Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El presupuesto de la Consejería de Empleo es de 358 M€, priorizando a desempleados, autónomos, empresas y trabajadores frente a la crisis

El presupuesto de la Consejería de Empleo es de 358 M€, priorizando a desempleados, autónomos, empresas y trabajadores frente a la crisis

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 11/12/2020 10:54

El Departamento que encabeza Carlota Amigo se plantea como objetivo para el próximo año recuperar los niveles de empleo que Castilla y León tenía a finales de 2019.

La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, comparecía esta mañana en la comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León para explicar el Proyecto de Presupuestos para el año 2021 en lo referente al departamento que dirige. Las políticas de empleo que se llevarán a cabo al amparo de esta propuesta tratan de dar respuesta a la complicada situación económica en la que estamos inmersos como consecuencia de la pandemia y a su repercusión en el mercado laboral. Una situación todavía incierta pero que requiere del apoyo de las Administraciones Públicas para salvaguardar los puestos de trabajo y el tejido empresarial. Esas dos salvaguardas –empleo y tejido empresarial- son los grandes ejes que vertebran las medidas propuestas desde la Consejería para dar respuesta a la crisis.

Dentro del eje de la salvaguarda de los puestos de trabajo, los objetivos clave son: fomentar el empleo, apoyando su mantenimiento y recualificando a los trabajadores; apostar por el empleo juvenil; impulsar el autoempleo como forma eficaz de inserción laboral; poner en valor el teletrabajo aprovechando la calidad de vida en nuestra Comunidad; apoyar a los autónomos; respaldar el empleo de las personas con discapacidad y colectivos que están en situación o riesgo de exclusión social; incentivar la formación para el empleo prestando especial atención a los cambios tecnológicos y la transformación digital.

Dentro de la salvaguarda del tejido empresarial, los objetivos clave son: apostar por la ciberseguridad; apoyar la inversión en digitalización industrial, contribuyendo a mejorar la competitividad y la generación de I+D+i; impulsar la recuperación del sector comercial; apoyar a los sectores de la moda y la artesanía; reforzar el servicio de intermediación laboral con la incorporación de 100 prospectores laborales; y velar por la seguridad y salud de los trabajadores, especialmente necesario en el momento actual.

Diálogo Social: 11,6 M M€ para reforzar su estructura

El diseño de las políticas de Empleo seguirá contando con el Diálogo Social, tanto para consensuar nuevas medidas que hagan frente a los efectos provocados por la pandemia, como para concretar las estrategias que sustituyan a las que finalizan este año 2020, en las que se trabaja desde hace semanas: Acuerdo Marco de Competitividad e Innovación Industrial; Estrategia integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación en el Empleo; Plan anual de Política de Empleo de Castilla y León.

El acuerdo con los agentes sociales y económicos de la Comunidad se complementa con el apoyo directo a los partícipes del Diálogo Social de Castilla y León, y a las actividades y organizaciones nacidas dentro de su seno. En su conjunto los partícipes del Diálogo Social recibirán, a través de los presupuestos del próximo año, 11,6 millones de euros, de los cuales 8.534.360 € están incluidos en el presupuesto de la Dirección General Trabajo y PRL (el 25% del presupuesto de este departamento).

Plan de choque y otras medidas frente a la crisis

El Consejo del Diálogo Social suscribió el pasado 11 noviembre el Plan de Choque para el Empleo, con más de una veintena de líneas para favorecer el empleo de las personas y colectivos especialmente afectados por la crisis covid-19. Estas actuaciones -destinadas a desempleados, autónomos, empresas y trabajadores- se reforzarán con otra larga lista de medidas destinadas a fomentar el empleo, la formación y la competitividad de las pymes y empresas de Castilla y León.

Más de 220 millones en ayudas a trabajadores y desempleados

Mayores de 55 años

Con el fin de proteger a aquellos trabajadores más afectados por la crisis, la Consejería de Empleo e Industria ha puesto en marcha varias iniciativas. Dos de ellas, con un presupuesto de 2 millones de euros, dirigida a los mayores de 55 años que han perdido su empleo. Para este colectivo se contempla un suplemento a la indemnización por despido y ayudas para financiar el convenio especial con la Seguridad Social.

Complemento de rentas para trabajadores en ERTE

Otra línea de ayuda a trabajadores va destinada a complementar las rentas de los afectados por ERTEs ETOP, con una partida de 5 millones de euros. La cuantía viene a sumarse a los 6 millones ya distribuidos en este ejercicio. Estos 11 millones de euros sitúan a Castilla y León como la Comunidad Autónoma que ha hecho un mayor esfuerzo para complementar las prestaciones por ERTEs, siendo una de las pocas que ha establecido este tipo de ayudas

Por último, se habilita otra línea de 2,5 millones de euros destinada a prestar ayuda económica a los trabajadores afectados por EREs.

Ayudas a desempleados

Dentro de las ayudas a desempleados, se encuentra el Programa de Integración y Empleo, presupuestado en 5,5 millones de euros, que contribuirá a hacer frente al impacto económico y social de la COVID-19, ayudando a los desempleados a mejorar sus oportunidades laborales, facilitándoles, al mismo tiempo, una ayuda económica mensual de 426 euros.

Apoyo a la contratación de personas con discapacidad

El empleo de las personas con discapacidad sigue siendo un objetivo prioritario para la Consejería de Empleo, evitando que la situación del mercado laboral suponga un retroceso en su proceso de integración y normalización laboral. En 2021 se destinarán 23,5 millones para hacer frente a los costes salariales de los trabajadores con discapacidad tanto en Centros Especiales de Empleo, que cuentan con 6.687 trabajadores, como en empresas ordinarias.

Además, se financiarán las Unidades de Apoyo a la actividad profesional de los Centros Especiales de Empleo; se apoyará la integración de las personas con discapacidad en la empresa ordinaria, incentivando la celebración de contratos indefinidos y la conversión de contratos temporales en indefinidos y se destinarán 740 mil euros a las empresas de inserción

100 millones para formación de desempleados y ocupados

Los estudios de prospección laboral coinciden en que la crisis económica traerá consigo la destrucción de empleo en determinados sectores de actividad; pero creará nuevas oportunidades de empleo en otros. Estos cambios estaban ya latentes en nuestro tejido productivo, como consecuencia de los avances de la implantación de las nuevas tecnologías, pero se han visto acelerados como consecuencia de la pandemia.

Atendiendo a ese horizonte y a la necesidad de dar respuesta a la formación que demanda un tejido productivo dinámico, en el próximo ejercicio se destinan alrededor de 100 millones de euros (incluyendo los programas mixtos de formación y empleo) para la formación de trabajadores desempleados y ocupados. La cuantía representa un incremento de 10 millones con respecto al presente ejercicio y se distribuye de la siguiente forma: 69,4 millones de euros se destinarán a formación de trabajadores desempleados, 13,1 millones a ocupados y 17 millones a programas mixtos de formación y empleo.

Como novedad, se implantará un nuevo programa destinado fundamentalmente a trabajadores ocupados, a fin de garantizar su adaptación a la creciente digitalización de los nuevos procesos de producción. Este programa (Prográmate) cuenta con un presupuesto de 2 millones de euros y una estimación de más de 3.000 participantes. En su desarrollo se intensificará la teleformación para que sea posible compatibilizar la formación con la vida laboral y familiar, y se establecerán criterios de distribución territorial que garanticen la igualdad de oportunidades en todo el territorio y la fijación de población.

Incentivos para contratos de sustitución por Covid

Con el fin de fomentar la contratación de personas desempleadas, se ha convocado una línea de ayudas con carácter plurianual para financiar contratos de sustitución en supuestos de confinamiento o incapacidad por Covid-19. Esta medida, con una aportación pública de 50 euros por cada día de contrato, beneficiará especialmente a los trabajadores por cuenta propia, evitando que tengan que cerrar sus negocios

Plan de Empleo Joven con 75.000 beneficiarios

La tasa de desempleo juvenil en la Comunidad es cuatro puntos inferior a la media nacional; pero los jóvenes vuelven a ser uno de los colectivos más damnificados por la crisis; en consecuencia, tendrán una especial consideración en los planes de empleo y programas de autoempleo que se desarrollen el próximo año.

En consonancia con el Plan Anual de Empleo que se acuerde con los Agentes Económicos y Sociales se aprobarán medidas específicas adicionales para este colectivo, con el objetivo de conseguir incentivar alrededor de 3.000 empleos, 10.000 jóvenes participantes en acciones formativas y 75.000 beneficiarios de algún tipo de prestación o servicio.

Tendrán además continuidad los programas que se vienen desarrollando con las Universidades Públicas de Castilla para el desarrollo de prácticas no laborales dirigidas a jóvenes titulados universitarios y de formación profesional para mejorar su empleabilidad.

57 millones para la contratación directa de 7.500 desempleados

Junto a las medidas previstas para amortiguar la caída del empleo, la lucha contra el desempleo será uno de los grandes retos del próximo año. Con ese objetivo se van destinar alrededor de 57M€ (a través de las líneas del Plan de Empleo Local y el Programa Mixto de formación y Empleo) para fomentar la contratación, lo que supone un incremento del 7% respecto a lo presupuestado en 2020, con la previsión de crear o mantener alrededor de 7.500 puestos de trabajo.

En todas estas iniciativas se incentivará, de forma prioritaria, la contratación de las personas más vulnerables: discapacitados, jóvenes, parados de larga duración, desempleados con cargas familiares, emigrantes retornados y todas aquellas personas con dificultades de incorporación al mercado de trabajo.

Estas políticas contribuyen, además, a fijar población, a la cohesión social y a potenciar el desarrollo económico de aquellos sectores que potencialmente son generadores de riqueza y empleo de calidad, como los agroalimentarios, los forestales, o los que tienen que ver con las energías limpias y renovables.

Apoyo a autónomos

El apoyo a los autónomos es otro de los ejes fundamentales para amortiguar la caída del empleo. En este sentido, continuando con la extensión de la tarifa plana, se subvencionará la afiliación de cuotas a la Seguridad Social de nuevos autónomos durante un periodo de 6 meses; se mantendrá el pago de las cuotas de la Seguridad Social a los beneficiarios de la prestación por desempleo en su modalidad de pago único; se han habilitado ayudas para sectores especialmente perjudicados, como el colectivo de feriantes y promotores de orquestas; además, se ha diseñado un programa de autónomos para medidas de apoyo al teletrabajo y proyectos de innovación. Este conjunto de medidas suma 3,4 millones de euros.

Ayudas a las empresas para mantener el empleo y garantizar su continuidad

Ayudas directas de hasta 5.500 € para empresas de hostelería y pymes

A lo largo de toda esta crisis, es fundamental garantizar el mantenimiento del empleo y la continuidad de las empresas viables. Con ese objetivo se van a conceder ayudas de hasta 3.500 euros para financiar las cuotas de la seguridad de aquellas empresas que saquen a sus trabajadores del Erte La medida cuenta con un presupuesto de 9,5 millones de euros, de ellos, 5 millones se destinan al sector de la hostelería.

Las empresas recibirán además ayudas, por una cuantía de hasta 2.000 € para hacer frente a los gastos de adquisición de sistemas de protección colectiva COVID-19. Esta línea cuanta con una partida inicial de 2 millones de euros

Reactivación del comercio y el consumo

El comercio es un sector estratégico en la economía de Castilla y León, que está teniendo un importe impacto económico en esta pandemia. Con el objetivo de reactivar el sector y estimular el consumo en el comercio de proximidad se han habilitado una serie de ayudas, que se gestionarán, bien directamente desde la Dirección General de Comercio y Consumo, bien en colaboración con las entidades locales y asociaciones que representan al sector. A este objetivo se destinan cerca de 3,7 millones de euros, incluyendo una línea de ayudas para garantizar el abastecimiento de producto cotidiano en el mundo rural y el apoyo a sectores específicos vinculados a la organización de certámenes feriales. Además, en el sector comercial se incluyen varias líneas para la modernización de pymes comerciales y artesanas con 2.200.000 € destinada a mejorar la competitividad.

En estos momentos, se hace especialmente necesario el apoyo al tejido asociativo y a la gestión público administrativa. Tal necesidad se recoge en las cuentas con una subvención directa al Consejo de Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Servicios de Castilla y León, por un importe de 1.920.000,00 €. Además, se contempla una línea de ayudas dotada con 600 mil euros destinada al tejido asociativo del sector comercial, una subvención de 500 mil en concepto de aportación al Consorcio Institución Ferial de Castilla y León, y, una subvención de 200 mil euros para al Centro Nacional del Vidrio.

Apoyo al sector industrial

El desarrollo de los nuevos procesos tecnológicos - necesario para mejorar la competitividad- exige, además de formación, apoyo a las empresas para su implementación. El presupuesto del próximo año contempla 2 grandes líneas -incluidas en el Plan de Choque para el Empleo- que pretende atender a ese objetivo, con un presupuesto de 2,5 millones de euros. Sus objetivos son avanzar en la industria 4.0 dentro de la llamada cuarta revolución industrial y mejorar la ciberseguridad.

Dentro del sector industrial se dará continuidad a otros programas ya iniciados este año, como la mejora de los procesos de fabricación mediante tecnologías Lean Manufacturing; los cursos de formación en seguridad industrial; el plan renove de calderas y calentadores; o el apoyo a los laboratorios de la Universidad de Valladolid, especializados en el ámbito de la metrología y la vigilancia de mercado de productos industriales. Programas que cuentan con una inversión cercana al medio millón de euros.

Junto a todo ello, la Consejería de Empleo e Industria seguirá trabajando en los diferentes planes industriales prioritarios y en los programas territoriales de fomento. En colaboración con la Consejería de Economía y Hacienda se fomentará el desarrollo industrial, la transferencia del conocimiento y la innovación tecnológica. Este trabajo se orientará, tanto a los seis planes territoriales ya aprobados, como a los previstos en Tierra de Campos, Este de Segovia, Sierra de la Demanda, Garoña, y Medina del Campo y comarca.

Refuerzo a la intermediación y orientación laboral en el Ecyl

Los trabajadores de las oficinas del Ecyl, repartidas por toda la geografía de la Comunidad, realizan una extraordinaria labor de intermediación y orientación laboral, prestando servicio a unas 200 mil personas anualmente. Esta labor, que se complementa con otros programas de ayuda personalizada en la búsqueda de empleo, a se verá reforzar a lo largo del próximo año con el proyecto Prospect, que cuenta con un presupuesto de 5,6 millones de euros. Este programa se sustenta en la labor de intermediación, orientación y análisis laboral que desarrollarán 100 prospectores laborales. En su conjunto el presupuesto destinado a la prestación de servicios del Ecyl para este ejercicio es de 22,4 millones con un incremento superior al 30% respecto al ejercicio precedente

Fundaciones SERLA y Anclaje

El presupuesto total incluido por la Consejería de Empleo e Industria para todas las cuestiones relacionadas con la Fundación SERLA es de 2.314.250 €. Así, la Consejería asume el compromiso del cumplimiento de las obligaciones actuales con el sistema de solución autónoma de los conflictos laborales. En este sentido, hay que recordar, además, que la Junta de Castilla y León cuenta con su servicio de mediación y arbitraje (SMAC) que funcionan en las Oficinas Territoriales de Trabajo de todas las provincias de Castilla y León, realizando, con todas las garantías y de forma profesional, esta labor y garantizando que todos los trabajadores castellanos y leones puedan acceder al servicio

Todo ello, a pesar de que la Consejería de Empleo e Industria tendrá en cuenta el resultado de la Comisión Paritaria para la Racionalización de los Entes Públicos de la Comunidad, donde se definirá el futuro de la Fundación SERLA,

Por último, la Fundación para el Anclaje Empresarial y la Formación para el Empleo en Castilla y León cuenta con una partida de 812.849 €, completada con los 163.000 € aportados por el ICE para favorecer la empleabilidad de mujeres desempleadas en zonas en riesgo de despoblación y para las ayudas dirigidas a Pymes y micropymes. Seguirá aplicando el Protocolo de actuación en casos de deslocalizaciones y crisis de empresas, actuando de forma preventiva y anticipada para preservar las capacidades industriales de aquellas empresas que se encuentran en un proceso de crisis.

Fondos Europeos

Durante su comparecencia en las Cortes, la consejera de Empleo e Industria ha defendido también un reparto justo de los fondos europeos. Para Ana Carlota Amigo estamos ante un momento histórico, tanto por la gravedad de la situación como por la oportunidad que se abre para la transformación del tejido productivo en toda a Unión Europea. A ello responde la puesta en marcha del Instrumento Europeo de Recuperación («Next Generation EU») por valor de 750.000 millones de euro, que implicará para España unos 140.000 millones de euros en forma de transferencias y préstamos para el periodo 2021-26. La Junta de Castilla y León espera participar en la gestión de esos fondos, que deben ser distribuidos con criterios técnicos, económicos y de eficacia y no desde el sectarismo ideológico, o como instrumento para la compra de voluntades o de apoyos parlamentarios.

En la confianza de que Castilla y León pueda beneficiarse de esos fondos, desde la Consejería de Empleo e Industria se han planteado, diversos proyectos relacionados con: fomento de la industria 4.0, promoción de la ciberseguridad, apoyo a la reindustrialización, formación en competencias digitales, elaboración de un Mapa de empleabilidad de Castilla y León, digitalización del Servicio Público de Empleo, fomento de Star-Ups, planta de reciclaje textil. Estos proyectos, públicos o de colaboración público/privada, están en consonancia con las pretensiones de la Unión Europea, y pretenden, entre otras cosas, acelerar la doble transición ecológica y digital. En la medida en que estos proyectos sean atendidos se producirá un incremento sustancial de las inversiones y proyectos de esta Consejería.

Comentarios...