Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
¿Está enferma la Laguna Negra? Si no se cuida podría cambiar para siempre

¿Está enferma la Laguna Negra? Si no se cuida podría cambiar para siempre

NOTICIAS DE VINUESA
Actualizado 15/11/2020 19:13
Encarna Muñoz

La Laguna Negra, la joya natural de la provincia de Soria muestra síntomas de enfermedad. Preocupa que sus agua hayan cambiado el misterioso y emblemático negro por un verde que esconde problemas. Pero, ¿es un proceso reversible? Soria Noticias lo analiza.

La Laguna Negra es todo un emblema de la provincia de Soria. Este diamante de origen glaciar recibe cada año la visita de más de 120.000 personas y cada una se lleva una foto que difunde la belleza de este espacio natural por todo el mundo. Pero durante los últimos años el primer plano de esta laguna se ha visto alterado de forma notable y sus misteriosas y legendarias aguas negras se han transformado en verdes.

La asociación ecologista Asden lleva tiempo advirtiendo de un proceso de eutrofización. "El color negro de las aguas de la Laguna Negra indica aguas poco mineralizadas y con escasa materia orgánica; el verde es indicativo de un agua eutrofizada que permite explosiones demográficas de algas verdes", afirman desde la asociación.

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Medio Ambiente, encargó un estudio para analizar esta situación y este análisis sobre las causas y las posibles medidas correctoras de la eutrofización de las aguas se presentó durante el Patronato del Parque Natural de la Laguna Negra y circos glaciares de Urbión del pasado 2019. Óscar Carrascosa, director conservador del Parque Natural, afirma en declaraciones para Soria Noticias que "aunque este año el fenómeno no ha sido tan marcado como otros, la Laguna Negra muestra síntomas de enfermedad y se deben estudiar las medidas más oportunas para intentar solucionarlo".

Lo primero debe ser, según la opinión del experto, analizar la "población real" presente en las aguas. Es decir, realizar un inventario del número de animales que las pueblan. Uno de los más peligrosos y, por tanto objetivo protagonista de este recuento, es el cangrejo pues "suelta mucho fósforo y este influye decisivamente en la eutrofización".

Carrascosa aclara que "el entorno pertenece a un ecosistema de alta montaña que resulta extremadamente sensible por lo que las medidas que se adopten deben provocar el menor daño posible en el mismo". Estas podrían consistir en disminuir la carga piscícola "reduciendo la misma con pesca eléctrica", según refiere el director conservador del Parque Natural.

Si esta no funciona, "existen otras". "Se podrían introducir bacterias artificiales en el agua para que se coman el fitoplancton", expresa Carrascosa para volver a remarcar que "hay que tener mucho cuidado con cualquier medida porque el entorno es extremadamente sensible a cualquier cambio".

También es importante concienciar a todos los visitantes de este preciado espacio natural de que "es vital evitar pisotear los márgenes de la laguna", destaca Carrascosa. "Cuando se pisa la orilla aumenta la turbidez del agua y, con ella, la materia orgánica. Por ello es tan importante la pasarela. Hay que usarla y olvidarnos de mojarnos los pies para refrescarnos", insiste el experto.

El cambio climático

La acción humana está cambiando la Laguna Negra pero también la acción humana puede cuidar el ecosistema para que se mantenga en el tiempo. Las autoridades tienen en su mano llevar a cabo acciones para revertir la eutrofización pero, quizá lo más importante, requiere un movimiento global a nivel planetario pues "hay factores sobre los que no podemos actuar, como es el aumento de la temperatura", refiere Óscar Carrascosa.

Las investigaciones de Asden podrían apuntar en el mismo sentido pues señalan que "hace años presentaba un ligero color verde en el verano, pero en el año 2016 adelantó su color verde a marzo tras el deshielo". Carrascosa lo explica de la siguiente forma: "Hace años la Laguna Negra permanecía completamente helada durante 4 o 5 meses y ahora no lo está. La laguna apenas tiene salida de agua, lo que hace que sea comparable a un cazo de agua colocado al fuego, con la llegada del verano se eleva la temperatura de la Laguna y se aceleran los procesos de eutrofización".

El papel de todos

Óscar Carrascosa concluye afirmando que "la Laguna Negra presenta síntomas de enfermedad pero no está enferma". Aún así, advierte de que si no revierte la situación actual "en decenas de años sus aguas podrían no ser transparentes" y la imagen de un entorno de leyenda cambiaría para siempre.

Por ello es importante que el visitante tome conciencia del importante papel que tiene cada vez que accede a este punto. "La Laguna es muy accesible y este año se ha podido comprobar, ya que la afluencia se ha multiplicado por diez, pero debemos cuidarla, respetarla e intentar no dejar ninguna huella de nuestra presencia", concluye el director conservador del Parque Natural.

Comentarios...