Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Morón de Almazán y su Museo del Traje, un lujo que sorprende

Morón de Almazán y su Museo del Traje, un lujo que sorprende

NOTICIAS DE MORóN DE ALMAZáN
Actualizado 22/08/2020 13:21
Encarna Muñoz

No suele aparecer como punto destacado en los viajes organizados, pero Morón de Almazán destaca como uno de los pueblos más bonitos de la provincia. Sorprende la armonía del Conjunto Artístico que forma la plaza Mayor y no puede obviarse el Museo Provincial del Traje, que guarda auténticas joyas.

Morón de Almazán es uno de los pueblos más bellos de la provincia pero sigue siendo un gran desconocido para muchos. Esta es una de las razones que justifican la visita pero no es la única. Su ubicación estratégica (a media hora de Soria y dos horas de Madrid) y la comodidad que ofrece al visitante son dos más. Otra de las bazas de esta localidad es que concentra todo su esplendor en un perímetro que permite disfrutar de él intensamente y de forma relajada.

Sorprende su plaza Mayor, imponente, majestuosa y considerada una de las más hermosas de Castilla por diferentes historiadores del arte y arquitectos entre los que destaca Chueca Goitia. La recomendación es acceder a ella desde el sur. De este modo, al poner nuestros pies sobre ella, aparecerá ante nuestros ojos un conjunto monumental difícil de imaginar. Al fondo y alineados en ascensión vemos, en primer lugar, el Edificio del Concejo de fines del medioevo, símbolo del poder civil. Un poco más hacia arriba el Palacio Renacentista, emblema del poder señorial. Y en la cúspide el poder supremo de la época, el de Dios, representado por la iglesia y la espléndida Torre Plateresca. A su lado, está el palacio que de los Hurtado de Mendoza. Este ha tenido diferentes usos a lo largo de los siglos pero, en la actualidad, alberga otra joya de las que brillan sin ruido, el Museo Provincial del Traje.

Museo del traje

En la visita a Morón se desaconsejan las prisas pues los detalles merecen una pausa. Todavía más los que se guardan en el Museo Provincial del Traje, gestionado por la Diputación Provincial de Soria, un centro de información de toda la cultura tradicional de la provincia que se sirve del hilo de la indumentaria para alcanzar el ovillo de la idiosincrasia de nuestros antepasados.

Este museo ha estrenado recientemente la muestra ‘Al estilo del país’, expresión que servía en el siglo XIX para referirse a algo típico del entorno y del momento y que han seleccionado los responsables del museo para canalizar la conmemoración del 150 aniversario de la muerte de los hermanos Bécquer.

Dos figuras, Valeriano y Gustavo Adolfo, que contribuyeron decisivamente a que hoy conozcamos los modos de vida de sus contemporáneos en la provincia y que ayudan al visitante a comprender la evolución de la moda y, con ella, las costumbres de sorianas y sorianos. Valeriano fue el primero que pintó tipos y trajes de Soria y Gustavo Adolfo, que recibió una beca de Isabel II para documentar los tipos del país, tiene textos periodísticos y de tradición soriana muy destacados. Con la combinación de ambos se consigue un recorrido único por nuestra esencia.

La intensa labor investigadora que tiene detrás el centro ha propiciado que se pueda presumir de incluir piezas originales que narran cómo vivían nuestros antepasados.

La exposición también incluye muestras de indumentaria abulense, del somontano del Moncayo (Aragón) y una pequeña selección del periodo romántico según la moda imperante en Madrid y Sevilla, lugares de procedencia de los Bécquer, que ayuda a entender el contraste entre lo rural y lo urbano y sus constantes interacciones.

Destacan varias piezas únicas, descubiertas gracias a la importante labor investigadora del departamento de Cultura de la Diputación. Una de las prendas más espectaculares es la capa blanca de Villaciervos, también se pueden ver un mantillo restaurado por la Escuela de Restauradores de Textiles de Palencia y una armilla de hombre.

Como novedad en el museo, se expone una selección de joyas históricas que demuestran que las sorianas, aunque sobrias, también gustaban vestir sus mejores galas y estas eran riquísimas.

Comentarios...