de la guerra contra el Covid-19, en la que las medidas adoptadas por un territorio, aunque las evidencias científicas no las respalden, se extienden rápidamente por el resto del país, los castellano y leoneses ya se preguntan cuándo se prohibirá fumar en los espacios públicos de la región.

Desde que comenzase la batalla contra el coronavirus que actualmente se libra a nivel mundial una de las frases más repetidas ha sido la de 'dar palos de ciego'. Esta se emplea para referirse a alguien que actúa sin tener muy claras las repercusiones que puedan derivarse de sus actos y es perfectamente extrapolable a las decisiones de la mayoría de instituciones que nos rigen en esta denominada nueva normalidad.

Las medidas que se adoptan para intentar reducir el número de contagios son cada vez más rocambolescas y, aunque se dice que tienen la ciencia como elemento guía, lo que no se puede obviar es que el Covid-19 llegó de manera sorpresiva y a día de hoy todavía son muy pocas las cosas que se pueden dar por confirmadas respecto a este, su transmisión, evolución o consecuencias.

Hoy Galicia y los gallegos (además de todos aquellos que veranean en la Comunidad) han amanecido con una nueva restricción: se prohíbe fumar en todos los espacios públicos cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad. Muchos han tomado por buena la decisión de la Xunta pues supone alejar un vicio que disfruta un particular y sufren los que le rodean, pero ¿qué hay de científico detrás del anuncio de Feijoó?

Esta científicamente demostrado que el consumo de tabaco, en cualquiera de sus formas, empeora el curso de las enfermedades respiratorias y es, por tanto, un importante factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, oncológicas, así como para la diabetes, entre otras patologías.

En cuanto a la relación entre fumar y la progresión de la COVID-19, la Organización Mundial de la Salud advierte que "la evidencia actual nos indica que fumar se asocia con su progresión negativa y con resultados adversos". Tras revisar diversos estudios, un grupo de expertos en salud pública reunido por la OMS el 29 de abril de 2020 estableció que los fumadores tienen "más probabilidades de desarrollar síntomas graves en caso de padecer COVID-19, en comparación con los no fumadores".

El pasado mes de julio, la Comisión de Salud Pública hizo pública una nota de prensa en la que se afirmaba que fumar lleva consigo la expulsión de gotitas respiratorias y que estas "pueden contener carga viral y ser altamente contagiosas" junto con "el factor de relajación de la distancia social de seguridad".

Pero, respecto a la transmisión del virus, la OMS es clara al señalar que "no existen estudios revisados por homólogos que hayan evaluado el riesgo de infección por SARS-CoV-2 que puede conllevar el consumo de tabaco". A pesar de ello, la organización internacional aclara que "es probable que los fumadores de tabaco (cigarrillos, pipas de agua, bidis, cigarros y productos de tabaco calentado) sean más vulnerables a la COVID-19, ya que el acto de fumar supone arrimar los dedos (y los cigarrillos, que pueden estar contaminados) a los labios, lo que aumenta la posibilidad de transmisión del virus de la mano a la boca".

Castilla y León

'Al ver las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar'. El saber popular vuelve a servirnos en esta lucha contra el coronavirus. Desde el mes de marzo se ha podido comprobar cómo lo que se anunciaba en una parte del territorio español poco ha tardado en extenderse a otros lugares. Sucedió con las mascarillas. De no ser recomendables pasaron a ser obligatorias en pocas semanas. La primera en establecerlo por decreto fue la Generalitat de Cataluña el pasado 9 de julio. No habían transcurrido 10 días cuando Castilla y León hizo lo propio dentro de su ámbito de influencia.

Volviendo al tabaco, el mismo día que se obligaba a cubrirse la boca a todos los habitantes de Castilla y León, la Comunidad también prohibió compartir cachimbas. No se permite el uso compartido de dispositivos de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas o asimilados en todos los locales de entretenimiento, ocio, hostelería y restauración y en cualquier otro tipo de establecimiento abierto al público. El vicepresidente de la Junta Francisco Igea insistió en que estas pipas de agua o cachimbas quedan prohibidas "aunque se cambie el dispositivo".

Desde entonces, a un mes vista, no ha habido más noticias respecto a productos derivados del tabaco en este territorio. Aún así, no se relajen. El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea comparece este mediodía después de la celebración de un Consejo de Gobierno extraordinario. Los mentideros apuntan a que esta podría ser la nueva medida que adopte la institución regional y podría suponer un nuevo handicap para los establecimientos hosteleros aunque muchos de sus usuarios agradecerían un aire libre de tóxicos.

Comentarios...