Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Navidad lejos de Castilla y León

Navidad lejos de Castilla y León

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 07/01/2021 10:54

Tribuna de Sergio Balaguer, miembro del colectivo de Jóvenes de Castilla y León. Residente en Barcelona y nieto de sorianos y zamorana.

Se nos acaban ya las Navidades. Quizá no sean las primeras fuera de casa, lejos de la familia, pero sí en las que más nos hemos echado en falta. Esta vez no hemos podido elegir. Tampoco nos hemos visto obligados por culpa del trabajo. Todos sabemos lo que le ha ocurrido al mundo.

Llegó la pandemia y nos obligó a no volver. Era una cuestión de responsabilidad. Muchos de los nuestros son mayores, así que nos pusimos las mascarillas para evitar contagiarnos. Dejamos de ver a nuestros amigos de la ciudad soñando con volver al pueblo. A ratos nos salvaban las videollamadas, siempre y cuando la cobertura lo permitiera, pero al colgar volvíamos a estar a demasiados kilómetros de nuestro hogar.

Hay 179.952 castellano y leoneses viviendo fuera de España[1]. 179.952 personas que se habrán planteado el volver o no volver a casa por Navidad. Y sin embargo eso no es todo. No solo nosotros no podremos pasar las fiestas junto a nuestros seres queridos por vivir lejos, sino también todos esos hijos y nietos que han ido naciendo fuera por culpa de la emigración. Ellos, que también sienten Castilla y León como su tierra, tienen que verse alejados de sus abuelos, primos, tíos y amigos que solo pueden ver una vez al año. Hijas, hijos, nietos y nietas que viven en el extranjero. Tampoco podemos olvidar a quienes viven en Madrid, Barcelona o el País Vasco, pero nunca han pasado un verano sin pisar su pueblo. También son y se sienten castellano y leoneses.

Y ya no solo ellas y ellos, sino también nosotros. 26.157 castellanos y leoneses tuvieron que abandonar su tierra el año pasado para ir a otras comunidades autónomas.[2] Porque el balance migratorio de Castilla y León siempre sale a deber. Son más los que se marchan que los que vienen.[3]

En los momentos en los que más necesitábamos un abrazo estábamos en Alemania, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Guatemala, Portugal, Honduras, Irlanda. Atrapados en países que no son el nuestro. Pendientes de si podríamos coger un vuelo para volver a España. Lejos de aquellos a quien amamos. Porque solo se puede llamar hogar al lugar donde se encuentra tu familia.

No hemos visto nevar como nieva en el pueblo. Tampoco hemos podido ver vuestras caras de ilusión al abrir los regalos que os han traído los Reyes Magos. Ya no hay sobremesas eternas en las que nos poníamos al día después de tanto tiempo separados. En un mundo más conectado que nunca, con WhatsApps y videollamadas, ha sido este año cuando más nos hemos dado cuenta de la necesidad de tenernos cerca, pero cerca de verdad. De no mediar distancia para poder darnos un beso de despedida.

Pero a pesar de no poder regresar jamás cortaremos los lazos que nos unen a Castilla y León.

Esta pandemia ha abierto los ojos a muchos, y hemos descubierto la realidad de vivir en una gran ciudad. La cantidad de tiempo que perdemos en el transporte. La falta de humanidad de unos bloques de pisos en los que a veces ni tan siquiera conoces a tus vecinos. El estrés y las prisas de la metrópoli. Los alquileres abusivos. Llegar a casa y ver el cielo gris por culpa de la polución. No ver las estrellas durante meses por la contaminación lumínica.

Y es que el teletrabajo podría ser una herramienta que nos ayudara a muchos a volver. A quedarnos en casa. A desarrollar nuestros planes de futuro en la tierra en la que nacimos. A que los Jóvenes de Castilla y León de hoy sean los mayores de Castilla y León el día de mañana, y que sus hijas e hijos puedan ser el futuro en casa.

Nos queda el consuelo de saber que estamos un poco más cerca del fin de todo esto. De saber que no viajando entre países os estábamos cuidando. De que unas Navidades lejos nos garantizarán muchas más Navidades juntos. De volver a veros la cara abriendo los regalos que los Reyes Magos os dejarán. Aunque ellos no saben que el mejor regalo posible sois vosotros.

Cuidaos mucho, familia.

Nos volveremos a abrazar como en los viejos tiempos.

En Castilla y León.

[1] Instituto Nacional de Estadística (Datos a 1-1-2020). Estadística del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero. [https://www.ine.es/up/h8rlXKL6]

[2] Instituto Nacional de Estadística (2019). Variaciones de población desde Castilla y León a otras Comunidades Autónomas [https://www.ine.es/up/YxA5gdaq]

[3] Miguel González-Leonardo, Antonio López-Gay y Joaquín Recaño (2019) “Descapitalización educativa y segunda oleada de despoblación”. Perspectives Demogràfiques, 16: 1-4. [https://ced.uab.cat/PD/PerspectivesDemografiques_016_ESP.pdf]

Comentarios...