Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Vacunación en los pueblos: O vienes o te quedas sin ella

Vacunación en los pueblos: O vienes o te quedas sin ella

PROVINCIA
Actualizado 21/02/2021 22:55

La campaña de inmunicación contra el coronavirus se centra ahora en personas con minusvalía en grado 3, y en muchos casos se trata de personas que requieren un medio transporte especial que viven distantes del centro de salud. El fármaco no es administrado a domicilio.

Una lectora de Soria Noticias se ha puesto en contacto en esta redacción para mostrar su indignación por los protocolos establecidos en las vacunaciones que se están llevando a cabo en el medio rural soriano. Concretamente en la zona básica de salud de Gómara, donde hace en torno a diez días han comenzado a concretar citas para acudir a recibir la primera dosis para personas con minusvalía de grado 3.

La cuestión es que en esta área, al igual que ocurre en toda la provincia, una población envejecida y una movilidad reducida en lo físico de las personas mayores -y un buen número de núcleos de población- está impidiendo que la vacuna sea administrada a quienes requieren de un transporte especial para llegar hasta el centro de salud. El fármaco, según los protocolos, no se aplica a domicilio.

Es el caso de Anselmo Fuentelsaz, de 85 años que vive en Serón de Nágima. Según describe su hija Teresa, ella se ve en la imposibilidad de trasladar a su padre hasta Gómara, distante unos 15 kilómetros, ya que "no es posible que pueda entrar en un coche", por lo que requiere un vehículo acondicionado para este tipo de viajes. Y según las medidas establecidas, la única solución es hacer acto de presencia en el centro sanitario donde ha sido convocada la cita. De lo contrario "te quedas sin vacuna".

"Leí que en Madrid se ha dispuesto un servicio a domicilio. Si lo pueden hacer allí, ¿por qué aquí no?", reseña Teresa, quien confiesa la "impotencia" que provoca que personas mayores como Anselmo estén impacientes para ser inmunizadas y, por el contrario, no se hayan articulado mecanismos para llevar a efecto este procedimiento sanitario. "Me indicaron que no pueden venir a casa ni tampoco poner una ambulancia para llevar a mi padre", recalca, pero añadiendo la salvedad en la que un día a la semana, un vehículo de este tipo, dentro de la zona básica de salud, recorre las distintas localidades integradas en la misma para transportar hasta Gómara a los usuarios que requieren analíticas. "Esto se puede hacer, pero con la vacunación, no", lamenta.

Ante este panorama, Teresa ha descrito que en familias como la suya "con mi tío que tiene grado 2 y mi madre con Alzeimer", la cosa no pinta bien para conseguir la inmunidad contra el virus. Por ello, ha pedido que sean contempladas este tipo de situaciones y adecuar los recursos disponibles a las necesidades de los pacientes, sin dejar a un lado la atención domiciliaria. "Ahora, si no te estás muriendo, el médico ni viene a casa", concluye.

Comentarios...