Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Si desapareciera la actual provincia de Soria, ¿a qué otra querrías pertenecer?

Si desapareciera la actual provincia de Soria, ¿a qué otra querrías pertenecer?

CAPITAL
Actualizado 19/12/2020 11:19
Patxi Veramendi

¿Y si la provincia administrativa de Soria desaparecería por su escasa población, con apenas 90.000 habitantes ahora? ¿A qué provincia o comunidad quisieras que perteneciera tur pueblo? Es una inquietud que de vez en cuando sale en conversaciones. ¿Futuro ficción? ¿Y si pasara? La provincia de Soria no siempre ha sido como es ahora. ¿Sabías que la provincia de Soria abarcaba buena parte de La Rioja; que hubo un intento de incluir Soria en Aragón; o que quisieron crear una región de Burgos con Burgos, Santander, Logroño y Soria?

La historia política es el pasado de las decisiones que ejercen los responsables políticos del momento, mal gestionada y caprichosas en muchas ocasiones. Y luego está la realidad social y cultural de las comarcas, de los pueblos…, que permanece. Están los afectos y las personas.

Los actuales límites de la provincia de Soria son la consecuencia de la división administrativa que hizo Javier de Burgos en 1833. Pero antes, en el siglo XVIII, existieron las llamadas intendencias en las que se dividía España, aunque no fue hasta el siglo XIX cuando se crearon las provincias con el sentido administrativo actual.

A finales del siglo XVIII (1787), Soria tenía una media de 15 habitantes por kilómetro cuadrado. Similar a la media de España, que estaba en 20,7. Catorce provincias estaban como Soria, y 15 más entre 15 y 25 habitantes por kilómetro cuadrado. En ese momento, era Ciudad Real la provincia con menor densidad poblacional: 8,6 habitantes por kilometro cuadrado. Son datos para reflexionar.

Aquella intendencia de Soria del siglo XVIII abarcaba unos límites más extensos que la actual provincia, con los partidos de Alfaro, Atienza, Calahorra, Cobeta o Enciso. Asimismo, en 1802, con la división del Plan Soler, las poblaciones del Partido de Logroño pasan a formar parte de la provincia de Soria, y una nueva reforma de 1812 convierte tres cuartas partes de La Rioja en parte de la provincia soriana.

En 1810, con la invasión de Napoléon y la creación del Gobierno ‘josefino’, se crearon 38 prefacturas, con nombres inspirados en la geografía. La de Soria era el Duero Alto, manteniendo una extensión provincial mayor que la actual.

A lo largo del siglo XIX, en una etapa políticamente convulsa, se fueron realizando diversas propuestas de división provincial, desde las Cortes de Cadiz de 1812. En 1823 se recuperan las provincias del Antiguo Régimen; en 1833 se concreta la región de Castilla La Vieja como la conocemos tradicionalmente…, hasta que la España de las autonomías constituyó la Comunidad de Castilla y León, con los territorios de los reinos de Castilla (Ávila, Segovia, Soria, Logroño, Burgos, Santander, Palencia, Valladolid) y de León (León, Zamora y Salamanca).

Es en 1833, tras la reforma de Javier de Burgos, cuando se configuran las actuales provincias españolas en el sentido político actual del término. Soria pasa a tener 10 400 km², es decir, una merma de 3763 km² si se compara con la provincia en el Antiguo Régimen. Los territorios perdidos principalmente están en la provincia de Guadalajara y en la de Logroño (como se conocía antes).

Curiosidades en las decisiones de los políticos no faltan. Por ejemplo, en 1847, Patricio de la Escosura llevó a cabo un nuevo intento de regionalización, planteando la región de Burgos, con Burgos, Palencia, Santander y Soria.

En 1873, la Primera República constituye España como una República Federal con 17 estados con poder legislativo, ejecutivo y judicial, con capacidad de tener su propia constitución. Uno de esos estados era Castilla la Vieja.

En 1884, Segismundo Moret lanza un nuevo proyecto regional, que incluye Castilla la Vieja con Burgos, Palencia, Santander y Soria; y la novedosa región de Valladolid, con Ávila, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora.

En 1891, en otra propuesta de regionalización de España, a Soria la incluyen en Aragón, al igual que a Logroño, con Zaragoza, Huesca y Teruel. Una iniciativa que no se aplica.

Con la II República, en 1931, Soria forma parte de la región no autónoma de Castilla la Vieja, con las provincias de Ávila, Burgos, Logroño, Palencia, Santander, Segovia, Soria y Valladolid. Hay que recordar que solo se contemplaban tres regiones con autonomía: Cataluña, Vascongadas y Galicia.

Incluso con la construcción de la actual España de las Autonomías, surgió alguna iniciativa -sin éxito- que apelaba a la creación de una comunidad uniprovincial de Soria, como pasó con Segovia con más fuerza y apoyos.

Como se ve, la historia de la delimitación administrativa ha sido caprichosa. Por ello, se mantiene la pregunta: ¿Y si la provincia administrativa de Soria desapareciera, por la despoblación u otras razones, a que provincia o comunidad querrías irte? Por supuesto, si eso ocurriese, sería un tremendo fracaso de los políticos sorianos y nacionales.

Comentarios...