Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Cinco lagunas, y dos sorpresas, para disfrutar de la primavera en Soria

Cinco lagunas, y dos sorpresas, para disfrutar de la primavera en Soria

PROVINCIA
Actualizado 03/04/2021 19:58

La presente estación es el momento ideal para contemplar la explosición de la naturaleza en la geografía soriana.

Durante las semanas de primavera los paisajes sorianos experimentan una auténtica revolución. La savia vuelve a circular con fuerza por el interior de árboles y arbustos, las flores salpican prados convirtiéndolos en lienzos con todo tipo de variedades cromáticas y llega el momento de buscar pareja para múltiples especies. La vida se abre paso de nuevo y, además, llegan precipitaciones de las que no asustan, sino que se agradecen.

En abril, aguas mil. Y con el torrente de precipitaciones las lagunas de la provincia de Soria, permanentes o efímeras, se convierten en todo un espectáculo para el disfrute. Las hay famosas a nivel internacional y otras más desconocidas. Todas merecen la escursión. El paseo no defraudará.

Laguna Negra

No podía ser de otra forma. La Laguna Negra, de origen glaciar, debía ocupar el primer puesto de la lista por ser uno de los lugares más estremecedores y bellos de Soria. Ubicada a casi 2.000 metros de altura en plena sierra de los Picos de Urbión, está considerada uno de los escenarios más misteriosos de la geografía española.

La Laguna Negra se encuentra a 20 kilómetros de Vinuesa y se puede acceder en coche hasta el aparcamiento (a 2 kilómetros de distancia). A partir de ahí se puede caminar o coger un autobús que se habilita para la comodidad de los visitantes.

Si distrutas con el senderismo no dudes en preparar la ruta de ascenso hasta el Pico Urbión. Pasearás al borde de la Laguna Helada y la Laguna Larga, otros dos escenarios únicos. Además de las increíbles vistas, como premio puedes hacer un pequeño desvío para alcanzar el nacimiento del emblemático río Duero.

Laguna de Cebollera

Imagen extraída de la web elvalledelamantequilla.com/

Otra laguna soriana de origen glaciar es la de la Sierra de Cebollera, prolongación oriental de los Picos de Urbión. Espectacular es descubrir cómo se combinan a la perfección la piedra, el brezo, el agua y el cielo en un escenario único en cualquier momento del año.

Para alcanzar la Laguna de Cebollera es preciso llegar hasta Molinos de Razón (a 32 kilómetros de Soria capital). El acceso a la laguna en coche se realiza a través de una pista que se toma en Molinos de Razón, en la salida hacia Sotillo del Rincón (a mano derecha). Después de un par de kilómetros y varias curvas pronunciadas, se llega a un cruce en el que se puede aparcar el vehículo.

A partir de aquí se continúa a pie por la pista hasta que se llega una valla verde que impide el paso a los vehículos motorizados. Aquí la pendiente comienza a ser más pronunciada. Tras un par de kilómetros, se llega a la laguna, en un recorrido de apenas 3 kilómetros de distancia y 250 metros de desnivel positivo.

Lagunas de Rabanera

Imagen del club de senderismo Soria paso a paso.

El Ciego, la Pequeña y la Grande forman las lagunas de Rabanera. Son lagunas endorreicas, que evaporan en su superficie toda el agua que colecta de su cuenca hidrográfica, y su belleza es efímera. La primavera es el mejor momento para disfrutar de ellas pues, aunque la Grande pocas veces llega a secarse del todo, la Pequeña y el Ciego solo aparecen en momentos de acumulación de lluvias.

Se localizan a 23 minutos de Soria y en un lugar accesible en coche por lo que no hay excusas para convertirse en el plan perfecto de un fin de semana.

Laguna de Judes

La Laguna de Judes es una laguna de origen kárstico, ubicada en la localidad soriana de Judes, término municipal de Arcos de Jalón. Está considerada como el corazón del Lugar de Interés Comunitario de Los Sabinares del Jalón. Su origen determina que esta laguna aparezca y desaparezca según las circunstancias del clima. No obstante, el paraje donde se ubica es más que interesante y su visita agradable además de perfectamente accesible, pues varios senderos transitan muy próximos a sus "orillas".

Para visitarla, lo mejor es llegar hasta Arcos de Jalón y coger la carretera SO-P-3008 hasta Judes.

Laguna de la Serna

En Hinojosa de la Sierra encontramos otra de esas lagunas que aparecen y desaparecen según la ocasión, la laguna de la Serna. Esta se desecó hace décadas para uso agrícola y ganadero. Sin embargo, gracias a una acción de Soriactiva, de Caja Rural de Soria, se recuperó y se restauró. Esta laguna estacional se encuentra incluida dentro del Catálogo Regional de Zonas Húmedas de Interés Especial de la Junta de Castilla y León (Decreto 125/2001, de 19 de abril).

La Serna es un meandro abandonado deel río Duero, que se encuentra en sus inmediaciones, y que ocupa alrededor de un kilómetro cuadrado. Actualmente, las aguas que la cubren en invierno y primavera provienen de las crecidas provocadas por las sueltas de aliviadero del embalse de la Cuerda del Pozo. En verano, permanece seca y es aprovechada para pastos.

Embalse de Monteagudo

En una de las zonas más secas de la provincia de Soria destaca el embalse de Monteagudo de las Vicarias, en el río Nágima (cuenca del Ebro). Construido en el siglo XIX y reacondicionado en la década de los ochenta, ha originado una zona húmeda de gran interés para las aves acuáticas. Además, algunas zonas del embalse han sido acondicionadas y ahora cuenta con observatorio de aves, mirador panorámico o puestos de pesca.

Es cierto que ofrece unas bonitas vistas de agua durante todo el año pero la primavera es el momento idóneo para visitarlo porque se añade el atractivo de los almendros en flor de sus orillas.

La Mina Petra

A pesar de que muchos la conocen como el 'lago esmeralda' de Ólvega, la Mina Petra fue precisamente eso, una mina de hierro a cielo abierto. Su cierre en los años 80 otorgó a la zona uno de los paisajes más sorprendentes y curiosos de la provincia.

En coche y desde la capital se tarda 42 minutos en llegar hasta allí. Desde Ólvega hay que tomar la CL-101 y, a mano derechar, coger el Camino de la Mina. Se debe aparcar en el entorno de la Fuente de la Mina y caminar hasta el Mirador. El tramo es sencillo y accesible, merece la pena.

Comentarios...