Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Sabrothers: así son los sorianos que revolucionan las redes a través de sus críticas gastronómicas

Sabrothers: así son los sorianos que revolucionan las redes a través de sus críticas gastronómicas

REPORTAJES
Actualizado 20/02/2021 09:18

Alfredo y Ricardo son dos hermanos de Soria y hace algunos años empezaron a subir críticas ácidas sobre los restaurantes que visitaban. Ahora tienen cerca de 18.000 seguidores en Instagram.

Se llaman Alfredo y Ricardo Martínez Muñoz. Son de Soria, “de toda la vida”. Tienen 26 y 24 años, respectivamente y la friolera de 18.000 seguidores en Instagram, una red social cuya función principal es compartir fotografías y vídeos con otros usuarios. A través de ella, llevan a cabo críticas gastronómicas ácidas, en las que recomiendan (o no) establecimientos que visitan o han visitado a lo largo y ancho de todo el globo terráqueo, bajo el ‘pseudónimo’ de Sabrothers.

“Todo empezó gracias a mi colección de tarjetas de restaurante”, comenta Ricardo a este diario, al otro lado del teléfono. “Me dije, por qué no ordenar las tarjetas y crear un Excel. Así que llevé a cabo un documento en el que incluía el restaurante, precio, valoración, la calle donde estaba, con quién ir, etcétera de todos los sitios que visitaba. Criterios que establecían muchas categorías esenciales, para mí, a la hora de evaluar la experiencia en un restaurante o bar y poder ir filtrando en función de lo que necesitaba”, añade. Al darse cuenta de que este Excel despertaba el interés de amigos y familiares, los hermanos se plantearon ir un paso más allá: plasmarlo en redes sociales para que todo el que quisiese pudiese recurrir a las recomendaciones gastronómicas que ellos proponían. De esta forma, en 2017 nacía Sabrothers. “Nuestro objetivo con este proyecto”, puntualiza Ricardo, “era dar a conocer sitios que consideramos espectaculares y que no tienen la fama que se merece”.

De cara al futuro lo que más les gustaría sería hacer una web, para poder mapear todas estas localizaciones y que el usuario, a golpe de click, pudiese acceder a los establecimientos que recomiendan los hermanos: “Al final Instagram es muy útil pero limita mucho en ese aspecto. En una web puedes categorizar de mejor forma filtrar por precio, zona, tipo, etcétera”, sostiene.

La red social

Instagram, entre otras cosas, aporta mucha visibilidad. Tal es así, que muchas marcas hosteleras y agencias de marketing y comunicación se ponen en contacto con perfiles relevantes, de cara a que puedan dar a conocer su comida y servicios a través de las redes sociales. Ricardo y Alfredo comentan que reciben muchas invitaciones a eventos con Sabrothers, “hemos tenido la oportunidad de poder ir a un montón de sitios: catas de aceites, a cocinar comida peruana, a una bodega a hacer la vendimia… Es muy divertido y conoces a muchísima gente”, sostiene Ricardo con ilusión. De cualquier manera, los instagrammers los tienen claro: “Nunca daríamos una buena valoración a un establecimiento porque, simplemente, nos invite a un evento. Si no nos gusta muchas veces preferimos no subir nada, en vez de subir una crítica negativa y perjudicar al sitio en cuestión”, subraya el primogénito. “A veces sí hemos recibido alguna queja o reclamo para que colguemos algo en nuestras redes. Recuerdo una vez que el dueño del local estaba muy en desacuerdo con una mala crítica que hicimos, pero es que bajo nuestro criterio el sitio no cumplía con nuestras expectativas, y así lo plasmamos”.

Soria gastronómica

Aunque ambos hermanos estudiaron Derecho y ADE, reconocen que su verdadera pasión es la gastronomía, y que ser de Soria tiene algo que ver con ello. “En Soria se come bien. También es cierto que no hay tanta variedad como en Madrid o Barcelona. Que tiramos más hacia lo sobrio y lo tradicional, pero la gente que lo sabe hacer, lo hace bien. Un gran ejemplo de ello es el trabajo de Óscar García, que para mí es un referente absoluto en el sector. Por otro lado, están otros sitios como El Kiosko, el Trashumante, el Ventorro, Casa Vallecas o incluso modelos de negocio que no tiene nada que ver, como el de La Casa del Guarda, en Valonsadero. Todos ellos, establecimientos que a nivel calidad-precio están muy bien. En realidad, Soria es una provincia que da opciones gastronómicas bastante buenas”, puntualiza. También añade que, si tuviese que poner una pega a la hostelería soriana, esta estaría más enfocada en el tema del servicio. “Yo veo muchas terrazas en las que te sientas y te sirven con rapidez, locales en los que hay que repetir muchas veces las cosas, que a veces se les olvida, que en ocasiones las tapas que se sirven son muy escasas. Creo que el trato podría mejorarse en algunos aspectos”.

También tiene claro que el hecho de que en la provincia escasee la variedad, reside en la despoblación: “Madrid y Barcelona son dos ciudades que están a otro nivel, pero porque son más grandes. No son especiales por nada más. De hecho, también son muy castizos. Solo hay que ver establecimientos de toda la vida, como Casa Lucio o La Bola. Al final tienes tantísima población que hay gente para todo. Presupuestos grandes y bolsillos pequeños. Sirvas el tipo de comida que sirvas: mexicana, japonesa, peruana, etcétera, seguramente consigas llenar la sala. Pero eso en una ciudad de 40.000 habitantes es imposible. Es como todo negocio, la oferta gastronómica al final se adapta a lo que hay”.

La hostelería en CYL

Comenta Ricardo que le parece mal que la hostelería esté sufriendo tanto durante la pandemia. “Hay estudios que demuestran que la incidencia en restaurantes es mínima. Entiendo que al final los bares y restaurantes son sitios donde hay contacto e interacción social, pero toman todas las medidas anticovid que tienen que tomar. Además, hay otros sitios donde la gente también puede contagiarse: polideportivos, iglesias. No digo que no tengan que controlarse aforos o que las discotecas sigan abiertas. Sin embargo, sí considero habría que encontrar un punto medio. Es un debate complicado, pero hay que tomar medidas pensando también en la economía, porque mucha gente depende de la hostelería para comer y no se está teniendo nada de empatía en estos casos”.

Desde su punto de vista, algunas de las restricciones que ha sufrido este sector desde el inicio de la pandemia se han establecido porque “de cara a la galería son muy efectivas. Al final somos el país con más bares y restaurantes del mundo, y hacemos mucha vida en esos locales”.

Comida a domicilio

Una de las novedades que ha traído consigo esta nueva forma de vida tras la covid-19 ha sido el auge del delivery (pedir comida a domicilio). “De la necesidad se hace virtud”, matiza Ricardo, “y restaurantes que nunca lo habían utilizado, como los ‘de toda la vida’, están empezando a implementarlo porque ven que es la única forma de llegar a sus clientes”. De esta forma, sostiene que negocios como El MENA o “han sabido hacerlo muy bien”, implementando esta nueva forma de ‘dar comidas’. “Al final, todos se darán cuenta de que el delivery ha llegado para quedarse. Con esto no quiero decir que Soria se convierta en la ciudad de la comida a domicilio, pero sí que habrá opciones distintas a Telepizza o Domino’s Pizza, como El Kiosko u otros establecimientos nuevos que no tardarán mucho en hacerlo”.

Cuenta también que alrededor de la comida a domicilio ha surgido un concepto solidario tras la pandemia. Una comunión entre establecimientos incompatibles a nivel gastronómico. “Hay un restaurante japonés muy purista en el barrio de Chamberí. Se llama Kappo. A su lado hay un bar muy pequeño, de toda la vida, El Doble, muy similar a El Felix’s o El Iruña”. Como El Doble no puede prestar este servicio porque no tiene tantos pedidos a domicilio y no le saldría a cuenta, “Kappo ha comenzado a ofrecer comida de El Doble en su aplicación, para que el pequeño bar siga teniendo clientes de alguna forma y no tenga que cerrar. No sé si en Soria esto está sucediendo ya, pero me parece una idea muy bonita, la de unir sinergias de esa forma ante la adversidad”.

Comentarios...