Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El reto de pagar con tarjeta en el 2021

El reto de pagar con tarjeta en el 2021

CONSUMO
Actualizado 01/02/2021 12:12
Atención al consumidor

Atención al Consumidor, en su primera colaboración con Soria Noticias, nos cuenta los problemas que muchos usuarios y comercios están sufriendo ya, y que muchos vamos a sufrir en las próximas semanas, después de que la UE haya decidido llevar a las compras presenciales las comprobaciones de las compras "online".

Es un hecho bastante insólito, pero que se repite estos días con una frecuencia alarmante. Acudes a tu tienda habitual (esas “de toda la vida” que tanto nos gustan), para comprar una simple barra de pan. Siguiendo las recomendaciones sanitarias decides pagar con tarjeta, pero… ¡algo falla!. El código de seguridad (PIN) es el correcto, dispones de saldo más que suficiente e, insistimos; estás en un comercio de total y absoluta confianza. ¿Qué está pasando?.

El 1 de enero de éste 2021, entró en vigor un nuevo protocolo de seguridad auspiciado por la Unión Europea llamado “SCA” (“Strong Customer Authentication”), en la lengua de Cervantes “Autenticación Reforzada de Clientes”, una de ésas ideas aparentemente prometedoras… que, “inexplicablemente”, ha acabado convirtiéndose en un auténtico dolor de cabeza para Consumidores, Comercios y hasta Entidades Bancarias. A éstas alturas más de uno se estará preguntando “¿pero eso me va a afectar a mi?”. Amigo/a Consumidor/a… ¡Dalo por hecho!.

La tormenta perfecta.

¿Para qué negarlo? Comprar en Internet sigue dándonos cierta congoja y usar “On Line” nuestra tarjeta de crédito… aún más. Para evitarlo la Unión Europea creó una normativa (ellos lo llaman “regulación”) denominada PSD2 (“Payment Service Providers”), con la que hacer más seguros los pagos electrónicos. La idea surgió hace ya unos cuantos años; concretamente en 2007 y – en un mundo perfecto - tenía que haber entrado en vigor plenamente en enero del 2018, pero las circunstancias…. Casi nunca acompañaron.

La aparición del Coronavirus, las correspondientes restricciones a la movilidad, el cierre de muchos comercios (a veces de forma definitiva), el salto masivo a las compras “On Line”, la saturación de las pasarelas de pago y ésa recomendación de usar de nuestras tarjetas como método de pago “higiénico”, provocaron que ésta puesta de largo de los nuevos protocolos de pago tuviera que posponerse… ¡hasta el 1 enero de 2021!. Y sí, en ése momento se sembró el caos. Pero bien.

En Internet… y en la tienda de la esquina.

A partir de ésa fecha, y gracias al proveedor - casi único - de pasarelas de pago Redsys, todas las tiendas On Line que operan en Europa nos obligan a realizar la siguiente “coreografía”: primero cursar el pedido en la tienda virtual, al ir a pagar, toca entrar en tu “Banca On Line” para confirmar el intento de compra. Aceptar. Y cuando crees que todo ha acabado,¡ aún falta introducir una clave que llega a tu móvil para certificar que sí, que lo quieres!, ¡que has sido tú!… y que también empieza a menguar peligrosamente tu paciencia. Básicamente ésta es la “Autenticación Reforzada”, un proceso que la mayor parte de los Consumidores ó bien desconoce… ó bien no sabe manejar con fluidez (a día de hoy, ¡ojo!).

Ésta falta masiva de formación e información al Consumidor, según la consultora internacional CMSPI generará, en Europa a lo largo del 2021, unas pérdidas cercanas a los 20.000 millones de euros… ¡sólo! en compras On Line, pero aún hay más….

La idea era hacer extensivo éste peculiar modelo de seguridad a las compras presenciales, las que hacemos en persona, en la tienda…. en el supermercado, en tu ferretería de toda la vida. Sin embargo, ésta debacle previa en el “mundo on line” hizo más que recomendable el adoptar una moratoria para “salvar” las rebajas de enero y, con ello, aliviar el duro varapalo económico que están sufriendo muchas empresas, tiendas, comercios….

Pero el tiempo se acaba y ahora les toca a los establecimientos de “a pie de calle” lidiar con ésa prometedor a normativa PSD2. Es necesario adaptar datáfonos (el aparatito con el que pagamos usando la tarjeta) conocer las normas, los límites y poder explicar al cliente el motivo por el que no puede pagar una compra por importe de 30 céntimos: “has realizado 5 operaciones sin el nuevo protocolo de autenticación…. Y ya no nos admite tu tarjeta”.

¿Nuestro consejo?. Comerciantes, Consumidores, Empresarios (“on line” y “off line”) y demás agentes comerciales… toca pasar por la entidad bancaria, hablar con un gestor habitual (“de carne y hueso”) y actualizar nuestra “banca digital” personal (lo sé, tampoco a nosotros nos entusiasma), el datafono ó la pasarela de pago… si somos un comercio que opera en Internet. En Atención al Consumidor estamos preparados para daros una asistencia inicial pero, mucho nos tememos, que la conversación con el gestor bancario para que adapte vuestra situación personal ó profesional a éste nuevo escenario “PSD2”… va a ser inevitable.

Curioso, ¿verdad?, en mitad de la era digital, las compras On Line y el Big Data, tenemos que recurrir al trato “de persona a persona”, al factor humano, para poder arreglar el desaguisado tecnológico que vamos a empezar a padecer los Consumidores a partir de éste mes. Y sí; tampoco es tan mala idea recuperar el tradicional recurso del “¿me lo fías?” para poder llevar finalmente ésa necesaria barra de pan a casa si la tarjeta en algún momento se nos subleva. Que lo hará.

Sobre Atención al Consumidor

Atencionalconsumidor.com es una iniciativa de emprendimiento social con casi una década de vida, que da asistencia a aquellos Consumidores que no logran obtener cobertura por los cauces habituales. Gracias a ésta labor recibimos en el año 2015 el premio al Mejor Emprendimiento Social en España (BBVA + Cives Mundi) y el reconocimiento de la Unión Europea (a través de su programa Social SEIP), Microsoft (programa BizSpark) ó del Gobierno de España (Red Innpulso). Sin embargo, lo que más nos enorgullece es que más de 100.000 usuarios han decidido confiar en nosotros y en nuestro servicio asistencial basado en un modelo Consumo inclusivo, Sostenible… y Social.

Comentarios...