Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Junta avanza en la restauración de dos retablos de Ontalvilla de Valcorba

La Junta avanza en la restauración de dos retablos de Ontalvilla de Valcorba

PROVINCIA
Actualizado 11/05/2021 16:51

La Consejería de Cultura y Turismo invierte 17.900 euros en estos trabajos cofinanciados con Fondos FEDER.

Este martes, la delegada territorial, Yolanda de Gregorio, ha visitado la iglesia de la Invención de la Santa Cruz, en Ontalvilla de Valcorba, del municipio de Alconaba, en la que la Junta de Castilla y León está restaurando, con un plazo de ejecución de tres meses, los retablos de San Miguel y de la Virgen románica. Junto a ella han estado el alcalde de Alconaba, Víctor Barca Lumbreras; el alcalde pedáneo de Ontalvilla de Valcorba, Javier Luis Hernández; el párroco, David Gonzalo Millán; el jefe del Servicio Territorial de Cultura y Turismo, Carlos de la Casa; y la restauradora Inmaculada Medina, adjudicataria de los trabajos, por un importe de 17.900 euros.

Esta intervención, cofinanciada con Fondos FEDER, se encuadra en el programa de la Consejería de Cultura y Turismo de actuaciones en bienes muebles y están siendo coordinados por el Servicio Territorial de Cultura y Turismo en Soria.

Yolanda de Gregorio ha destacado “el compromiso de la Junta de Castilla y León con las zonas rurales de nuestra provincia, en este caso a través del impulso de acciones de sostenibilidad de nuestro patrimonio cultural, consciente de la capacidad que este tiene para contribuir, junto con el patrimonio medioambiental, a la cohesión social Soria, pues garantiza un importante flujo de visitantes que ayudan a impulsar nuestros sectores económico y social”.

La Junta de Castilla y León ya acometió en esta iglesia una serie de obras de restauración en 2018, que se centraron en el coro, en el bajo coro, en las escaleras de acceso, el campanario y la adecuación de la instalación eléctrica, con una inversión de 46.347,84 euros.

Retablos de San Miguel y de la Virgen románica

El retablo de San Miguel está construido en madera de pino policromada y dorado con oro fino al agua. Consta de un solo cuerpo, que soporta un pequeño banco policromado con motivos vegetales seriados, que hace las veces de predela.

El único cuerpo aloja un lienzo que representa la escena típica de San Miguel Arcángel sometiendo al diablo, encuadrado en un marco de moldura sencilla dorado al agua, con dos pilastras estrechas que se adosan a columnillas, de base decoradas con talla de rombos seriados, fustes de canaladuras helicoidales y capitel corinto.

El retablo de la Virgen románica, al igual que el de San Miguel, es de madera policromada y dorada al oro fino, de un solo cuerpo sobre banco-predela, con decoraciones prácticamente perdidas en temple azul sobre pan de oro fino. Tiene un único piso dividido en tres pequeñas calles. La de la izquierda, enmarcada con dos columnillas, alberga una tabla divida en dos: la escena inferior con Santa Bárbara y la superior más pequeña con San Senén. La calle central acoge la talla de la virgen de madera reciclada de factura reciente, sobre la que no se actúa, y la calle de la derecha, con iguales características que la de la izquierda, representa a Santa Catalina en la zona inferior y a San Abdón en la parte superior.

La estructura sustentante estos dos retablos de Ontalvilla de Valcorba no es la más correcta, porque inciden elementos y pernos metálicos visibles con intervenciones anteriores no adecuadas y que en el caso de predelas merman la ventilación de los retablos. Las bases de columnillas, bordes de entablamentos, esquinas de capiteles y en mayor consideración sobre la estructura de la predela aparecen daños y gran cantidad de depósitos acumulados. También sufre ataques de xilófagos y la existencia de fisuras o aberturas llamativas entre las piezas y paneles de los retablos, así como la rotura o daños serios en los listones que conforman las hornacinas.

Para la restauración de ambos retablos se está procediendo a su limpieza superficial, tanto delante como detrás de los mismos, en la medida que el desmontaje parcial lo está haciendo posible sin producir daños.

Se protegerán las zonas susceptibles de sufrir pérdidas o desprendimientos mediante el uso de láminas de papel japonés y cola orgánica en los policromados. La madera se tratará con impregnación de productos curativos antixilófagos y se consolidarán los elementos de los retablos con consolidantes acrílicos, tanto por impregnación como por inyección, para subsanar defectos de asentamiento sobre banco de obra y encuadres ornamentales.

Posteriormente se procederá al asentado de la capa de preparación y de la película pictórica, previa protección de dorados, con la eliminación de repintes, limpiezas y protección de dorados con barniz de retoque extrafino, y al estucado y nivelado de faltas de arquitectura y la reintegración de volúmenes perdidos con resina epoxi, con posterior reintegración pictórica y barnizado final suave.

Comentarios...