Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Un centenar de personas claman en Soria por los derechos en la sanidad

Un centenar de personas claman en Soria por los derechos en la sanidad

CAPITAL
Actualizado 03/10/2020 14:32

La Plataforma Soria Ya une con un cordón humano los centros de salud Soria Norte y Soria Sur para reivindicar el acceso al servicio de salud tanto en la ciudad como en los núcleos rurales.

Este mediodía, en torno a un centenar de personas cristalizaban un sentimiento común, reivindicado por la plataforma Soria Ya, para exigir a los responsables de la sanidad soriana que “atiendan de una vez por todas las necesidades del medio rural” en lo que es este servicio público, ya que, según ha reseñado el colectivo, donde contemplan “con desolación”, que la pandemia originada por el Covid-19 está siendo utilizada, de forma “soterrada” una reforma en Atención Primaria. Así lo han expresado en la plataforma, quienes con un manifiesto han reseñado que “somos pocos, sí, pero no somos tontos, y nos damos perfecta cuenta de que nuestra inferioridad numérica nos merma derechos”.

La convocatoria, unía los centros de salud Soria Norte y Soria Sur también tenía eco a la misma hora en distintos puntos de la provincia frente a los consultorios médicos, con el fin de poner el foco en una situación "devenida a causa de nuevos y más recortes en los servicios públicos".

Al término de este llamamiento, que concluía en el paseo del Espolón en la capital soriana, se daba lectura a un manifiesto en el que se constataban estos puntos y otros más. El manifiesto es como sigue:

"Hoy paramos y nos hemos concentrado para exigir, una vez más, a quienes nos gobiernan que atiendan de una vez por todas las necesidades del medio rural y de las pequeñas capitales de provincia, en especial las sanitarias. Observamos con desolación como esta pandemia se está utilizando para acometer de forma soterrada una reforma de la atención primaria sanitaria. Debemos decirles que las personas que vivimos en la España Vaciada somos pocos, sí, pero no somos tontos, y nos damos perfecta cuenta de que nuestra inferioridad numérica nos merma derechos. Hoy, con muchos consultorios locales cerrados, con el personal sanitario y de apoyo bajo mínimos, con las citaciones funcionando de una manera claramente insuficiente y con la amenaza de una teleasistencia incompatible con el funcionamiento y la cobertura de internet en muchos núcleos de población, ha llegado el momento de decir '¡Basta ya!. Somos conscientes de que es necesaria una reorganización del sistema de salud público, pero para ello se hace absolutamente imprescindible que nuestros gobernantes presten oídos a las personas que vivimos y trabajamos aquí, empezando por los pacientes y siguiendo por el propio personal sanitario: No es admisible aceptar nuevos y más recortes en los servicios públicos.

Es imprescindible para la supervivencia del mundo rural el mantenimiento y mejora de los servicios, de los que la sanidad es uno de los más importantes. Difícilmente nuestros mayores se quedarán o nuestros jóvenes se plantearán vivir en zonas en los que únicamente se percibe por parte de la población un recorte continuo e insidioso en los servicios públicos esenciales.

La sanidad pública debe hacerse para las personas y la figura del médico de familia o de atención primaria es esencial, y por ello debe incentivarse a quienes toman esa opción en su carrera profesional, dignificando su desempeño y sus condiciones de trabajo, especialmente si este transcurre en el medio rural.

Defendemos la atención presencial y descentralizada, evitando en lo posible la 'cita previa', que muchas veces desincentiva al paciente de acudir a su centro o consultorio, y prefiriendo en todo caso la “cita programada” por el propio profesional sanitario para realizar seguimientos personalizados.

Exigimos que se lleven a cabo de una vez las inversiones en los centros de salud de nuestra provincia: San Leonardo, El Burgo de Osma, Soria Norte, y tantos otros, y que la grave situación que hemos sufrido durante esta pandemia sirva para dotar a todos los centros de salud del personal sanitario necesario, para acelerar las obras en el Hospital de Santa Barbara y para invertir en los medios necesarios para tener una sanidad digna para todos los pacientes, por ejemplo con la instalación de radioterapia que evitaría muchos desplazamientos de enfermos a otras provincias.

En resumen: Ser pocoos no resta derechos, es necesario, hoy más que nunca y de una vez por todas, una apuesta decidida por una sanidad digna para el medio rural y para las pequeñas ciudades".

Comentarios...