Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Pelota a mano: En Soria, mucho más que un juego

Pelota a mano: En Soria, mucho más que un juego

NOTICIAS DE DURUELO DE LA SIERRA
Actualizado 27/01/2021 09:36
Encarna Muñoz

El Club de Pelota Urbión ha supuesto un revulsivo para un deporte que también es espectáculo y cultura. Sus jugadores han brillado en la Liga de Castilla y León y ya apuntan al Campeonato de España.

La conexión entre cultura, espectáculo y deporte queda meridianamente clara en la pelota a mano. Este juego hunde sus raíces en la historia. Soria recibió la tradición por sus estrechas influencias con las tierras vascas, donde hay estudios que señalan que este deporte se sumerge en el tiempo, hasta rozar el siglo V antes de Cristo, guardando el equilibrio entre la rivalidad y la diversión.

En la actualidad, aunque los asistentes llenan los graderíos de frontones y polideportivos en cada velada, ya sea de organización pública o privada, la pelota a mano es un deporte más que minoritario en la provincia. Solo unos pocos valientes resisten las embestidas de esas duras pelotas de cuero sobre las manos prácticamente desnudas. La despoblación también ha hecho mella en este sentido. Raro es el núcleo urbano que no tenga su propio frontón y, aunque ahora vean pasar la mayor parte del año en soledad, muchos recuerdan tiempos mejores cuando el ir y venir de deportistas y aficionados era constante.

Pinares y la pelota

La comarca de Pinares es el lugar de la provincia donde con más fuerza ha pervivido la afición y la práctica de este deporte. No es raro comprobar cómo, en una tarde estival cualquiera decenas de personas se reúnen en torno al frontón para asistir a un partido entre amigos. "La gente la valora y les gusta. Es un placer salir a sudar un poco y que te aplaudan el entrenamiento", afirma Luis Cabrerizo, impulsor y jugador del Club Pelota Urbión.

Este club fue pionero en la provincia, se fundó en 2011 con la colaboración de las sociedades deportivas de Covaleda y Duruelo. Se ofreció una respuesta a la demanda por el resurgir de la pelota y se apostó por la creación de una escuela que busca que los más pequeños no olviden un deporte que les es tan propio.

Tras dos años persiguiendo el ascenso a División de Honor, el Club Pelota Urbión conseguía en 2019 el sueño de estar en la máxima categoría de la pelota mano. Este 2020, año complicado por las circunstancias derivadas de la pandemia, mantenía la categoría y en 2021 seguirá jugando contra los mejores.

Pelota y entrecot

Emilio Cabrerizo, hermano de Luis y también impulsor y jugador del CP Urbión es todo un apasionado de la pelota que explica esta devoción de forma sencilla: "es un deporte básico, una pelota contra una pared. Cuando juego con una raqueta me aburro, es como comer un entrecot o una alita de pollo. La pelota te llena más porque la sientes más, directamente en la mano", argumenta.

Luis y Emilio crecieron en Duruelo de la Sierra chocando la pelota contra la pared de casa. Cuando salían a la calle seguían practicando porque "las cuadrillas eran más grandes y siempre teníamos un compañero", recuerda el pequeño de los Cabrerizo. Y los fines de semana "tocaba viaje pues hemos tenido la suerte de que nuestros padres nos han llevado a todos los campeonatos".

¿Herencia o lección?

Muchos afirman que para disfrutar con la pelota tienes que haberlo 'mamado', que la afición se haya heredado de padres a hijos o de abuelos a nietos. Emilio se sirve de una anécdota personal para argumentar la necesidad de escuelas donde se enseñen las particularidades de este deporte, "en Navarra vi jugar a un chico de Guinea y me llamó la atención porque es de color pero jugaba igual, con las mismas formas y gestos, que el resto de pelotaris. Si se entrena la técnica, se juega a pelota", explica.

Luis afirma que el único factor decisivo para dedicarte a la pelota es que "te tiene que gustar mucho". La justificación es sencilla: "Esto no es el fútbol que vas a jugar con los amigos. Muchas veces te toca ir solo y muy lejos. Aún gustándote mucho es bastante sacrificado. No te llevan en autobús y vas a un hotel. Te levantas a las 6 de la mañana y si tienes suerte te lleva alguien en coche. Vas en el día, juegas y vuelves", resume.

Temporada del Covid

El coronavirus ha supuesto un duro golpe también para la pelota. Competiciones suspendidas, centros deportivos cerrados y entrenamientos entrecortados han supuesto un handicap añadido para un deporte que si no se practica, se resiente. "Las manos necesitan entrenamiento y la tensión de la competición es esencial" apuntan los hermanos que agradecen el esfuerzo de la Federación de Pelota de Castilla y León al organizar la liga que se ha celebrado durante los últimos meses y que ha ganado Cabrerizo II (Luis Cabrerizo) unto con su compañero Curto. En enero ha arrancado el Campeonato de España y Soria ha llegado rodada gracias a este Club y sus componentes.

Comentarios...