Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Valcárcel : “Luchar contra la despoblación no tiene que ver con bailar la jota o mantener las tradiciones”

Valcárcel : “Luchar contra la despoblación no tiene que ver con bailar la jota o mantener las tradiciones”

REPORTAJES
Actualizado 31/01/2021 16:42

Ramón Luís Valcárcel (Partido Popular) celebra que la lucha contra la despoblación sea ahora un asunto de estado. Lamenta que durante años “haya sido más una cosa folclórica” y celebra que, por fin, haya dinero.

El vicepresidente del Parlamento Europeo, Ramón Luís Valcárcel, fue el designado por el Partido Popular comunitario para representar sus posturas en la negociación de los reglamentos de los fondos FEDER. Es, por tanto, una de las voces en español más autorizadas para hablar sobre esta negociación y sobre cómo se logró incluir una referencia específica a la despoblación.

Tras casi 20 años como presidente de la Región de Murcia y otros 7 con altos cargos en las instituciones comunitarias, atiende telefónicamente a Soria Noticias desde Bruselas. Estos 7 años le han servido para empaparse de un “problema”, el de la despoblación, que era completamente ajeno a su realidad como presidente autonómico de una de las comunidades más densamente pobladas.

Valcárcel se muestra satisfecho porque, aunque aún se desconoce el texto definitivo aprobado por el trílogo, sabe que este “en definitiva se continúa el trabajo que ya emprendidos en el Europarlamento”. La referencia a la despoblación la califica como “absolutamente positiva” por razones cualitativas y cuantitativas. “Es la primera vez que aparece el concepto despoblación”, celebra.

El vicepresidente de la Eurocámara explica que “en Bruselas hay que negociar con el cuchillo entre los dientes, porque cada país tiene sus legítimos intereses y todo el mundo los defiende”. Se trata de negociaciones complejas donde en ocasiones se dejan de un lado las diferencias ideológicas en función de los intereses estatales.

En este sentido la lista de reconocimientos que han hecho posible este es amplia y el popular la inicia con dos socialistas; la eurodiputada Iratxe García y Carlos Martínez. “El alcalde de Soria es una persona que mostró compromiso e interés desde el minuto 1”, señala y destaca también el papel de Juan Vicente Herrera, anterior vicepresidente de la Junta, quien “no solamente mandaba efectivos a Bruselas para trabajar este tema, sino que el mismo se presentó en muchas ocasiones aquí”. Destaca Valcárcel que “a Bruselas hay que venir con papeles, como hacía Marimar Angulo cuando era senadora y que “supo hacer su tarea de manera absolutamente impecable”. Al trabajo político suma el del catedrático Francisco Murillo. “Me he visto muy arropado por estas personas, con la seguridad de que lo que estaba haciendo es por el interés de España”, señala.

Valcárcel señala que ahora el Gobierno de España es quien “debe hacer un esfuerzo de generosidad importante”. “Un esfuerzo que es justo”, recalca porque “sin infraestructuras es absolutamente imposible asentar y ya no digamos atraer población”. Por ello lamenta que “hasta ahora generalmente el dinero comunitario era utilizado por los Gobiernos para menesteres que poco tienen que ver con la naturaleza de esos dineros”.

La despoblación y Bruselas

Desde su posición de vicepresidente del parlamento europeo y con una amplia trayectoria política, Ramón Luís Valcárcel habla sobre la lucha contra la despoblación en el organismo comunitario. “En Bruselas gustan mucho las palabras, pero pueden pasar años hasta que se materializan en hechos”, reconoce y aunque el tratado de Lisboa incluía el artículo 174 considera que “Bruselas no ha estado muy concienciado con este tema”.

Esto ha cambiado porque “ahora figura en un reglamento y se discute y pelea sobre ello”. Señala que para las regiones ultraperiféricas Europa ha sido sensible “más allá de lo meramente económico”. Otro ejemplo, Canarias “tiene fondos e incentivos de mil maneras”, explica. Por ello pide incentivos para luchar contra la despoblación que vayan más allá de los fondos comunitarios. El popular es optimista y ejemplifica: “Había que crear un tren y lo creamos. Ahora lo hemos puesto sobre las vías y falta solo que comience a andar”.

“A mí me llamó la atención el poco interés que se ha mostrado por la despoblación en instituciones europeas y nacionales de diversos niveles”, analiza haciendo memmoria. Una crítica “acida”, reconoce, aunque señala que nunca ha tenido problemas en decir lo que piensa. Valcárcel es de esos políticos que se moja y que no tiene remilgos en contar sin rodeos las cosas como las ve. Desde 2018 “leo papeles en todos los sitios y todo el mundo habla sobre despoblación, pero parece algo más folclórico que otra cosa”.

“Luchar contra la despoblación no tiene que ver con bailar la jota o mantener las tradiciones”, incide y lamenta que durante años “se haya hablado mucho y hecho poco”. Considera que “había demasiada hipocresía, bastante frivolidad y escaso interés real”. Su mensaje final es optimista. Optimista y pragmático: “al final lo importante es el dinero”. Y ahora hay dinero.

Comentarios...