Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Consumo y reciclaje profesional: Covid y ‘matrículas Cofidis’

Consumo y reciclaje profesional: Covid y ‘matrículas Cofidis’

CONSUMO
Actualizado 10/03/2021 10:03
Atención al consumidor

Tras cumplirse un año de la extensión de la pandemia el Consumidor en España aún debe bregar con numerosas dudas…. y una certeza: la nueva situación económica obliga a realizar cambios en nuestra labor profesional y, en ocasiones, incluso un reciclaje completo. Asumir ésta nueva necesidad es todo un reto: laboral, personal, académico… y económico.

Cambiar de coche, reformar la cocina, ó ¿por qué no?, realizar ése viaje con el que llevábamos años soñando eran los principales objetos de deseo del Consumidor Español. Motivos por los que apurar la economía familiar hasta el límite ó, en numerosos casos, recurrir a un préstamo. La situación, lamentablemente, ha cambiado, y ahora las prioridades son ahora otras.

EREs, ERTEs, despidos, bajas incentivadas y, en definitiva, la destrucción de miles de puestos de trabajo, ha generado en el Consumidor una nueva necesidad: la de volver a formarse, reciclarse, acceder “por otra puerta” al mercado laboral. Una pretensión que, pese a ser acuciante, no suele resultar precisamente económica.

Las empresas del sector financiero lo saben, incluso han desarrollado (y promocionado abiertamente) líneas de crédito específicas para nuestra formación, es lo que en el sector ya se conoce como “matrículas Cofidis” al ser ésta empresa una de las primeras en ofrecer y publicitar éste nuevo tipo de subvención.

Regresan las Tarjetas Revolving

Sin embargo, entre el amplio abanico que se muestra ante nosotros para financiar ése necesario reciclaje laboral, conviven opciones perfectamente lícitas con otras que apuran la legalidad vigente ó que, sin ningún rubor, la transgreden ampliamente.

Una sentencia del Juzgado de Primera instancia número 9 de Zaragoza fue el primer resorte legal que puso freno a las llamadas Tarjetas Revolving: una fórmula de financiación que nos exigía intereses superiores al 28%, una cifra que – dentro de nuestro Ordenamiento Jurídico – puede incurrir en una posible figura de usura.

Las empresas de éste tipo de soportes ajustaron sus condiciones legales (…y crediticias) para evitar una auténtica cascada de denuncias y en Atención al Consumidor celebramos abiertamente ésa primera victoria. Pero poco nos duró la alegría; las nuevas necesidades financieras ligadas a la formación provocaron la resurrección de éste tipo de Tarjetas (aparentemente “ajustadas” a ésa nueva normativa) y con ellas una nueva vía de endeudamiento para el usuario.

La Ley de la Oferta y la demanda ha hecho el resto: los precios de las ofertas formativas se disparan, los perfiles que exigen las empresas se endurecen, el número de puestos de trabajos ofertados menguan y el Consumidor se ve obligado a bregar con ésta “tormenta perfecta” recurriendo a créditos.

….y también quienes hacen “novillos”

Por éste y otros motivos, no siempre la formación queda al alcance de todos los usuarios. La falta de tiempo, de recursos económicos… ó simplemente de ética, provoca que algunos Consumidores acudan a alguna de las numerosas páginas web y servicios que ofrecen falsos títulos de todo tipo, materia e índole.

El pasado mes, en Atención al Consumidor, denunciamos ante el INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad) la presencia de éstas webs. Desde la institución recibimos una preocupante respuesta: éstos entramados hunden sus raíces a tal profundidad, que nuestras Autoridades apenas tienen capacidad para actuar por las vías habituales ante ellos. Ó dicho de otro modo; que actúan con total y absoluta impunidad. ¿Es, por lo tanto, una solución viable para “tapar huecos” en nuestro Curriculum?. Ya os adelantamos que no.

Por todo ello, permitidnos una serie de consejos para que ésta nueva etapa académica sea llevadera… y digna del esfuerzo que tendremos que soportar:

  • El primer paso es elegir muy bien la oferta formativa; analizar bien nuestras necesidades, capacidades y confrontarlas con la actual demanda de mercado. Tal vez ése curso para empezar a hacer páginas web ¡en marzo de 2021!… nos llegue algo tarde.

  • En segundo lugar, es crucial comprobar las garantías que nos ofrece la empresa formadora: ¿tiene algún tipo de licencia ó acreditación oficial?, ¿vamos a recibir formación reglada?, ¿incluyen en su contratación cláusulas que nos cubran ante posibles restricciones como las derivadas del Covid?, ¿podemos homologar la formación recibida con algún título oficial?. Demasiadas preguntas, ¿verdad?, sí… pero muy necesarias para disponer de un mínimo de seguridad como Consumidores.

  • El tercer apartado es ¡casi! tan complejo como el anterior: la financiación. Es muy importante recabar distintas ofertas, comparar condiciones, tipos de interés, gastos adicionales… para evitar posibles sorpresas. En éste sentido contar con los servicios de un gestor ó un asesor puede ser un muy pequeño gasto que nos ahorre grandes disgustos.

  • ….y para todos aquellos que os hayáis planteado el “hacer trampas” y comprar directamente el título, tenemos muy malas noticias. Hacer esto vulnera tantos preceptos legales que no cabrían en un solo artículo. Algunos de ellos extremadamente graves como la falsedad documental, intrusismo profesional….etc. Pero, ¿sabéis cual es la más obvia de ésas consecuencias?: que nos van a pillar en apenas unos minutos. Empresas, Administraciones, Colegios Profesionales y otras entidades susceptibles de requerirnos tal titulación, tienen resortes para garantizar que realmente disponemos de ésa acreditación . Y os podemos asegurar que son tremendamente eficaces, con lo que tu nuevo (pero fraudulento) título pasará a ser un simple elemento de decoración ó atrezo a los 5 minutos de haberlo pagado.

Si ya es difícil volver ¡otra vez! a las aulas, hacerlo en éstas nuevas circunstancias hace que cobre aún menos atractivo; lo sabemos. Por ello, en Atención al Consumidor ponemos a vuestra entera disposición nuestros medios técnicos y humanos para evitar que ésta nueva aventura académica no se salde –incluso antes de empezar - con un rotundo “suspenso”.

Sobre Atención al Consumidor

Atencionalconsumidor.com es una iniciativa de emprendimiento social con casi una década de vida, que da asistencia a aquellos Consumidores que no logran obtener cobertura por los cauces habituales. Gracias a ésta labor recibimos en el año 2015 el premio al Mejor Emprendimiento Social en España (BBVA + Cives Mundi) y el reconocimiento de la Unión Europea (a través de su programa Social SEIP), Microsoft (programa BizSpark) ó del Gobierno de España (Red Innpulso). Sin embargo, lo que más nos enorgullece es que más de 100.000 usuarios han decidido confiar en nosotros y en nuestro servicio asistencial basado en un modelo Consumo inclusivo, Sostenible… y Social

Comentarios...