Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La 'Casa de la chatarra': Recuperaciones De Miguel

La 'Casa de la chatarra': Recuperaciones De Miguel

CAPITAL
Actualizado 14/02/2021 21:44

Comprometida con el medio ambiente de Soria y el reciclado de residuos, esta empresa lleva desde 1985 recogiendo chatarras y otros materiales, incluyendo residuos peligrosos, en la provincia. Es la 'Casa de la chatarra', como dice el empresario José Ángel de Miguel Gómez, segunda generación de una familia dedicada "a dar nueva vida a los objetos".

Recuperaciones De Miguel lleva 31 años reciclando residuos, ayudando a mantener Soria más sostenible, más limpia. "La chatarra y los objetos no desaparecen, se transforman, se les da una vida nueva. Es como nacer y morir, el ciclo de la vida tiene una continuidad".

Así explica el empresario José Ángel de Miguel Gómez el sentido y el fin de su trabajo. "Somos gestores de residuos, y nuestra labor es fundamental en la sociedad, sin nosotros el planeta sería un enorme vertedero. Somos un valor sostenible, una esperanza para el futuro".

Este soriano, que con 20 años decidió dejar la comodidad de las oficinas de Montepinos para ser chatarrero, y que ahora cuenta con una relevante planta de recogida y reciclaje de residuos, lo tiene muy claro: le apasiona su oficio.

Reconoce que cuando empezó, la imagen del chatarrero era muy diferente, asociada a una profesión marginal, sucia, poco considerada. Sin embargo, José Ángel de Miguel recuerda sus primeros y duros años de chatarrero con "cariño", recogiendo cartones y chatarra por todos los pueblos, porque es lo que quería, seguir los pasos de su padre, José de Miguel Márquez, que también fue chatarrero en Soria. "Incluso recogió papel y cartón en Burgos, donde iba con una burra y un carro; y también en el País Vasco, desde donde mandaba a Soria el cartón en tren", señala.

Hoy, Recuperaciones De Miguel S.L. ha terminado con esos mitos peyorativos que pudieran existir sobre los chatarreros, y es una empresa de reciclaje ejemplar, muy consciente del valor añadido que aporta a la sociedad, y del beneficio que genera al medio ambiente. "Evidentemente, no somos una ONG, sino una empresa, pero sabemos de que más allá de una cuenta de resultados, hay un compromiso social", señala José Ángel.

"Junto a los clientes principales, como son empresas y talleres que nos traen sus residuos, también vienen personas que lo están pasando mal, algunos inmigrantes, que tratan de encontrar un sustento en la recogida de chatarra. Y para nosotros son un cliente más".

El volumen de reciclaje de Recuperaciones De Miguel es de unas 4.300 toneladas anuales, de chatarras, metales y residuos peligrosos, "puesto que se recicla prácticamente todo".

Esta industria soriana, ubicada en el polígono Las Casas, y con ocho trabajadores, dispone de varios espacios diferenciados, donde se recepciona el material, se selecciona y se clasifica, para luego llevarlo a las fundiciones y plantas especializadas donde se completa el reciclaje.

El ámbito de actuación es, principalmente, la provincia de Soria, y los proyectos y objetivos de Recuperaciones De Miguel es "seguir trabajando y colaborando en el reciclaje de los residuos de Soria, desde una empresa humilde, como somos nosotros".

RASTRO Y RECUERDOS

La chatarra que se recoge va dejando el rastro del desarrollo de Soria, y el cambio que se ha producido en los pueblos, en el ámbito del medio rural. Por ello, De Miguel comprende el valor sentimental y el esfuerzo que supone desprenderse de un material que no sirve para nada, pero que a veces está muy ligado al trabajo y a la vida de las familias. Son huellas y recuerdos que están ahí.

Sin embargo, también destaca la importancia de retirar los residuos y las chatarras, que en muchas ocasiones se guardan en malas condiciones y que son un problema medioambiental y un estorbo. Las limitaciones de una provincia como Soria, con una actividad industrial y una población escasa, es un hándicap para la actividad del reciclado de residuos.

Asimismo, José Ángel de Miguel recalca que la compleja y cada vez más exigente normativa medioambiental, también dificulta el trabajo en el sector del reciclaje de residuos y chatarras. Eso sí, la fuerza de un emprendedor como De Miguel ayuda a que Soria tenga una planta de reciclaje ejemplar, que el pasado año celebró su 30 aniversario.

"La pandemia impidió celebrarlo como nos hubiera gustado", apunta, pero la realización de un corto 'La casa de la chatarra', que puede verse en youtube, deja muy claros los valores y la profesionalidad de esta empresa familiar soriana.

La actividad de Recuperaciones De Miguel va de dar un nuevo enfoque a la manera de vivir y de ver el mundo, que implica más concienciación por el reciclaje. Sus servicios -actualizado y especializado- son la recogida y gestión de chatarras, metales, residuos peligrosos o baterías.

Comentarios...