Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
CSIF exige a la Junta acabar con la brecha salarial que sufren unas 5.000 trabajadoras laborales 

CSIF exige a la Junta acabar con la brecha salarial que sufren unas 5.000 trabajadoras laborales 

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 08/10/2020 12:32

El sindicato independiente ha remitido un escrito al consejero de Presidencia y a la directora general de Función Pública para alertar de “una discriminación histórica que hay que abordar con urgencia y atajar”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) advierte a la Junta de Castilla y León de la “importante brecha salarial” que existe entre las mujeres y los hombres en la administración autonómica, entre su personal laboral, “reconocida por la propia Junta”, a la que exige “solventar esta discriminación histórica con compromisos y medidas correctoras concretas, en la actual negociación del Convenio Colectivo de Personal Laboral”. “De poco servirá la inminente aprobación de un genérico I Plan de Igualdad para los empleados de la Administración General de la Junta y sus Organismos Autónomos, que no pasará de ser una declaración de intenciones que se perderá en el tiempo, si no se pone solución inmediata a este asunto”, remarca CSIF.

Un detallado análisis realizado por CSIF “evidencia que los complementos salariales competenciales que marca la Junta, en los puestos de trabajo que, de manera mayoritaria, realizan las mujeres, son inferiores o muy inferiores a los que se dan en los puestos que ocupan mayoritariamente los hombres, en el mismo grupo laboral. Esta circunstancia, y aunque el sueldo base sea el mismo, provoca una brecha que se da en todos los niveles salariales, excepto en el intervalo de 12.000 a 18.000 euros anuales. Una diferencia que se agranda y es más significativa en el nivel de salarios de más de 36.000 euros, donde mayoritariamente son hombres quienes lo reciben”.

CSIF señala que la propia Junta, en el borrador del Plan de Igualdad que se aprobará en breve, manifiesta su compromiso de desarrollar una auditoría salarial sobre las remuneraciones de hombres y mujeres, “una intención que solo será mero voluntarismo, si la administración autonómica no toma medidas decididas, con previsiones y objetivos concretos en tiempos fijados, para reducir esa brecha y discriminación”. Son unas 5.000 mujeres -la tercera parte del personal laboral de la Junta- las que están afectadas por esa discriminación salarial, según CSIF.

CSIF pide a la Junta que se clarifiquen, sea actualicen y se corrijan los criterios utilizados para la valoración de los puestos de trabajo, a la hora de asignar los complementos específicos salariales autonómicos, “tarea que consideramos de vital importancia, para tomar las medidas correctoras necesarias, que acaben con una discriminación salarial injusta que no se puede consentir más tiempo”. Curiosamente, “esos complementos son mucho más elevados en puestos que mayoritariamente están cubiertos por hombres, en grupos y categorías técnicas y de responsabilidad similares”, recalca CSIF.

Así lo ha solicitado CSIF, en un escrito registrado ayer miércoles 7 de octubre, dirigido al consejero de Presidencia, Ángel Mariano Ibáñez, y la directora general de Función Pública, Paloma Rivero. CSIF va a presentar diversas propuestas de corrección salarial en la actual negociación del Convenio Colectivo de Personal Laboral.

A modo de ejemplo, en el grupo III, un técnico auxiliar/técnico auxiliar explotación (el 90% son hombres) cobra de complemento 236,32 euros, y un técnico superior de Educación Infantil (el 99% son mujeres) recibe 131,98 euros. Según CSIF, “se aprecia unos complementos más bajos en los puestos con una mayor presencia de mujeres, en competencias relacionadas con el cuidado de las personas, la sanidad, la educación o tareas de limpieza, es decir, actividades consideradas tradicionalmente como femeninas”.

Las explicaciones que se puedan dar para justificar “esta desequilibrada realidad salarial, no sirven”, remarca CSIF. Argumentos como que la mujer hace un mayor uso de los permisos retributivos; que tiene una mayor contratación temporal; que hay una mayor presencia de mujeres en los grupos profesionales o cuerpos más bajos, donde los complementos son inferiores; o su segregación vertical al disminuir el número de mujeres a medida que aumenta el poder de decisión de la estructura, “resultan ridículos e injustos en 2020 y en la sociedad que queremos construir”.

Si es intención de la Junta de Castilla y León apostar por el compromiso conjunto entre administraciones y sociedad, en la construcción de políticas que contribuyan a un cambio social que permita la consecución de una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres, se tiene que comprobar abordando políticas de homologación salarial entre sus empleados públicos, traslada CSIF en escrito a la Junta.

Análisis de CSIF del complemento específico en competencias funcionales con desequilibrio entre sexos

Existe un desequilibrio más que evidente en el porcentaje de hombres y mujeres que integran algunas de las competencias funcionales del CONVENIO COLECTIVO PARA EL PERSONAL LABORAL DE LA ADMINISTRACIÓN GENERAL DE LA COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN Y ORGANISMOS AUTÓNOMOS DEPENDIENTES DE ÉSTA. Se aprecia una mayor presencia de mujeres en competencias relacionadas con el cuidado de las personas, la sanidad, la educación, tareas de limpieza…, es decir, actividades consideradas tradicionalmente como femeninas.

El desequilibrio se dispara en competencias funcionales como: Enfermero/a, Logopeda, Auxiliar de Enfermería, Ayudante Técnico Educativo, Cuidador Técnico de Servicios Asistenciales, Técnico Superior en Educación Infantil, Personal de Servicios…, y, por el contrario, podemos encontrar otras con un porcentaje altamente masculino, en áreas más técnicas: las relacionadas con Informática, Conductores, Capataces, Oficial de 1ª, Peón de Montes, Auxiliar de Carreteras…

Si los porcentajes los establecemos en base a las Consejerías y Organismos Autónomos, Educación, Gerencia de Servicios Sociales Familia y Cultura presenta una alta presencia de mujeres, mientras que en Fomento y Medio Ambiente la presencia de hombres es mayoritaria.

Si bien el Sueldo Base es el mismo para todas las competencias funcionales del mismo grupo, queremos analizar la cuantía del Complemento Específico en algunas de las competencias que hemos considerado con un mayor desequilibrio en cuanto a sexo.

CONCLUSIONES

GRUPO I

La competencia de Técnico Superior de Informática, con un porcentaje alto de hombres, tiene un complemento muy por encima del resto de competencias. Observamos también, que las otras tres competencias, Médico General, Pedagogo y Psicólogo si bien su complemento es inferior, la diferencia entre sexos en ellas no la vamos a considerar extrema por no sobrepasar el 60% en ninguno de los dos sentidos. Lo que cabe destacar aquí, es que las competencias con complemento inferior están relacionadas con actividades sanitarias.

GRUPO II

Si bien el complemento más alto sigue siendo el de la competencia relacionada con la informática, Técnico de Gestión Informática/Técnico Funcional de Aplicaciones, en este caso, el porcentaje de hombres sobrepasa levemente (60%), el de las mujeres. Pero al contrario que en el Grupo I, las competencias con complemento más bajo, además de realizar actividades relacionadas con la sanidad, Enfermero, Logopeda, Terapeuta Ocupacional y Educador de Discapacitados, el porcentaje de mujeres en ellas sobrepasa el 80 y el 90%.

GRUPO III

En este grupo el análisis cuanta, con más referencias, si en los anteriores la competencia que tenían el porcentaje más elevado de hombres era la relacionada con Informática, aquí, nos encontramos con varias cuyo porcentaje se dispara en uno u otro sentido. Por un lado, Técnico de Soporte Informático, Capataces, Oficial 1ª Conductor, Técnico Auxiliar y Controlador Pecuario, cuyo porcentaje en hombres es elevadísimo, llegando al 100% en el caso de los Capataces, se corresponden con una cuantía en el complemento, muy por encima de la aplicada a las competencias en las que el porcentaje de mujeres es muy superior, como rápidamente se aprecia en el cuadro.

Si bien, la media del porcentaje en las cinco competencias de hombres es del 88% , la media en las cinco competencias de mujeres también es del 88%, cosa que no ocurre con la cuantía del complemento, mientras que la media de las competencias con más hombres es de 194, la media de la cuantía en las competencias con más mujeres es de 103, detalle éste muy significativo al no haberse cogido el complemento de los puestos que lo tienen más elevado, por ejemplo en los Conductores de Maquinaria Pesada es aún más alto (183), o en el Técnico Auxiliar de Obras (324,05)…, esto nos permite hacer una valoración bastante equilibrada y comprobar que, a simple vista, la cuantía del complemento específico en competencias ocupadas en mayoría por mujeres, es inferior al de las ocupadas mayoritariamente por hombres.

GRUPO IV:

En este grupo no se han encontrado evidencias tan marcadas con referencia a la cuantía, salvo que el complemento más alto corresponde a un puesto de Auxiliar de Carreteras ,301,56, y los de Personal de Servicios no pasan de 101,63; como se ha indicado antes, en el cuadro se ha procurado reflejar los puestos de cuantía intermedia. Lo que sí es evidente es el desequilibrio entre sexos según el tipo de funciones.

GRUPO V:

El porcentaje por sexos en este grupo no es llamativo, la cuantía del complemento sí, muy inferior el de Personal de Servicios confirmando la referencia que hacíamos al principio sobre las tareas de limpieza, que tradicionalmente se relacionaban con el sexo femenino.

Comentarios...