Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Entrevista a Cardelina: "La música tiene futuro en el medio rural, puede ser una salvación para los que nos quedamos"

Entrevista a Cardelina: "La música tiene futuro en el medio rural, puede ser una salvación para los que nos quedamos"

NOTICIAS DE DURUELO DE LA SIERRA
Actualizado 07/02/2021 22:04
Encarna Muñoz

Rosana Abad atiende a Soria Noticias desde su rincón en el mundo, Duruelo de la Sierra.

La cardelina es un pequeño jilguero que entretiene con su humilde canto los montes de la provincia de Soria. También es el nombre del último proyecto musical de la durolense Rosana Abad, que combina conciertos con clases de música ejemplificando la verdadera apuesta por el mundo rural. Ha canalizado la angustia, preocupación e impotencia ante el coronavirus dando forma a su nuevo disco y reconoce que la pandemia le ha obligado a crecer.

Pregunta: Cardelina, un nombre elegido y muy pensado. Cuéntenos.

Respuesta: Me gustan la naturaleza y me apasionan las aves. Me siento muy feliz cuando estoy en el monte y, afortunadamente, vivo en un pueblo, por lo que estoy acostumbrada a disfrutarla. El jilguero es un pájaro que me gusta especialmente, es humilde y sencillo y su canto es muy bonito, aunque no llega a ser el de un ruiseñor. Me veía identificada con él porque yo también, de forma humilde, estoy haciendo mi luchita. Aquí en Duruelo al jilguero se le llama colorín, pero tengo un amigo que lo llama cardelina. Una semana sucedió algo con un jilguero y supe que mi nombre debía ser ese.

La guitarra siempre acompaña a Rosana Abad. /Fotografía de Laura Antón.

P: Define su lucha como humilde pero tiene una larga trayectoria musical a sus espaldas. Ha tocado en todas partes.

R: En Soria he tocado en todo los sitios menos en el Palacio de la Audiencia. Y fíjate, en marzo me estreno allí. Después de varios proyectos musicales la vida me llevó a tocar en la calle, donde surgió la actual Cardelina.

P: ¿En la calle?

R: Sí. Había terminado un proyecto discográfico con unos amigos y tenía ganas de volver a tocar. Además, era una época en la que cada vez había más limitaciones para hacerlo en la calle y me daba tristeza. Yo creo que la calle debería estar abierta a todos, es muy enriquecedor tocar en la calle y se producen muchísimas cosas allí. Me decidí e hice un tour por Portugal.

P: Y Cardelina nació en tierras lusas. Un proyecto personal, pero con ayuda.

R: Cardelina soy yo y mis circunstancias, aunque en alguna ocasión seamos dos sobre el escenario. Me ha echado una mano muy grande un amigo, he grabado en su estudio y ha producido los temas. Él me acompañará en algunos directos.

P: Sobre el escenario, ¿es mejor estar acompañada?

R: Se enriquece el directo, se pasa mejor, se disfruta más... Suceden cosas muy mágicas cuando la música es compartida.

P: Dicen que Cardelina crea y toca música con sabor a otros tiempos.

R: Tiempos que no son la Edad Media ni el Renacimiento (bromea). Tengo predilección, y es mi influencia mayor, por la música que se publicó a finales de los años 60 y comienzos de los 70. Por aquel entonces hubo una explosión de grupos de folk, country, conjuntos que se apoyaban en muchas armonías vocales. Sus letras hablaban de la paz y de temas que no han dejado de estar de actualidad. Me identifiqué mucho con esta música y sigo escuchando los mismos vinilos aunque he ido ampliando grupos y artistas. Mi música sabe un poco a nostalgia, tiene un toque de tiempos que no he vivido pero he percibido.

P: Y siempre la veremos acompañada de su guitarra.

R: Siempre. Estudié flauta en el conservatorio pero la guitarra la veía como una manera de acompañarme armónicamente. Intento seguir aprendiendo porque espero poder tocar el piano un poco mejor y me encantaría aprender a tocar el banjo. Pero hay que ser realistas e igual me tengo que conformar con seguir aporreando la guitarra (ríe).

P: Combina los conciertos con las clases de música. No es egoísta y comparte sus conocimientos.

R: Sí, doy clases de música en varios pueblos de Soria y Burgos. Me consta que muchos alumnos vienen motivados por la faceta del músico que hace conciertos y escribe canciones. A medida que pasa el tiempo descubro que aprendo mucho más de mí de lo que puedo enseñar. Me gusta dar clases, me motiva el intentar conseguir personalizarlas cada vez más. Hace algún tiempo estudié el máster de Musicoterapia y aplico mucho de ello en las sesiones. Mi objetivo es lograr el equilibrio entre conocimientos y pasión. Más que aprendan a leer en clave de fa busco que aprendan a vivenciar la música, a desarrollar su musicalidad y que puedan experimentar.

P: Ha apostado por su pueblo, Duruelo de la Sierra. ¿Tiene la música futuro en el medio rural?

R: Creo que más que nunca. La música puede ser una salvación para los que nos quedamos, para los niños que buscan conocerla. He podido comprobar por mi experiencia que la cultura se mueve en los pueblos, yo donde más toco es en núcleos rurales. La idea de que en un pueblo no hay de nada es errónea, pero también tenemos que proponer iniciativas, participar y analizar qué es lo que puede ofrecer cada uno. No creo que un pueblo sea algo limitador a la hora de desarrollarse. En Duruelo hay unos 40 alumnos escolarizados y te aseguro que más de la mitad vienen a mis clases.

P: Y, ¿tiene el medio rural futuro?

R: Para mí el medio rural es el futuro. La pandemia lo ha puesto de manifiesto. En un pueblo se vive más, la vida social es más intensa y todo sucede más lento. Solo veo ventajas.

P: El Covid ha afectado al sector musical de forma terrible. En su caso, ¿cómo lo ha hecho?

R: Ha afectado totalmente. Mi época de conciertos abarca desde finales de primavera hasta el final del verano. En 2020 solo pude dar 3 conciertos. Lo viví con impotencia, angustia, incertidumbre y preocupación. La profesión del músico no está asentada y nos hemos quedado en el limbo.

P: Con todos esos sentimientos que describe, lo sorprendente es que pudiese crear.

R: Cuando más inspirada estoy, o me siento con la necesidad de escribir algo, es cuando estoy en un momento emocional especial. He conseguido canalizar todas estas emociones porque empecé a escribir en el confinamiento. El disco me ha servido de catarsis. Considero que no sirve de nada lloriquear todo el rato, lo mejor es prepararte para volver y poder hacerlo en mejores condiciones.

P: 'What we had' ya es una realidad.

R: Ha salido un disco, lo que no pensaba. El proyecto ha ido creciendo sin esperarlo y ya tengo fecha de presentación.

P: Su iniciativa de un crowdfunding ha resultado.

R: Lo puse en marcha hace una semana para poder publicar el disco y no ha dejado de sorprenderme. Lo publiqué en mis redes de forma muy casera y se ha compartido muchísimo. La verdad es que viene muy bien porque reúnes gran parte del dinero de las ventas cuando realmente lo necesitas, la grabación. Ha ido tan bien que ya tengo recaudado la mitad de lo necesario.

P: El disco todavía tenemos que escucharlo pero la portada podemos decir que es espectacular.

R: Eva Carballares es una artista. Las palabras para describirla se me quedan cortas. Me gusta mucho su arte y me gusta mucho ella. Le pedí el favor de que realizase una acuarela para la portada de mi nuevo trabajo y cuando la ví... es increíble. Cuesta creer cómo trazos tan difusos puedan tener tanta definición. Es espectacular.

Portada de 'What we had', elaborada por Eva Carballares.

P: En resumen, Cardelina arranca el 2021 con una sonrisa frente al panorama.

R: Para mí ha sido un año muy duro pero también muy revelador, de mucho aprendizaje. He crecido.

Comentarios...